Vacuna COVID-19 de Moderna eliminó rápidamente el virus en nariz y pulmones de monos, dice estudio

Por Isabel van Brugen
30 de Julio de 2020
Actualizado: 30 de Julio de 2020

Monos infectados deliberadamente con el virus del PCCh y a los que se les administró la vacuna experimental COVID-19 de Moderna, con sede en Massachusetts, pudieron eliminar rápidamente el virus de sus pulmones, dijeron investigadores el 28 de julio.

Un estudio (pdf) publicado en el New England Journal of Medicine el martes, sugirió que la vacuna experimental, MRNA-1273, protegía contra la infección los pulmones y la nariz de los monos e inducía una respuesta inmune robusta.

En el estudio con 24 monos, Moderna probó dosis de 10 microgramos o 100 microgramos de la vacuna contra ningún tratamiento.

Ambas dosis demostraron ser eficaces para proteger contra la replicación viral en los pulmones y la inflamación pulmonar, la dosis más grande también protege contra la replicación viral en la nariz de los animales.

Todos los macacos que recibieron la vacuna experimental produjeron altos niveles de anticuerpos neutralizantes que atacan una parte del virus del PCCh (Partido Comunista Chino) utilizado para invadir las células. Los anticuerpos son una proteína de la sangre producida por el sistema inmune para combatir virus y otras materias extrañas.

“El virus se eliminó muy rápidamente en los animales vacunados”, dijo a The New York Times el Dr. Barney S. Graham, autor principal del artículo y subdirector del Centro de Investigación de Vacunas del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas. El equipo científico de Graham trabajó con la firma estadounidense de biotecnología Moderna para desarrollar la vacuna.

Los monos en el control que no recibieron la vacuna no pudieron deshacerse rápidamente del virus.

Los resultados del estudio son significativos, explicó Graham, porque sugirió que los monos vacunados pudieron eliminar gran parte del virus de su nariz y evitaron que se propagara en gran medida.

“Si se contrae una pequeña infección que se elimina rápidamente y no se desprende por mucho tiempo, se reduce la probabilidad de transmisión”, dijo.

“Creo que tenemos la posibilidad de tener alguna protección de esta vacuna, pero tenemos que hacer la prueba de fase 3 para descubrirlo”, agregó.

Una mujer limpia las puertas de entrada a la sede de Moderna en Cambridge, Massachusetts, el 18 de mayo de 2020. (Joseph Prezioso/AFP vía Getty Images)

Moderna comenzó el lunes sus etapas finales de pruebas para evaluar la efectividad de la vacuna para prevenir la enfermedad respiratoria en alrededor de 30,000 participantes adultos del ensayo, marcando así la primera compañía estadounidense en avanzar a la fase 3 de las pruebas clínicas.

Las pruebas para la fase 3 se realizarán en centros de investigación clínica en Estados Unidos.

Según los Institutos Nacionales de Salud (NIH), los voluntarios del ensayo se separarán en dos grupos y se les administrará la vacuna o el placebo controlado. Se administrarán dos inyecciones separadas de 100 microgramos de la vacuna o la solución de placebo a los voluntarios, pero se administrarán con 28 días de diferencia entre sí. Además, este ensayo será ciego, donde tanto los voluntarios como los investigadores no sabrán cuál se administra a cada quién.

Paula Liu y Reuters contribuyeron a este informe.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

PCCh usa red de cuentas falsas en Twitter para desinformar sobre la pandemia

TE RECOMENDAMOS