A 2 años de naufragar alguien encuentra su cámara hundida en el mar ¡y las fotos están intactas!

Por La Gran Época
16 de Noviembre de 2018 Actualizado: 16 de Noviembre de 2018

Un pasajero, rescatado de un barco que se había hundido hacía dos años, pensó que había perdido sus preciosos recuerdos junto con el barco, ya que su cámara se encontraba entre las posesiones destinadas a una tumba de agua. Poco podía imaginar que alguien la recuperaría, pero lo más increíble aún, con las imágenes intactas.

Paul Burgoyne, un artista de Vancouver, fue rescatado en el mar cuando el barco “The Bootlegger” se hundió en su viaje de 560 kilómetros desde Vancouver a Tahsis, Columbia Británica.

Dos años más tarde, dos estudiantes de investigación estaban buceando cerca de Bamfield, en la costa oeste de la isla de Vancouver, cuando, sorprendentemente, uno de ellos recuperó la cámara del fondo del mar y la llevó a la superficie. “Mira lo que encontré”, dijo.

Curiosamente, había muchas criaturas diminutas dentro del dispositivo que habían estado usando la cámara como hogar.

La supervisora de buceo, la profesora Siobhan Gray, abrió la cámara y encontró una tarjeta de memoria dentro. “Limpié los contactos (de la tarjeta de memoria), la puse en mi computadora y funcionó”, dijo al Vancouver Sun. En un esfuerzo por localizar al dueño, el equipo imprimió carteles y los distribuyó en el área.

Un miembro de la Guardia Costera involucrado anteriormente en el rescate de Paul, también amigo de Siobhan, reconoció a Paul en el póster y pudo ponerse en contacto con él.

“Estaba emocionado. Dice que cuando colgó el teléfono con la Guardia Costera, él y su esposa se estaban riendo mucho y mencionaron lo afortunados que son”, dijo Siobhan al Vancouver Sun.

“Tengo un nuevo respeto por estos aparatos electrónicos”, dijo Paul a CBC. “Tiras la mayor parte cada dos años, pero esa pequeña tarjeta es un pedazo de tecnología increíble”.

Una de las fotos de la cámara era la de una reunión familiar para esparcir las cenizas de los padres de Paul, un precioso recuerdo que se recuperó de forma adecuada.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS