Vacuna del virus del PCCh de la Universidad de Oxford activa respuesta inmune, dicen investigadores

Por Jack Phillips
20 de Julio de 2020
Actualizado: 20 de Julio de 2020

Científicos de la Universidad de Oxford revelaron que una vacuna que se está desarrollando para el virus del PCCh, un nuevo coronavirus, ha mostrado signos de respuesta inmunológica, según los resultados de un ensayo clínico publicado el lunes.

El ensayo, publicado en la revista médica The Lancet, no reveló si la vacuna prevendría la infección del coronavirus. Los investigadores todavía están intentando determinar eso, dijeron.

Los participantes que recibieron la vacuna tenían anticuerpos neutralizantes detectables, según un comunicado de prensa de la Universidad de Oxford, y también agregaron que “estas respuestas fueron más fuertes después de una dosis de refuerzo, con el 100 por ciento de la sangre de los participantes teniendo actividad neutralizante” contra el virus. Dijeron que el siguiente paso es determinar si la vacuna puede prevenir la infección por completo.

“Vimos la respuesta inmunológica más fuerte en los diez participantes que recibieron dos dosis de la vacuna, lo que indica que esta podría ser una buena estrategia para la vacunación”, señaló en el comunicado Andrew Pollard, del grupo de investigación de Oxford.

En el estudio, la mitad de los más de 1000 voluntarios recibieron la vacuna propuesta, y la mitad recibió una vacuna para la meningitis. La vacuna COVID-19 propuesta, llamada AZD-1222, causó más efectos secundarios menores que la de la meningitis, pero los autores del estudio afirmaron que el acetaminofén, o paracetamol, alivió los efectos del fármaco, según The Lancet (pdf).

La vacuna está siendo producida por el gigante farmacéutico Astra Zeneca.

“Nos alientan los datos provisionales de la fase I/II que muestran que el AZD1222 fue capaz de generar una rápida respuesta de anticuerpos y células T contra el SARS-CoV-2. Aunque queda mucho trabajo por hacer, los datos de hoy aumentan nuestra confianza en que la vacuna funcionará y nos permiten continuar con nuestros planes de fabricar la vacuna a escala para un acceso amplio y equitativo en todo el mundo”, declaró Mene Pangalos, con AstraZeneca, en el comunicado.

Los autores del estudio sugirieron que la vacuna debería probarse ahora en adultos mayores, que tienen sistemas inmunológicos más débiles y se consideran especialmente vulnerables al virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

Astra Zeneca dijo que ha firmado acuerdos con gobiernos de todo el mundo para suministrar la vacuna en caso de que resulte eficaz y obtenga la aprobación de las autoridades reguladoras. La compañía ha dicho que no buscará obtener beneficios de la vacuna durante la pandemia.

El nuevo ensayo incluyó 1077 adultos sanos de 18 a 55 años sin antecedentes de COVID-19.

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, celebró los primeros resultados del ensayo de Oxford.

“Esta es una noticia muy positiva”, escribió. “Un enorme bien hecho a nuestros brillantes y líderes mundiales científicos e investigadores en [Oxford]. No hay garantías, no estamos allí todavía y serán necesarios más ensayos – pero este es un paso importante en la dirección correcta”.

Reuters contribuyó a este informe.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Película documental: Cuando llega la plaga

TE RECOMENDAMOS