Venezuela: Estados Unidos está dispuesto a negociar salida de Nicolás Maduro

Por Pachi Valencia
23 de Julio de 2019 Actualizado: 23 de Julio de 2019

Un alto funcionario estadounidense afirmó que EE.UU. está dispuesto a no procesar a Nicolás Maduro a cambio de que deje el poder en Venezuela.

El país norteamericano está dispuesto a negociar la salida de Maduro para poner fin a la crisis política. “Creo que aún piensa que si se va a, digamos, República Dominicana, lo vamos a acusar e iremos tras él”, dijo un funcionario de alto rango al Miami Herald el 23 de julio.

El funcionario de la administración Trump, quien prefiere estar en el anonimato, piensa que Maduro está buscando una salida, pero que su principal preocupación es que no haya garantías.

Es por ello que el funcionario de EE.UU. piensa que la mejor salida es que Maduro “aproveche la oferta antes que sea tarde”, ya que, de lo contrario, podría ser llevado a la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya luego del informe detallado de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

Nicolás Maduro durante una conferencia de prensa en el palacio presidencial de Miraflores en Caracas, Venezuela, el 9 de enero de 2019. (Yuri Cortez/AFP/Getty Images)

“Estamos dispuestos a negociar para cerrar este capítulo, pero esa oportunidad se está cerrando porque ahora incluso la ONU ha creado un caso que podría usarse en su contra en La Haya”, dijo el funcionario, enfatizando que a pesar que Estados Unidos no es miembro de la CPI, hay países de la región que sí lo son.

¿A dónde huiría Maduro?

John Bolton, el asesor de seguridad nacional advirtió a Maduro en febrero que si no abandonaba el poder, podría acabar en una zona playera peculiar.

“Ayer tuiteé que le deseo un retiro largo y tranquilo en una bonita playa lejos de Venezuela. Y cuanto antes aproveche esa oportunidad, más probable será que pueda tener un retiro agradable y tranquilo en una playa bonita en lugar de estar en otra zona playera como la de Guantánamo”, dijo Bolton en una entrevista de radio.

Sobre la posibilidad de que Maduro se quede en Venezuela, un funcionario de la Casa Blanca dijo en febrero a The Sun Post que no cree que el dictador se sienta seguro entre los venezolanos, por lo que “Maduro siente la necesidad de que su equipo de seguridad esté formado por personas que sean cubanos y rusos, y él probablemente preferiría [huir a] otro lugar”, agregó.

Así mismo, Elliott Abrams, representante especial para Venezuela del Secretario de Estado de Estados Unidos Mike Pompeo, dijo a los periodistas que “es mejor para la transición a la democracia en Venezuela que [Maduro] esté fuera del país y hay varios países que creo que estarían dispuestos a aceptarlo”.

Aunque explicó que Maduro tiene “amigos en lugares como Cuba y Rusia”, donde podría trasladarse, reveló que otros países “han acudido a [Estados Unidos] en privado y dijeron que estarían dispuestos a aceptar a miembros del régimen ilegítimo actual si eso ayudaría a la transición”, pero se negó a nombrarlos, agrega el informe.

Cuba es un aliado importante que defiende y mantiene a Maduro en el poder, por lo que la salida del líder socialista podría verse limitada a las decisiones tomadas desde la isla.

Carlos Vecchio, el embajador de Venezuela en Estados Unidos, dijo el 28 de enero a través de su Twitter que “hay que proteger los activos de los venezolanos para que Maduro no termine de saquear todo”. Se cree que mientras Maduro tenga acceso a los activos de Venezuela, permanecerá en el país y servirá a los intereses de sus aliados.

Para Andrey Kortunov, jefe del Consejo de Asuntos Internacionales, una organización de investigación establecida por el Kremlin, dijo que “si Maduro se dirigiera a Rusia, el presidente Vladimir Putin le brindaría refugio” porque “él sigue siendo uno de los nuestros”, exclamó el funcionario.

El embajador del Grupo de Lima para Venezuela, Julio Borges, afirmó en una entrevista que Nicolás Maduro está “tocando la puerta de países árabes y del este de Europa para su retiro”, según El Nacional.

Pasos lentos pero seguros

El funcionario estadounidense en el anonimato dijo que estaban conscientes que este proceso no sería rápido. “Es indiscutible que progresamos [más] en debilitar a Maduro en las últimas 20 semanas que los últimos dos gobiernos. En ese sentido, nos sentimos muy bien sobre dónde estamos y el avance que se se ha logrado”.

Así mismo, culpó a los medios de comunicación que no reportan las noticias de una manera correcta.

A fines de mayo, Maduro anunció que realizaría una inversión junto con Huawei y otras empresas chinas para “elevar la capacidad de las telecomunicaciones y establecer el sistema 4G en Venezuela”, sin embargo para Kimberly Breier, subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, el dictador estaba invirtiendo en tecnología del Partido Comunista Chino para “rastrear y vigilar a sus ciudadanos”.

Para el alto funcionario, no se trata de cuánta iniciativa haya de parte de Guaidó y de los venezolanos, sino que se trata de un desafío el poder llegar a la gente porque “cada vez que [Guaidó] abre la boca, el gobierno venezolano tumba internet con ayuda de los chinos. El mayor desafío que enfrenta es de transmitir su mensaje. La gente apoya su mensaje pero no puede protestar si no saben adónde ir”, declaró al Miami Herald.

“Solamente hay que observar el cambio radical que ha habido en la situación en comparación con el 31 de enero”, agregó. “Si alguien piensa que se ha perdido ese impulso, que no se ha ganado mucho terreno, que Maduro no está herido de muerte, entonces están observando un mundo completamente diferente”.

Video relacionado

Los valores conservadores ganan terreno en Venezuela

TE RECOMENDAMOS