Con solo 11 años esta niña ayuda a dos extraños después de un traumático accidente

Por La Gran Época
20 de Enero de 2019 Actualizado: 21 de Enero de 2019

Una complicada colisión con un camión con cisterna de agua podría haber sido fatal para dos trabajadores que fueron golpeados en el camino a su trabajo el 17 de julio pasado. Por suerte, el camión chocó con su remolque, no con su vehículo, y lo que parecía un “día terrible” dio un giro alentador cuando los dos selladores de asfalto fueron visitados por una niña muy considerada y sus dos perros.

Fred Crooks y su compañero de trabajo Isaac Mantley tienen la fortuna de estar vivos y sin lesiones después del aterrador accidente que ocurrió en Fall River, Nueva Escocia, Canadá. Ellos permanecieron en el lugar del incidente durante las siguientes cuatro horas, mientras se resolvía todo.

Era un día caluroso y a pesar de los escombros, mucha “gente pasó por el sitio del accidente”, escribió en Facebook Chelsea, la hija de Fred.

Pero una niña se detuvo y causó una impresión muy positiva en los dos hombres; fue “por su generosidad y bondad de un alma joven”.

“Esta niña fue lo mejor de mi día”, dijo Fred, según informó a  CBC. “Ella no me conocía, no sabía si era buena persona o no”.

Sin embargo, a la niña no le importó que sean extraños, pues solo se preocupó por su bienestar. Ella seguía muy pendiente de ver cómo estaban y les preguntó si necesitaban algo.

“Cuando regresó por segunda vez, la niña caminaba con cuidado porque sostenía un vaso de agua fría y se notaba su esfuerzo por no derramarla”, dijo Fred. “Ella también trajo algunas golosinas y convirtió un mal día en un buen momento. Fue tan amable y atenta”.

Chelsea, quien publicó en las redes sociales sobre el incidente, esperaba con su mensaje llegara a los familiares de la niña para que ella y su papá pudieran darle las gracias.

“Su acto de bondad valió más que cualquier otra cosa”, escribió Chelsea.

Y, por supuesto, la publicación de Chelsea cumplió su propósito y en poco tiempo el  mensaje llego a la mamá de Robin.

“¡¡¡Si!!! Estoy muy orgullosa… gracias por tan amables palabras… tuve que detener mi coche para leerlo antes de llegar a trabajar… muy contenta que ambos estén bien”, escribió en respuesta a la publicación de Chelsea en Facebook.

La dulce niña de 11 años fue identificada como Robin McElroy.

“Creo que cualquiera que se encuentre en una situación así debería hacerlo. Pienso que siempre deben tratar de ser lo más amables que puedan con todas las personas”.

Cuidar de los demás y seguir adelante con acciones consideradas, ese es el sello de una persona bondadosa.

Mira la entrevista a Robin a continuación:

 

Este niño espera a su buen amigo “el recolector de basura” y le regala galletas 

Si esta linda historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS