Intrépida dentista ha salvado más de 200 tiburones quitando anzuelos de sus peligrosas fauces

Por La Gran Época
05 de Mayo de 2019 Actualizado: 24 de Junio de 2019

Los pacientes de Christina Zenato no son ordinarios y su consultorio simplemente está bajo el mar. ¡Conoce a esta valiente dama que trabaja en las Bahamas como “dentista” de tiburones!.

Podríamos pensar que los dentistas tienen una imagen de personas aburridas y con un trabajo rutinario. Cuando los visitas te sientas en la silla y tratas de hablar con el dentista, mientras ellos tienen las manos en tu boca.

Por lo general pensamos que la cosa más peligrosa con la que estos médicos se pueden llegar a encontrar, es un paciente que le muerda los dedos.

Pero a Christina Zenato  eso no la detiene, ya que según dice, ella siempre amó el océano y a las criaturas marinas. Según la website deportiva de USA Today (BNQT), hasta 2018 Christina había removido alrededor de 250 anzuelos de la boca de los tiburones en los últimos quince años, y lo mejor de todo, es que nunca la han mordido.

“Recibí algunas lesiones en mis dedos por torcer y dar vuelta a los animales que intentaban liberarse mientras tiraba del anzuelo”, dijo Zenato a USA Today. “Sin mencionar los ganchos que a veces me perforaban la piel”.

Y es que desde siempre, Christina ha tenido ese inusitado interés por la vida marina y las profundidades del océano. “Mi trabajo soñado era ser un guardiana submarina para poder recorrer los océanos del mundo y asegurarme que los arrecifes estén protegidos. Además quería tener a varios tiburones como amigos”, dijo Christina en el vídeo de The Dodo.

Ella recuerda que un día de 1994 reservó un viaje a las Bahamas y fue a un campamento de entrenamiento de buceo. En una inmersión, tuvo que alimentar a los tiburones y eso la marcó para siempre.

Regresó de su viaje con una nueva misión en su vida. Ella empacó sus cosas y les dijo a todos que se iría por un año para trabajar con los tiburones en el Caribe. Pasaron 23 años más y ella aún continúa realizando esta extraña tarea.

Christina se convirtió en instructora de buceo certificada y comenzó a aprender sobre el comportamiento de los tiburones.

Debido a los años ella lleva haciendo esto, afirma que puede entender mejor a los tiburones que a sus propios perros y gracias a esto,  se ganó el apodo de ” la encantadora de tiburones”.

“Puedo ver cuando un tiburón está teniendo un día difícil y sé cuando los tiburones están tranquilos”, dice en el video. “Reconozco a todos y cada uno de ellos”.

Después de años de estudiar el comportamiento de los tiburones y establecer una relación con ellos, llegó al punto en el que se siente lo suficientemente cómoda con ellos, como para poder quitar valientemente los diferentes anzuelos que podrían lastimar a los tiburones.

“Conociendo su comportamiento y con la adecuada comprensión, creo que es uno de los animales más seguros con los que se puede estar”, explicó Christina.

“Cualquier día que pase en el agua con los tiburones es mejor que cualquier otra cosa para mí”, aseguró Christina.

Christina fue admitida en el Salón de la fama de las mujeres buceadoras en 2011. Además cree que hay un gran potencial en los voluntarios para poder enseñar a estudiantes de todo el mundo.

“No hay aguas infestadas de tiburones. Las aguas les pertenecen y necesitamos tiburones en las aguas. Ellos son los embajadores y son mis tiburones, los cuidaré lo más que pueda”, concluye esta valiente y comprometida “encantadora de tiburones”.

Mira a el video a continuación: 


Un hombre se encuentra con un Mero Goliat mientras pescaba en el mar

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS