Venezuela sigue siendo el país con más homicidas pese a que los criminales migran por la pobreza

Por La Gran Época
28 de Diciembre de 2018 Actualizado: 28 de Diciembre de 2018

La violencia y el crimen se presenta con nuevos rostros en Venezuela y está migrando tanto dentro del país como al exterior, según el último informe anual del Observatorio de la Violencia en Venezuela (OVV).

Venezuela sigue siendo el país Latinoamericano con mayor número de homicidios. En 2018 se contabilizaron 23.047 muertes violentas, lo que significa una tasa impactante de 81,4 homicidios por 100.000 habitantes.

La cifra total de 2018 es menor que 2017 y 2016 con 89 y 92 homicidios por 100.000 habitantes respectivamente, pero esta disminución va acompañada de la salida de cerca de tres millones de venezolanos, según Naciones Unidas, desde 2015 han huido de la violencia, la hiperinflación y la escasez de bienes básicos.

“Hemos visto una tasa de emigración extremadamente alta en el país. La gran mayoría de las personas que han emigrado son personas honestas, pero muchos criminales también han emigrado. Muchos criminales han emigrado simplemente porque su negocio no tienen valor en el país”, dijo Roberto Briceño, Director de OVV, al exponer el nuevo informe anual.

Una mujer anciana hace cola para comprar alimentos básicos y artículos domésticos fuera de un supermercado en el barrio pobre de Lidice, en Caracas, Venezuela, el 27 de mayo de 2016. (RONALDO SCHEMIDT/AFP/Getty Images)

Briceño destacó que “la delincuencia se mueve en relación con los costos y beneficios”, y esta relación en Venezuela no tuvo muchas oportunidades de actuar en el último año. Los recursos ya no están, por lo que los criminales “han emigrado”.

Los robos a bancos disminuyen porque no hay dinero y los robos de vehículos disminuyen, pues hay menos en las calles o están parados sin repuestos.

“No hay dinero efectivo para robar o los volúmenes que implicaría un botín sustancioso son intransportables”, y sobre los  secuestros, como estos deben ser pagados en moneda extranjera “se reduce la población secuestrable”.

Algunos criminales “deciden que es preferible por el mismo riesgo, obtener más beneficios en otros países”.

Respecto a la migración de malhechores a países vecinos, la fiscalía de Colombia advirtió una tendencia al alza de capturas de venezolanos en situación de flagrancia desde agosto de 2017. El incremento anual de delitos por parte de venezolanos reportado fue de un 228 por ciento, según La Semana.

(Foto: FEDERICO PARRA/AFP/Getty Images)

Nuevos rostros

El empobrecimiento que se agudiza en Venezuela también está cambiando las formas del delito dentro del país.

Los delincuentes profesionales que no han emigrado, en vez de robar dinero buscan alimentos, por lo que atacan a los actores de la red agroalimenticia. Algunos se van a las zonas rurales y se trasforman en verdaderos depredadores asaltando fincas y robando ganado. También hay extorsión a productores y distribuidores de los alimentos, dice el informe.

Cientos de miles de venezolanos han migrado a otros países de la región en los últimos meses, pero existe preocupación por las consecuencias y la falta de capacidad para contener la situación.(Getty Images)
Cientos de miles de venezolanos han migrado a otros países de la región en los últimos meses, pero existe preocupación por las consecuencias y la falta de capacidad para contener la situación. (Getty Images)

Además “hay un nuevo tipo de delincuente, no profesional: son las personas empujadas al delito por hambre”.

“Se acentuaron en este año los robos a los productores de café, cacao y caña de azúcar. Esto ha sido relevante en el municipio Montes, con una tasa de 106 fallecidos por 100 mil/h y Cajigal, con 189 muertes por 100 mil/h”, indica el documento.

En las ciudades, el control territorial de las bandas dedicadas a robos y secuestros, compite con la aparición de los delitos por hambre y  las ejecuciones extrajudiciales por parte de los cuerpos de seguridad.

Las protestas en contra del gobierno de venezuela han resultado en muchas muertes y el potencial de que la situación se agrave es alarmante. (Getty Images)
Las protestas en contra del gobierno de venezuela han resultado en muchas muertes y el potencial de que la situación se agrave es alarmante.
(Getty Images)

Aumento de muertes policiales extrajudiciales

De un total de 23.047 muertes violentas en el año, 10.422 fueron homicidios, y 7.523 personas murieron “por la acción de los cuerpos policiales y militares, un incremento importante en relación al año anterior”.

Otros 5.102 son casos de averiguaciones de muerte.

“Hay una disminución de las muertes violentas cometidas por los delincuentes y un incremento de las muertes violentas producto de la acción policial que son llamadas resistencia a la autoridad, pero que en una buena parte y con seguridad pueden ser clasificadas como ejecuciones extrajudiciales”, dice el informe de OVV:

El hecho que hay un mayor número de muertes por acción policial ilegal es a su vez preocupante, destaca OVV.

La ley no tiene facultad de “actuar con arbitrariedad, cometiendo graves delitos como ajusticiamientos, secuestros y abuso policial”.

“Quien persigue el delito no puede hacerlo fuera de la ley, pues así no se garantiza justicia o legalidad sino que se debilita la institucionalidad, la sociedad se crea una  imagen negativa de las fuerzas policiales y crece la violencia, incrementándose la mortalidad y el delito”.

De acuerdo a los pronósticos sobre los países más violentos de Centroamérica, según la OVV, Venezuela “duplicará la tasa esperada para Honduras este año, con 40 víctimas por 100 mil/h  y se ubicará por encima de la que tendrá El Salvador que se espera sea menor a 60 muertes por 100 mil/h.”.

Descubra a continuación

El alto precio de contar la verdad en China hoy

TE RECOMENDAMOS