Niña tropieza en la playa con un diente de tiburón megalodón de 1 millón de años

Por Louise Bevan - La Gran Época
10 de Junio de 2019 Actualizado: 10 de Junio de 2019

Las vacaciones son muy importantes, el mar, los trajes de baño, los deportes y las hamacas. Pero para Avery Fauth, una joven estudiante, que pasó sus vacaciones de primavera con su familia cerca de North Topsail Beach, en Carolina del Norte, las vacaciones fueron un poco más dramática debido a un tiburón.

A mediados de abril de 2019, Avery desenterró un antiguo tesoro de una especie extinta, un tesoro que su padre había estado buscando durante más de dos décadas. Encontró un diente de tiburón megalodón mientras revisaba la arena de la playa y los escombros dejados por la marea menguante.

“Estoy mirando a mi alrededor y veo algo enterrado en la arena”, comentó Avery a WECT. “Lo desenterré y vi que era un gran diente”.

Al darse cuenta inmediatamente de la importancia de lo que había encontrado, la niña levantó su tesoro en el aire y gritó para llamar la atención de su madre.

Avery y su familia buscan regularmente los dientes de tiburón, es lo que hace el padre de Fauth. Fue un ávido buscador de dientes de tiburón durante más de 20 años y sus tres hijas heredaron su gran interés.

Buscan los dientes de megalodón en particular, ya que esta especie se extinguió hace millones de años.

“Me sorprendió bastante[que ella encontrara uno]”, admitió el padre de Avery. “Lo he buscando durante 25 años y no encontré nada.” Estaba naturalmente orgulloso y emocionado por el hallazgo de su hija y sorprendido por el impresionante tamaño del espécimen.

“Todos saltábamos y gritábamos muy fuerte”, comento Avery a ABC7. Ella confesó que su padre no le creyó al principio, pero las pruebas hablaban sí solas. Avery usó Facetime para compartir las noticias épicas con la gente en su país, pero tuvo que esperar para mostrarle a su incrédula familia y amigos el diente en persona antes de que le creyeran.

“Cuando volví y se lo mostré”, continuó, “dijeron que era genial”.

El megalodon, o “diente grande“, estaba originalmente estrechamente relacionado con el gran tiburón blanco antes de desviarse hacia un género diferente. La longitud promedio de un megalodón era de 10,5 metros, lo que lo convertía en el tiburón más grande jamás documentado y probablemente apuntaba a las ballenas, focas y tortugas marinas como presas.

El diente que Avery encontró podría tener hasta 3 millones de años.

El botín de la familia Fauth no terminó con este extraordinario hallazgo histórico. Las tres hermanas en realidad encontraron cinco dientes adicionales en su incursión en la playa durante las vacaciones de primavera. Algunos pertenecían a los grandes tiburones blancos, que ocasionalmente son vistos en la costa de Carolina del Norte. Pero el diente de Avery Fauth (el diente de tiburón) era, por mucho, el más grande.

“Yo pensaba, ‘¿Es esto un sueño? porque no creía que lo había encontrado”, señaló Avery a WECT, “y luego lo saqué y fue [ un megalodón]”. Son realmente difíciles de encontrar”.

Avery depositó con sensatez su hallazgo en una caja especial para su custodia, pero admitió que, sin duda. estaría hablando de ello cuando se reanudaran las clases, después de las vacaciones de primavera. Sin embargo, ella tendría que confiar en las fotos, ya que el precioso diente permanecerá seguro en casa.

¡Ese es un tesoro de playa que no querrá perder!

Mira el video a continuación:


Una mamá atrapa a su hijo con las manos en la masa

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Muchas personas están leyendo La Gran Época más que nunca, pero pueden ser aún más. Comparte este artículo en Facebook y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS