Unos 3,2 millones de menores trabajan en México para huir de la pobreza

Por EFE
13 de Junio de 2018
Actualizado: 13 de Junio de 2018

Unos 3,2 millones de niños y adolescentes trabajan en México para escapar de la pobreza, lo que supone el 11 % de la población de entre 5 y 17 años, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

“Los 3,2 millones de niños y adolescentes representan una disminución de la tasa de trabajo infantil de 12,4 % en 2015 a 11 % en 2017”, indicó un informe de ese organismo con motivo del Día Mundial contra el Trabajo Infantil.

En 2017 la población de 5 a 17 años era en México de 29,3 millones de personas y, de ellas, 3,2 millones (11 %) realizaban trabajo infantil (62,7 % varones y 37,3 % mujeres).

De ese 11 %, un 6,4 % llevó a cabo solo alguna ocupación no permitida, 4 % únicamente se dedicó a efectuar tareas domésticas en condiciones no adecuadas y 0,7 % combinó ambas formas de trabajo.

Unos 2,1 millones de niños y adolescentes llevaron a cabo ocupaciones no permitidas y 243.000 las permitidas.

En 2017, la tasa de trabajo infantil fue más alta en áreas menos urbanizadas (localidades con menos de 100.000 habitantes) con un 13,6 %, mientras que las más urbanizadas se situó en un 7,6 por ciento.

Por Estados, Nayarit (oeste de México) tuvo en 2017 la mayor tasa de trabajo infantil con un 19,7 %, mientras que Querétaro (centro) registró la más baja, un 5,3 %.

De los 29,3 millones de menores entre 5 y 17 años, 2,1 millones no asisten a la escuela (7,2 %) y las principales razones de ello son la falta de interés, aptitud o requisitos para entrar en el colegio (42,2 %), escasez de recursos económicos (13,7 %) y por trabajo (12 %).

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS