Universidad estatal de Nicaragua borra expediente académico de joven opositor

Por EFE
26 de Enero de 2020
Actualizado: 26 de Enero de 2020

MANAGUA, Nicaragua – El estudiante universitario nicaragüense Dilon Ramos denunció este domingo que la estatal Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN) borró su expediente académico, por lo que tuvo que optar por seguir sus estudios en la jesuita Universidad Centroamericana (UCA).

El universitario, de 21 años y que cursaba cuarto año de la carrera de Contaduría Pública en la UNAN, filial Matagalpa (norte), no pudo continuar sus clases debido a que las autoridades de esa Alma Mater decidieron eliminar su historial académico por participar en las protestas contra el Gobierno del presidente Daniel Ortega, que estallaron en abril de 2018.

“Hace casi dos años fui expulsado de la Farem-Matagalpa y borraron mi historial académico completo. Ya estaba en cuarto año de Contaduría Publica, y saben qué, este año volveré a estudiar: clasifiqué en la UCA. Empezaré desde cero, porque mientras hay vida hay esperanza”, escribió en sus redes sociales.

Ramos se sumó a miles de universitarios que salieron a las calles a protestar primero por una impopular reforma a la seguridad social, que luego se convirtió en una demanda de renuncia del mandatario por la represión estatal con la que respondió a las manifestaciones y que dejaron cientos de muertos, desaparecidos, heridos y decenas de miles en el exilio.

El universitario fue detenido el 21 de julio de 2018 y, según él, fue golpeado y torturado por policías y civiles armados que apoyan al Gobierno, lo que le provocó hemorragia e infección en uno de sus oídos.

Ramos contó que después que fue excarcelado el 20 de mayo de 2019, fue notificado que había sido expulsado de la UNAN, por lo que decidió inscribirse en la UCA, donde hizo el examen de admisión y clasificó en la misma carrera, que comenzará a estudiar mañana.

Los denominados presos políticos han denunciado que el Estado ha eliminado su historial académico, manchado su registro policial, sus licencias de conducir, y que los asedian y hostigan para obligarlos a marcharse al exilio o desistir de las protestas.

Las autoridades de la UNAN expulsaron a cientos de estudiantes que se atrincherados en sus recintos, entre otros, según alegaron, por causar o permitir que terceros dañaran sus infraestructuras en el marco de las protestas contra el Gobierno de Ortega.

Nicaragua sufre una grave crisis que ha dejado 328 muertos desde abril de 2018, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos elevan a 684 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo solo reconoce 200 y denuncia un intento de golpe de Estado.

Según el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), ente tutelado por la CIDH, el mayor responsable de la violencia es el Gobierno de Ortega, a quien atribuye incluso crímenes “de lesa humanidad” en medio de la crisis.

***

A continuación

¿Qué hay detrás del empuje para eliminar fronteras?

TE RECOMENDAMOS