Universidad retirará nombre de su fundador por ser dueño de esclavos y ofrece “diversidad e inclusión”

Por GQ PAN
23 de Diciembre de 2019
Actualizado: 23 de Diciembre de 2019

Un año después de que el gobierno estudiantil votara para quitar el nombre de Charles McMicken de la Facultad de Artes y Ciencias de la Universidad de Cincinnati (UC), la administración de la universidad decidió no conmemorar al dueño de esclavos del siglo XIX que la fundó.

En un mensaje publicado en línea y enviado por correo electrónico a los estudiantes, profesores y personal, el presidente de la UC, Neville Pinto, escribió que recomienda que el Colegio de Artes y Ciencias McMicken se cambie a simplemente “El Colegio de Artes y Ciencias”.

“Basado en la evidencia y el razonamiento establecido en el reporte, creo que usar el nombre de Charles McMicken en afiliación con el Colegio de Artes y Ciencias tiene efectos perjudiciales significativos en la misión y los valores centrales de la universidad”, escribió Pinto, según The News Record, el periódico estudiantil de la universidad.

Pinto dijo en una declaración que el nombre de McMicken permanecerá, al menos por ahora, en varios espacios que lo conmemoran, incluyendo el McMicken Hall, el McMicken Circle, McMicken Commons, y las estatuas de “Mick and Mack” y el café en el campus. Pero se acoplarán con “pantallas digitales” que “completa y justamente” pongan los legados de McMicken en un contexto histórico.

A principios del siglo XIX, un empresario de Pensilvania, Charles McMicken legó casi un millón de dólares en bienes raíces a la ciudad de Cincinnati para fundar una universidad “para niños y niñas blancos” cuando murió en 1858. Un fallo judicial posterior declaró que, dado que la gente de color no estaba específicamente excluida según el testamento de McMicken, la universidad estaba abierta a todos.

En su testamento, McMicken también solicitó liberar a sus esclavos y enviarlos a Liberia, una república de África Occidental fundada gracias al esfuerzo de los abolicionistas estadounidenses con la misión de transportar a los esclavos liberados de vuelta a África.

El News Record informó que el gobierno estudiantil de la UC votó en enero de 2018 para apoyar la eliminación del nombre de McMicken de la Facultad de Artes y Ciencias. La resolución impulsó a Pinto a designar un grupo de trabajo de toda la universidad en enero de este año para evaluar si se debe mantener el nombre de McMicken.

El grupo de trabajo, en su informe publicado en noviembre, escribió que el nombre de McMicken “traiciona los valores académicos” y “simboliza la exclusión y la mala acogida que los afroamericanos experimentan en sus relaciones con la UC, y el fracaso de la universidad para comprometerse plenamente con los principios de diversidad e inclusión que profesa”.

El grupo también escribió en su informe que la universidad debería guiar las decisiones futuras sobre el nombre de McMicken en otros lugares del campus.

La decisión de la Universidad de Cincinnati se tomó poco después de que la Universidad George Washington (GW) creara un grupo de trabajo oficial que se centra en cambiar los nombres de los edificios que son potencialmente ofensivos para algunos estudiantes. Los líderes estudiantiles de GW han pedido cambios en edificios como el Auditorio Lisner, que lleva el nombre del antiguo administrador Abram Lisner, que apoyó la segregación en el teatro, y el Centro Cloyd Heck Marvin, que lleva el nombre del antiguo presidente de la universidad que mantuvo las políticas de segregación de la universidad.

A continuación

Maoístas de EE.UU. apoyan al movimiento revolucionario mexicano

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS