Vacuna contra COVID-19 BioNTech produce 10 veces más anticuerpos que Sinovac de China, según estudio

Por Alex Wu
18 de Julio de 2021
Actualizado: 18 de Julio de 2021

Un nuevo estudio realizado por investigadores en Hong Kong concluyó que los receptores de la vacuna contra COVID-19 Comirnaty de BioNTech generan 10 veces más anticuerpos que la vacuna china CoronaVac fabricada por Sinovac.

El estudio informó que incluso después de recibir su primera dosis de BioNTech, los niveles de anticuerpos de los receptores eran más altos que aquellos que habían recibido dos dosis de Sinovac.

El estudio concluyó también que los receptores de Sinovac tenían niveles “similares o más bajos” de anticuerpos en comparación a los pacientes con COVID-19 recuperados.

La investigación fue realizada por la Universidad de Hong Kong sobre la base de 1442 muestras recolectadas en hospitales y clínicas de Hong Kong. Los resultados fueron publicados en Lancet Microbe el 15 de julio.

La investigación comprobó que los niveles promedio de anticuerpos en el primer mes luego de recibir dos dosis de BioNTech se mantuvieron en 269 títulos de anticuerpos neutralizantes, lo cual es casi 10 veces las lecturas medidas en aquellos que habían recibido las dos dosis de Sinovac—27. Aquellos que recibieron su primera dosis de la vacuna BioNTech tuvieron medidas aproximadamente de 49, mientras que la medida promedio luego de la primera dosis de Sinovac fue de tan solo aproximadamente 7.

Según los investigadores, los resultados indican que se necesitan “estrategias alternativas” para los receptores de Sinovac, como las inyecciones de refuerzo.

La vacuna CoronaVac contra el COVID-19 desarrollada en China utiliza tecnología de virus inactivo, mientras que la vacuna Comirnaty COVID-19 de BioNTech, fabricada en asociación con Fosun Pharma, utiliza tecnología de ARNm.

Ha sido informado en todo el mundo el bajo nivel de anticuerpos y la baja eficacia de las vacunas desarrolladas en China. A principios de junio, un estudio clínico en Serbia informó que el 30 % de las personas de 65 años o más no habían producido anticuerpos después de recibir otra vacuna de virus inactivo fabricada en China: Vero Cell de Sinopharm.

Los países que optaron por inocular a sus poblaciones con Sinovac han percibido aumentos repentinos de infecciones por COVID-19 en los últimos meses. Por ejemplo, Bahrein, Chile, Mongolia y las Seychelles, que tienen entre el 50 y el 68 % de su población completamente vacunada con vacunas chinas, se encuentran entre los 10 principales países con los peores brotes de COVID-19.

En junio se reportó que en Indonesia, más de 350 trabajadores de la salud completamente vacunados con Sinovac estaban infectados con COVID-19.

Muchos países han comenzado a ofrecer vacunas BioNtech adicionales como inyecciones de refuerzo para aquellos que han sido completamente vacunados con vacunas contra COVID-19 fabricadas en China, como Bahrein y los Emiratos Árabes Unidos. Indonesia comenzó a ofrecer inyecciones Moderna como potenciadores, mientras que Tailandia ofrece inyecciones AstraZeneca desarrolladas en el Reino Unido.

Una mujer recibe la vacuna contra el coronavirus AstraZeneca COVID-19 en una clínica de vacunación masiva improvisada en Denpasar, en la isla turística de Bali, en Indonesia, el 6 de julio de 2021. (Sonny Tumbelaka/AFP a través de Getty Images)

Mientras tanto, Tailandia también comenzó a mezclar vacunas, ofreciendo vacunas AstraZeneca como la segunda dosis para aquellos que han recibido su primera vacuna de Sinovac.

El director del Centro para la Prevención y el Control de Enfermedades de China, Gao Fu, dijo a la prensa china en marzo que podría ser necesaria una tercera dosis de refuerzo de Sinovac. En abril, Gao admitió que las vacunas de China brindan poca protección contra las infecciones y que su efectividad podría mejorarse mezclando diferentes tipos de vacunas fabricadas con diferentes tecnologías, como el ARNm utilizado en las vacunas occidentales.

A pesar de la baja eficacia de las vacunas fabricadas en China, el régimen comunista chino ha estado promoviendo activamente la diplomacia de las vacunas que le ha permitido ampliar su influencia política en países que buscan con urgencia vacunas contra el COVID-19.

A fines de junio, Ucrania fue presionada para que retirara su apoyo a una declaración conjunta pidiendo una investigación de las Naciones Unidas sobre los abusos de los derechos humanos en la región occidental de Xinjiang, en China, debido a que Beijing amenazó con retener las vacunas contra COVID-19 fabricadas en China si esto no se cumplía.

Hungría, el país de Europa del Este que compró una gran cantidad de vacunas contra COVID-19 chinas, también vetó las resoluciones de la UE para condenar los abusos de derechos humanos del régimen chino en Hong Kong y contra los uigures en Xinjiang.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS