Va a urgencias al sangrarle la garganta tras una operación y le hallan dentro su dentadura postiza

Por Jesús de León
13 de Agosto de 2019 Actualizado: 13 de Agosto de 2019

Un hombre de 72 años en el Reino Unido se presentó en emergencias luego de someterse a una cirugía en la que no le retiraron su dentadura postiza lo cual le ocasionó una complicación seria para su salud.

Según uno de los médicos que atendieron a este paciente, quien describió el caso en BMJ Case Reports, sus problemas comenzaron seis después de una cirugía menor que aparentemente resultó exitosa y sin mayores complicaciones.

Sin embargo, él constantemente notaba sangre en la boca. También experimentaba dolor de garganta y tenía problemas para tragar. Cuando fue a urgencias seis días después de la cirugía ni siquiera podía comer alimentos sólidos.

En ese momento los médicos sospecharon que sus síntomas eran el resultado de una infección respiratoria, por lo que lo enviaron a casa con varios antibióticos y medicinas.

Figura 1. Radiografía anteroposterior del tórax. BMJ Case Reports. Free use.

Pero, dos días después el dolor de garganta empeoró, además estaba con la voz ronca y sin poder tragar la medicación con la que se le dio de alta. También sentía que le faltaba el aire, sobre todo cuando estaba acostado, y había empezado a dormir erguido en un sofá.

Entonces se le hizo una radiografía de tórax que mostró una opacificación borrosa en el hemitórax izquierdo (ver figura 1).

Figura 2. Radiografía anteroposterior del cuello. BMJ Case Reports. Free use.

Luego se le realizó un examen endoscópico de la velofaringe que reveló un objeto metálico semicircular que cubría las cuerdas vocales y obstruía completamente su visión. El objeto presionaba contra la epiglotis y había causado eritema e inflamación con evidencia de erosión que probablemente fue la causa del sangramiento.

Al explicarle esto al paciente, contó que su dentadura postiza se había extraviado durante la cirugía general realizada 8 días antes, y que esta consistía en una placa de techo metálica y tres dientes frontales.

Las radiografías laterales del cuello revelaron que éste era el cuerpo extraño (ver figuras 2 y 3) que tenía dentro.

El paciente fue llevado a la sala de emergencias donde le extrajeron la dentadura postiza.

Figura 3. Radiografía lateral del cuello. BMJ Case Reports. Free use.

Los médicos dejaron constancia de que la dentadura postiza debió haber sido retirada antes de la intubación.

“La presencia de prótesis dentales debe quedar claramente documentada antes y después de cualquier procedimiento, y todos los miembros del equipo de la sala de operaciones deben conocer el plan perioperatorio”, dijo la autora del estudio, Harriet Cunniffe, especialista en laringología del Hospital James Paget, citó Gizmodo.

Sin embargo, la tragedia de este paciente no terminó aquí.

Cinco días después del alta el paciente se presentó a urgencias con expectoración de sangre proveniente de los pulmones o los bronquios causada por alguna lesión de las vías respiratorias.

Fue dado de alta después de un período de observación.

Diez días después regresó a con el mismo problema, estimándosele que perdió alrededor de un litro y medio de sangre.

Al paciente se le administró ácido tranexámico y se le dio de alta después de dos días.

Volvió al hospital 6 días después con más sangramiento y esta vez fue llevado al quirófano donde se le identificó el sitio de la hemorragia.

Se le hizo una transfusión y se le dio de alta 2 días después.

Desafortunadamente, regresó 9 días después con un nuevo sangramiento y fue llevado de nuevo al salón de operaciones como una emergencia para una faringoscopia. Se descubrió otra lesión en un vaso arterial.Se le hizo, además, una nueva transfusión.

Esta no es la primera vez que los médicos hacen que las personas se traguen sus dentaduras postizas durante una operación. Harriet A Cunniffe encontró al menos 83 casos en un lapso de 15 años.

Asimismo, se han documentado casos de cuerpos extraños tanto en odontología como en anestesia, incluidos dientes, un guante de látex y una dentadura postiza que fue aspirada en la laringe al ser intubada, en un caso de fracturas maxilares bilaterales, que tristemente terminó en fatalidad.

***

A continuación:

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

TE RECOMENDAMOS