“Una recesión es inevitable”, dijo el expresidente de la Fed de Nueva York

Por Bryan Jung
25 de Junio de 2022 12:58 PM Actualizado: 25 de Junio de 2022 12:58 PM

William Dudley, el expresidente del Banco de la Reserva Federal (Fed) de Nueva York, escribió esta semana en Bloomberg, que la recesión será inevitable para fines del próximo año, después de advertir que la Fed se tomó demasiado tiempo para combatir la inflación.

En los próximos 12 a 18 meses, según Dudley, el país entrará inevitablemente en recesión después de que el debilitamiento de los ingresos obligue a las empresas a despedir trabajadores y la economía sufra una contracción, dice su columna de opinión del 22 de junio en Bloomberg.

Al publicar el artículo de opinión, la inflación se mantenía fuerte y los temores de recesión alcanzaban un nivel récord.

“Al igual que el Coyote que se dirige hacia un acantilado, la economía estadounidense tiene mucho impulso, pero el soporte desaparece rápidamente”, dijo Dudley, añadiendo que “caer de nuevo a tierra no será una experiencia agradable”.

Las empresas inmobiliarias ya están reduciendo su personal, mientras que bancos como JPMorgan Chase están reduciendo el tamaño de sus departamentos de préstamos hipotecarios.

Otras grandes empresas están empezando a considerar la congelación de las contrataciones e incluso los despidos, en previsión de una recesión.

La inflación alcanzó este año máximos de cuatro décadas tras recuperarse de la pandemia, debido a la escasez de oferta, las tasas de interés casi nulas, la excesiva creación de dinero y el gasto público.

La Reserva Federal está tratando de enfriar suavemente la economía en el intento de que el aumento de las tasas de interés frene la inflación mientras mantiene el desempleo bajo.

El objetivo de la Reserva Federal para la inflación es del dos por ciento, pero la cifra actual, a partir de mayo, está en un nivel máximo al haber alcanzado el 8.6 por ciento.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, en su reunión con el Congreso esta semana y en su declaración previa, en el mes de junio, ante el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC), dijo que el compromiso del banco central para controlar la inflación es “incondicional” y que la economía estadounidense es “muy fuerte y está bien posicionada para manejar una política monetaria más estricta”.

Según Powell, la medida de la Fed de subir las tasas de interés había provocado el reciente impulso de los bonos del Tesoro y había proporcionado un nuevo impulso para que los valores de carácter defensivo obtuvieran mejores resultados.

“En la Fed entendemos las dificultades que está causando la alta inflación. Estamos firmemente comprometidos a reducir la inflación y nos estamos moviendo con rapidez para hacerlo”, dijo Powell.

“Nosotros tenemos tanto las herramientas que necesitamos como la determinación que hará falta para restaurar la estabilidad de los precios en nombre de las familias y las empresas estadounidenses”.

La Fed espera realizar más alzas de las tasas de interés y que seguirá buscando “pruebas convincentes de que la inflación está bajando”, dijo Powell en el Congreso.

Dudley, quien es más pesimista que sus antiguos colegas, considera inevitable un duro aterrizaje económico y él y los demás de la facción de la “política monetaria de las palomas”, predicen que una subida agresiva de los alsas de interés por parte de la Fed hará que la demanda baje demasiado, provocando así una recesión.

No es de extrañar que el sentimiento de los consumidores haya caído a los niveles alcanzados por última vez tras la crisis financiera de 2008, y que las búsquedas en Google de la palabra “recesión” estén alcanzando nuevos récords”, indicó Dudley.

El sentimiento de los consumidores se encuentra ya en su punto más bajo de la historia con el temor a una recesión económica, debido a los altos precios de la gasolina y de los productos de uso cotidiano, y millones de estadounidenses ya están echando mano de sus ahorros.

“A medida que la inflación supera el crecimiento de los salarios, la tasa de ahorro personal se ha desplomado, pasando del 26.6 por ciento en marzo de 2021 al 4.4 por ciento este abril, significativamente por debajo de su media a largo plazo”, comentó Dudley.

Aunque reconoce que la Fed persigue tanto la inflación del 2 por ciento, como el máximo empleo, este último factor se ha convertido en “subordinado” al primero, añadió Dudley, quien también fue el exvicepresidente del FOMC.

La Fed elevó su tasa de interés de referencia en 75 puntos básicos por primera vez desde 1994, debido a una inflación inesperadamente alta en mayo como motivo de su importante aumento de las tasas de interés.

El banco central tiene previsto elevar su tasa de interés de referencia hasta un rango de entre el 1.50 y el 1.75 por ciento, y señaló que las tasas de interés acabarían subiendo hasta el 3.4 por ciento a fines de 2022.

La última proyección económica publicada la semana pasada por la Reserva Federal mostró que se prevé un mayor desempleo y un crecimiento más débil hasta 2023 de lo que se esperaba desde su último informe en marzo.

Dudley señaló los últimos indicios de que la economía se enfrentará a un aterrizaje brusco, tras los nuevos datos de junio publicados la semana pasada.

“Desde la perspectiva de la gestión del riesgo, es mejor actuar ahora, sea cual sea el costo en términos de empleo y crecimiento. Powell no quiere repetir los errores de fines de los 60 y de los 70”, dijo a continuación.

El expresidente de la Fed de Nueva York cree que la recuperación económica se prolongará durante el año 2022, pero que el aumento de las tasas de interés comenzará a hundir la demanda, ya que la inflación constantemente alta obliga a la Fed a continuar subiendo las tasas a un ritmo vertiginoso, lo que solo aumenta la probabilidad de una recesión.

Por su parte Powell todavía cree que un aterrizaje fácil o “suave” sigue siendo una posibilidad y que, si bien el aumento de las tasas de interés puede deshacer parte de la recuperación en la tasa de empleo, es necesaria una desaceleración de la inflación para que el país “tenga el mercado laboral que realmente queremos”.

Dudley no estuvo de acuerdo y concluyó que “si todavía tiene la esperanza de que la Reserva Federal pueda diseñar un aterrizaje suave en la economía de Estados Unidos, abandónela”.

También advirtió que, según la precedencia, cada intento de la Fed de ajustar las tasas en que ha aumentado el desempleo en al menos 0,5 puntos porcentuale, esto ha llevado a la economía estadounidense cada vez más a una recesión.

Sin embargo, el presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard, partidario de la política monetaria halcón, se ha quedado con Powell, diciendo que la Reserva Federal debe actuar con valentía para aumentar las tasas de interés a fin de contener la inflación antes de que se arraiguen las expectativas más altas.

“Tenemos que actuar con franqueza y agresividad para que la inflación cambie y se controle… o podría sufrir una década de inflación alta y variable”, dijo Bullard, en un panel de UBS el 24 de junio en Zúrich, Suiza.

“Así que adelántese hoy, controle la inflación en poco tiempo y vuelva a encaminar la inflación al dos por ciento”, recomendó Bullard.

“Estas son las primeras etapas de una expansión de Estados Unidos (…) a menos que nos golpee un poco [sic] el shock o algo así, sería inusual volver a entrar en recesión en esta etapa”.

Bullard restó importancia al riesgo de recesión y dijo que los aumentos de tasas probablemente reducirán la economía a un ritmo saludable de crecimiento, en lugar de hundirla.

El presidente de la Fed de St. Louis cree que una vez que los costos de los préstamos aumenten lo suficiente como para ejercer presión a la baja sobre la inflación y comience la deflación, el banco central posiblemente podría volver a recortar las tasas de interés.

Con información de Reuters


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.