Venezuela: Denuncian masacre de 28 mineros

07 de Marzo de 2016 Actualizado: 07 de Marzo de 2016

Familiares y amigos de 28 mineros desaparecidos en el estado venezolano de Bolívar, específicamente en la localidad de Tumeremo, han mantenido protestas en ese lugar, luego de denunciar que los trabajadores fueron descuartizados y masacrados. Los deudos trancaron vías principales este fin de semana, para reclamar información sobre el paradero de los mineros.

El diputado Américo de Grazia declaró a medios locales que los trabajadores no retornaron el viernes de sus actividades cotidianas. Supuestos sobrevivientes del enfrentamiento, indican que están muertos y que los cuerpos están siendo ocultados por el líder de una banda que controla el territorio en una mina llamada Atenas, entre el municipio Roscio y Sifontes del estado Bolívar.

El miedo ha invadido a las personas que poseen información sobre el caso, quienes se abstienen de hacer la denuncia formal ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas. Los familiares de los trabajadores desaparecidos aseguran que la banda que presuntamente ejecutó el crimen, estaba acompañada por funcionarios del Ejército y del propio CICPC.

Los relatos ofrecidos a un medio local son desgarradores: “Frente a todos, los armados liquidaron a los 28, entre ellos, a una muchacha de 20 años, embarazada, que luego fue picada en dos. Los cuerpos luego fueron supuestamente paseados en un camión volteo por el pueblo y llevados -con una comisión de escolta- a un sector llamado Pozo el 51, en la vía a Ana Coco, en la frontera con la zona en reclamación”.

Un dueño de una finca aledaña a la Mina Atenas declaró a un programa radial en Ciudad Guayana que en su propiedad fueron atendidas casi 60 personas heridas que se salvaron de la masacre. De acuerdo con estas versiones, muchos de los heridos fueron trasladadoshasta el pueblo en un camión de su propiedad y otros huyeron asustados, no quisieron que los llevaran a un hospital por miedo a que por ser testigos del crimen, sus vidas corrieran peligro.

Pero el gobernador de la entidad, Francisco Rangel Gómez, negó las versiones en una declaración a la estatal Venezolana de Televisión (VTV), por lo que los familiares asumen que es cómplice del hecho delictivo y que ampara las mafias que operan en esa mina.

Artículo original aquí.

TE RECOMENDAMOS