Una niña de 9 años sintió que ‘Dios le dijo que saliera’; luego escucha un débil llanto proveniente de los arbustos

Por La Gran Época
20 de Abril de 2019 Actualizado: 22 de Abril de 2019

Una niña de 9 años de Lowell, Indiana, estaba jugando en su casa un día cuando de repente tuvo una fuerte sensación de salir.

Al salir por la puerta, escuchó “gritos” que sonaban extraños saliendo de los arbustos. Entonces, ella hizo un descubrimiento increíble.

Elysia Laub, de nueve años, y su familia viven en una hermosa propiedad en Lowell, Indiana. Un día, ella estaba dentro de su casa cuando de repente tuvo un fuerte presentimiento instándola a salir.

Elysia dijo que al principio pensó que estaba “escuchando voces en su cabeza”. Sin embargo, la sensación de salir fue más fuerte. Elysia dijo que recordaba el dicho bíblico de que “Dios se mueve de manera misteriosa”.

Entonces, ella fue a su patio trasero y no vio ni oyó nada. Estaba a punto de volver a entrar cuando, de repente, oyó “llantos” que provenían de los arbustos. Elysia pensó que uno de sus puerquitos se había salido del corral, así que fue a investigar.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Pixabay/Skitterphoto)

La niña de 9 años siguió el sonido hasta los arbustos. Cuando separó las hojas, ¡vio, para su completo asombro, un bebé recién nacido!.

“Acababa de ver unas piernitas rosadas pateando. Sabía que estaba vivo y sabía que teníamos algo. No podría creerlo por mí misma. Sabía que tenía que conseguir ayuda”.

Elysia fue a buscar a su mamá, Heidi, quien, al principio, pensó que su hija estaba soñando despierta, pero cuando ella vio a una bebé con sus propios ojos, inmediatamente la recogió.

Su cordón umbilical y placenta todavía estaban unidos, y había gusanos que estaban sobre ella, pero al menos ella todavía estaba viva. Heidi le dijo a su hija: “Elysia corre a la casa y llama al 911 lo antes posible”.

“Llegué a la casa y le pusimos una de nuestras mantas para bebés”, dijo Heidi.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Pixabay/Virvoreanu-Laurentiu)

Cuando la policía llegó poco después, examinaron la condición de la bebé. Dijeron que la bebé había quedado sola durante varias horas antes de que Elysia la encontrara. La piel de la bebé recién nacida estaba quemada por el sol, pero estaba bien … gracias a que Elysia actuó según su intuición.

“[Es] un milagro que Elysia haya salido a buscarla”, dijo el sheriff John Buncich desde el departamento de policía de Indiana. Los oficiales nombraron a la bebé Jane Doe, y llamaron a Elysia el “ángel de la guarda” de la bebé.

La madre de Elysia dijo: “Es es un milagro que la hayamos encontrado”. Dios puso a mi hija allí para salvar a esa bebé. Ella está bien. Esta es realmente una buena historia”.

La bebé fue llevada al hospital, luego de lo cual fue trasladada a un hogar de crianza temporal.

Elysia dijo: “No lo hice sola, alguien me ayudó”. Cuando se le preguntó “quién” ayudó, ella respondió con toda la honestidad de un niño: “Dios”.

La identidad de la madre del bebé fue rastreada por la policía, y se reveló que ella era una adolescente del vecindario.

“Si no hubiera estado allí y Dios no le avisara a mi cerebro, si mi cerebro no me hiciera ir allí, hubiéramos encontrado una bebé muerta en el jardín esta tarde”, dijo Elysia. “Sería mucho peor y muy diferente”.

Mira el video a continuación:


Una pareja sorprende a todos los invitados cuando revelan el sexo de los bebés

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS