Universidades de EE.UU. censuran fiestas y suspenden alumnos que no cumplen distanciamiento social

Por GQ PAN
27 de Agosto de 2020
Actualizado: 27 de Agosto de 2020

A medida que los colegios y universidades de todo el país se movilizaron para reabrir sus campus este otoño, varias instituciones suspendieron a un gran número de estudiantes por violar las directrices que tienen por objeto evitar los brotes epidémicos del virus del PCCh.

Incluso antes del inicio de las clases presenciales, la Universidad Estatal de Ohio (OSU) suspendió a 228 estudiantes que no siguieron sus pautas de salud, según CNN. La universidad permitió a los estudiantes regresar al campus desde el 19 de agosto, exigiendo que usen mascarilla, se mantengan al menos a seis pies de distancia entre sí y eviten reunirse en grupos de más de 10 personas.

La vicepresidenta de Vida Estudiantil de la OSU, Melissa Shivers, dijo que los funcionarios de la escuela están investigando “docenas de casos de conductas inseguras” y advirtió a los alumnos que se arriesgan a ser suspendidos o a perder sus becas si no siguen las medidas de seguridad, según una carta dirigida a la comunidad del campus, fechada el 21 de agosto.

“Tal vez el saber acerca de la acción que estamos tomando influenciará sus decisiones y los impulsará a animar a otros a considerar esta situación seriamente”, escribió Shivers en la carta. “Recuerden que todo esto se trata de algo más que del individuo. Tenemos una oportunidad de hacer lo que muchos de ustedes pidieron: un semestre en el campus de la Estatal de Ohio”.

En la Universidad de Connecticut (UConn), los estudiantes que participaron de una concurrida fiesta de dormitorio sin distanciamiento social ni uso de mascarillas, fueron expulsados de las viviendas del campus, después que se publicara un vídeo de la fiesta en Reddit.

“No podemos permitirnos el coste para la salud pública que supone invitar a los estudiantes a una habitación para una fiesta nocturna”, dijo la decana de estudiantes de UConn, Eleanor Daugherty, y la directora de Vida Residencial, Pamela Schipani, en una carta a los estudiantes. “La gran mayoría de nuestros estudiantes están haciendo lo correcto, pero todos los estudiantes necesitan hacer lo mismo”.

De manera similar, la Universidad de Syracuse suspendió a 23 estudiantes poco después que se publicaran vídeos y fotos en las redes sociales, en los que se mostraba a un numeroso grupo de alumnos reunidos en el patio de la escuela. Más de 100 estudiantes se presentaron en la fiesta en la noche del 16 de agosto, según las estimaciones del periódico estudiantil The Daily Orange, lo que aparentemente constituye una violación de las políticas de la universidad y del estado de Nueva York de limitar las reuniones a 25 personas.

“Un gran grupo de estudiantes de primer año puso en peligro de manera egoísta lo que muchos de ustedes dicen querer de la Universidad de Syracuse, es decir, la oportunidad de tener una experiencia en una universidad con residencia”, escribió J. Michael Haynie, el vicerrector de iniciativas estratégicas e innovación de la universidad, en una carta condenando la fiesta del campus . “El mundo está observando y esperan que fracase. Demuestren que se equivocan. Sean mejores. Sean adultos”.

El 24 de agosto, el primer día del año académico 2020-21 de Syracuse, la universidad informó que un estudiante y un empleado habían dado positivo en COVID-19. El rector, Kent Syverud, dijo que le preocupa si la universidad podrá permanecer abierta y seguir adelante con la instrucción en persona.

“Si eligen no guarda la distancia social, si eligen no usar mascarillas, si eligen reunirse en grandes grupos, entonces antes de lo que imaginan, todos seremos enviados a casa”, dijo Syverud en su mensaje de bienvenida a los estudiantes nuevos y a los que regresan. “Eso ha sucedido en otras escuelas y puede suceder en cualquier momento aquí”.

Los comentarios de Syverud se produjeron cuando varias universidades se vieron obligadas a cambiar sus planes de reapertura de las clases presenciales. La Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill y la Universidad de Notre Dame anunciaron a principios de este mes que volverían a la instrucción en línea porque sus campus vieron cientos de nuevos casos de COVID-19 después que los estudiantes regresaron.

En la Universidad Estatal de Oklahoma, las clases presenciales se interrumpieron brevemente después de que una casa de la hermandad fuera del campus, en la que 23 de los miembros griegos dieron positivo para el virus del PCCh fueron puestos en cuarentena.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


Le puede interesar

Película documental: Cuando llega la plaga

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS