Una pareja de Nueva York recuerda la apelación pacífica del 25 de abril en China

Por Bowen Xiao - La Gran Época
24 de Abril de 2018 Actualizado: 24 de Abril de 2018

NUEVA YORK – Hace casi 20 años, el 25 de abril de 1999, más de 10.000 seguidores de la disciplina espiritual de Falun Dafa se reunieron en las calles de Beijing para pedir silenciosamente por el derecho a practicar su fe, sin persecución.

Ese día, las veredas cerca del complejo de la dirección del Partido Comunista Chino (PCCh) estaban llenas de practicantes educados y pacíficos que se preguntaban por qué la policía había comenzado a arrestar a sus compañeros.

Zhaohe You, de 65 años, y su esposa, Lurai Wang, de 61, estaban entre los muchos que se solidarizaron cerca del complejo pocos días después de que la policía arrestara y golpeara a docenas de practicantes en la ciudad de Tianjin, a dos horas en automóvil de Beijing. Los practicantes de Tianjin habían realizado una apelación pacífica a un editor de una revista que había escrito un artículo atacando falsamente la práctica.

Practicantes de Falun Dafa Lurai Wang y Zhaohe You en Flushing, Nueva York, 22 de abril de 2018. (Bowen Xiao/La Gran Época)

Falun Dafa es una disciplina espiritual tradicional china basada en los principios de verdad, benevolencia y tolerancia.

Zhaohe You, Lurai Wang, y el resto del grupo se instalaron pacíficamente sin gritar. Algunos se pusieron de pie; otros se sentaron leyendo “Zhuan Falun”, el texto principal de Falun Dafa; y algunos meditaron, recordó la pareja.

“Ver a tantos practicantes allí fue muy emotivo para mí”, señaló Wang. “Todos eran buena gente, así que verlos enfrentarse a tal injusticia fue muy conmovedor”.

El grupo tenía tres simples pedidos para los funcionarios: liberar a los inocentes practicantes de Falun Dafa arrestados en Tianjin; permitir que Falun Dafa se practicara libremente, sin interferencia del estado; y permitir la publicación de los libros de Falun Dafa.

“No sabíamos cuánto tiempo debíamos permanecer de pie, pero sabíamos que no hacíamos nada malo”, comentó Wang.

Pero la reunión del 25 de abril en Beijing no dio ningún resultado favorable, y a finales de julio, el entonces líder del Partido Comunista Chino Jiang Zemin lanzó una persecución a gran escala contra Falun Dafa que continúa hasta el día de hoy.

Dos décadas de determinación

Una compañía de tambores de cintura, formada por practicantes de Falun Dafa, marcha en un desfile en Flushing, Nueva York, el 22 de abril de 2018, para conmemorar el 19º aniversario del llamamiento pacífico del 25 de abril de 10.000 practicantes de Falun Dafa en Beijing, China. (Larry Dai/La Gran Época)

Casi dos décadas más tarde, el 22 de abril, las veredas de Queens, Nueva York, estaban llenas de peatones que se habían detenido a mirar y grabar el torbellino de colores de una banda de música, carrozas meticulosamente diseñadas, bulliciosas compañías de baile de dragones y alegres damas tocando tambores de cintura chinos. Alrededor de 1000 practicantes de Falun Gong del área de Nueva York desfilaron por Queens para conmemorar el 19º aniversario de ese fatídico día en 1999.

La banda de música Tian Guo en un desfile en Flushing, Nueva York, el 22 de abril de 2018. (Larry Dai/La Gran Época)

Para Wang y You, el aniversario tiene un significado personal.

Wang descubrió por primera vez Falun Dafa hace años, en 1996, después de sufrir múltiples enfermedades, incluyendo un hemangioma gigante (un vaso sanguíneo expuesto) que era difícil de tratar.

“Después de comenzar la práctica, en sólo unos meses, me sentí totalmente diferente en cuerpo y espíritu. Entonces supe lo que es no tener ninguna enfermedad y que mi cuerpo se sintiera ligero”, afirmó Wang, que era funcionaria pública cuando comenzó la práctica.

Cuando el esposo de Wang, You, profesor de filosofía en la Universidad China de Ciencias Políticas y Derecho, fue testigo de los cambios en ella, también comenzó a ejercer.

El 25 de abril de 1999, la pareja viajó a Beijing porque “quería que la gente supiera que las personas arrestadas en Tianjin son inocentes”, explicó You. “Queríamos que la sociedad supiera sobre la verdad y el tipo de personas que somos”.

Los practicantes de Falun Dafa se reúnen cerca de Zhongnanhai para pedir pacíficamente por su libertad de creencia, el 25 de abril de 1999. (Foto cortesía de Minghui.org)

Wang recordó un encuentro significativo que tuvo con uno de los muchos policías de la calle Fuyou, donde se encuentra la Oficina Central de Apelaciones de China. La oficina estaba justa al lado de Zhongnanhai, la sede del régimen comunista chino y la residencia de la dirección del Partido.

Describió que el ambiente cambió cuando la policía vio cómo se comportaban los practicantes.

“Los policías que estaban frente a nosotros estaban nerviosos al principio, pero luego se relajaron después de un tiempo, viendo lo pacíficos que eramos”, agregó Wang. “Uno de ellos, que estaba cerca de mí, me dijo que era de Beijing y que durante sus muchos años nunca había visto un grupo tan pacífico de gente reunida allí”.

A medida que avanzaba el día, los representantes de entre los practicantes de Falun Dafa lograron hablar con los funcionarios. Los practicantes creyeron que la discusión había sido un éxito, y para las 10 de la noche, todos se habían ido en silencio.

Pero meses después, durante la brutal persecución, Wang y You fueron arrestados. Fueron torturados en unas 10 ocasiones diferentes. Pasaron cerca de un año cada uno en campos de trabajo, donde los guardias de la prisión los golpearon y torturaron en un intento de hacerlos renunciar a su fe.

Incluso cuando Wang no estaba detenida, estaba bajo vigilancia constante en “niveles extremos” de la mañana a la noche. A veces la presión sobre Wang y You era tan grande, que su voluntad casi vacila.

“Decir que no estábamos asustados es una afirmación imposible”, enfatizó Wang. “Una vez, me persiguieron por las calles y tuve que huir de ellos. No puedo decirte cómo fue, pero la presión fue intensa”.

Durante este período tumultuoso, la hija de la pareja, Teresa You, les preguntó: “¿Por qué no irse a América?”

La familia decidió seguir la idea de su hija y secretamente se preparó para irse. Alrededor de un mes antes de irse, tuvieron un susto cuando la policía llamó a su puerta. Pero el 29 de marzo de 2015, lograron escapar.

Después de que la familia llegó a los Estados Unidos, les tomó algún tiempo liberar su miedo. “Estuvimos perturbados durante mucho tiempo”, sostuvo Wang.

Los practicantes de Falun Dafa piden el arresto del ex dictador chino Jiang Zemin -el principal arquitecto detrás de los 19 años de persecución de Falun Gong en China- en una marcha en Flushing, Nueva York, el 22 de abril de 2018. (Larry Dai/La Gran Época)

Ahora, están agradecidos de estar en un ambiente libre donde pueden contarle a la gente cómo Falun Dafa cambió sus vidas y sobre la persecución que sigue teniendo lugar en China. Están tan comprometidos hoy como lo estuvieron ese día crucial de abril de 1999.

Mientras Wang y You marchaban por la calle con cientos de otros practicantes de Falun Dafa el 22 de abril, sus rostros resplandecían, expresando esperanza y resolución inquebrantable.

 

Por favor comparte este artículo en tus redes sociales, de esta manera ayudarás a La Gran Época a continuar ejerciendo un periodismo independiente. ¡Gracias por tu apoyo!

TE RECOMENDAMOS