Muere practicante de Falun Gong el mismo día que fue secuestrada por la policía china

Por La Gran Época
14 de Julio de 2020
Actualizado: 14 de Julio de 2020

En las primeras horas de la mañana del 18 de junio, un gran número de agentes de policía local fueron enviados a los hogares de más de 30 practicantes de Falun Gong en la ciudad de Tangshan, en la provincia norteña de Hebei en China. Secuestraron y acosaron a los practicantes, registraron ilegalmente sus hogares y confiscaron sus pertenencias personales. Entre ellos se encontraba una mujer de 68 años que murió el día en que fue detenida.

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, es una antigua práctica espiritual china conocida por aliviar el estrés y aumentar la energía. Consiste en simples ejercicios de movimiento lento y meditación con énfasis en la incorporación de los principios de verdad, benevolencia y tolerancia en la vida diaria. Fue prohibida en julio de 1999 por orden del entonces líder del Partido Comunista Chino (PCCh), Jiang Zemin.

Según los investigadores de derechos humanos, millones de practicantes de Falun Gong han sido desde entonces acorralados y arrojados a centros de detención, campos de trabajos forzados y centros de lavado de cerebro, donde son rutinariamente torturados y sometidos a otros abusos. Los practicantes de Falun Gong también son la principal fuente de órganos en la industria de trasplantes con fines de lucro y aprobada por el estado de China, concluyó un tribunal independiente.

Secuestrada por la policía china

Han Yuqin vivía en una aldea en el distrito de Fengrun de la ciudad de Tangshan. Empezó a practicar Falun Gong en 1995, y desde entonces, su salud mejoró.

A las 5 de la mañana del 18 de junio, Han fue secuestrada por la policía local después de que entraran ilegalmente y registraran su casa, según un informe de Minghui.org, un sitio web que documenta la persecución de Falun Gong por el régimen chino.

En la comisaría, Han fue obligada a sentarse en una silla de hierro, un dispositivo de tortura hecho de tubos de acero o hierro. Las víctimas son retenidas en la silla de hierro, con los brazos y las piernas atadas, durante largos períodos de tiempo. La policía le pidió que firmara un documento para renunciar a Falun Gong, pero ella se negó a cumplir.

Una silla de hierro usada para torturar a los prisioneros. (Minghui.org)

La hija de Han fue a la comisaría de policía a las 10 de la mañana, pero no se le permitió ver a su madre.

Al mediodía, el marido de Han le llevó el almuerzo. No tenía apetito y no podía dejar de llorar. Sus piernas estaban hinchadas por estar sentada en la silla de hierro durante muchas horas.

Alrededor de las 4 p.m., Han pidió usar el baño y el guardia de seguridad la acompañó. Cuando no salió después de un rato, una mujer policía fue enviada a ver cómo estaba.

Han fue encontrada tirada en el suelo, inconsciente, y fue enviada al hospital. De acuerdo con la información privilegiada obtenida por Minghui.org, Han fue llevada al Centro de Salud de Chengguan, que está al otro lado de la calle de la comisaría, pero el centro de salud se negó a admitirla. Luego fue llevada al Hospital de Medicina China del Distrito de Fengrun. Fue declarada muerta poco después.

La familia de Han recibió una llamada de la estación de policía alrededor de las 6 p.m., notificándoles su muerte. Cuando los miembros de la familia vieron el cuerpo de Han en el hospital, notaron que su cabello estaba despeinado y su nariz ensangrentada, según el informe de Minghui.org.

La información privilegiada afirmaba que la Oficina de Seguridad Pública del distrito de Fengrun, ciudad de Tangshan, tenía la intención de secuestrar a 50 practicantes de Falun Gong. Hasta ahora han sido secuestradas 36 personas, según Minghui.org. Muchos de los secuestrados por la policía fueron esposados y enviados al centro de detención. La mayoría de las casas de los practicantes de Falun Gong fueron registradas ilegalmente y los artículos personales, como los libros de Falun Gong, fueron confiscados. Algunas de sus antenas parabólicas fueron desarmadas—una antena parabólica es capaz de recibir programas de televisión de New Tang Dynasty (NTD). NTD es una compañía global de noticias y entretenimiento con sede en Nueva York que se especializa en proveer cobertura sin censura sobre China, incluyendo la persecución de Falun Gong.

Yue Weifang, otra practicante de Falun Gong en el lado oeste de la ciudad de Tangshan, también fue acosada durante esta actividad policial ilegal, según Minghui.org. Estaba tan horrorizada que se desmayó en el acto. El hijo de Yue la llevó al hospital y fue admitida en la UCI (unidad de cuidados intensivos) ese día.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Cómo el régimen comunista tortura a prisioneros en campos de trabajo en China

TE RECOMENDAMOS