Unos novios de la infancia mueren en un accidente de auto minutos después de casarse

Por Jesús de León
25 de Agosto de 2019 Actualizado: 25 de Agosto de 2019

Dos jóvenes que eran novios desde la infancia murieron este sábado en Texas, EE. UU., en un accidente de auto minutos después de contraer matrimonio.

Harley Joe Morgan, de 19 años, y Rhiannon Boudreaux Morgan, de 20, ambos de Vidor, murieron en la colisión en el bloque 2300 de la Carretera 87 Sur alrededor de las 3 p.m. del viernes, cuando salían del acto en el que contrajeron matrimonio, dijo el Departamento de Policía de Orange, una pequeña ciudad al este de Houston, Texas.

La hermana y la madre del novio dijeron a la estación KFDM/Fox 4 News que estaban detrás del auto de los recién casados y que fueron testigos del accidente.

“Se acababan de casar”, dijo Kennia Lashawna Morgan, la madre del novio. “Ni siquiera han estado casados por cinco minutos”.

De acuerdo con esta fuente local, la policía indicó que Harley conducía un auto Chevrolet 2004, y que el otro acto accidentado era una camioneta Ford F-250 2015 que llevaba un remolque con un tractor y que viajaba hacia el sur por la autopista 87.

La policía explicó que Harley estaba saliendo del lugar del casamiento cuando los vehículos chocaron.

La joven pareja murió al instante en la escena del accidente.

Los detectives informaron que el conductor del camión no parece tener la culpa, pero está cooperando con la policía. No se lesionó y se va a someter a pruebas de drogas y alcohol, según Enmnews.

El mismo Juez de Paz que recién había casado a la pareja fue hasta la escena del accidente donde los jóvenes murieron.

La División de Detectives del Departamento de Policía de Orange está investigando el accidente.

Novios desde la secundaria

Los jóvenes eran novios desde la escuela secundaria. La ceremonia acababa de terminar.

“Esos dos bebés”, dijo Kennia Morgan. “Lo único que querían era casarse y empezar su vida. Los dos tenían tantos sueños”. “Estuve aquí y vi lo que pasó”, dijo Morgan.

La fuerza del choque fue tan grande que los testigos dijeron, según los medios locales, que el auto volcó varias veces antes de llegar a descansar en una zanja.

“Vi morir a mi bebé”, dijo Morgan. “Todavía llevo la sangre de mi hijo porque hice todo lo que pude para sacarlos a él y a ella del auto”.

Los recién casados tenían planes futuros para hacer una ceremonia más grande.

“Querían una boda en Navidad. El 20 de diciembre”, dijo Morgan.

“El 20 de diciembre es cuando íbamos a tener la gran ceremonia con las flores, todos los amigos, el resto de la familia, todo”, dijo Christina Fontenot, la hermana del novio.

Luego de lo sucedido, la madre del joven envió un mensaje a todas las familias.

“Ve a casa y abraza a tu familia esta noche”, dijo Kennia Morgan. “Si tienes hijos, vete a casa y abrázalos, porque ahora no tengo a mi hijo. No tengo la única cosa en mi vida que me hizo feliz”.

“Aunque estés enojado, abraza a tu familia”, dijo Kennia Morgan. “Ama a tu familia. Aunque te hayan hecho enojar, haz las paces. No te vayas a la cama enojado porque no lo sabes. No sabes lo rápido que puedes perder a esa persona”.

***

Descubre:

Una verdadera historia de dificultad y resiliencia que te hará emocionar hasta las lágrimas

TE RECOMENDAMOS