Ventas de PCR en Wuhan repuntaron antes de publicarse primeros casos oficiales de COVID-19: Informe

Por Daniel Y. Teng
05 de Octubre de 2021 6:40 AM Actualizado: 05 de Octubre de 2021 10:32 AM

El gasto en Wuhan, China, en pruebas de detección de virus PCR se disparó varios meses antes de la primera notificación oficial de casos de COVID-19, lo que sugiere que el virus ya circulaba en las comunidades durante el verano del hemisferio norte (entre junio y agosto) de 2019, antes de hacerse público.

Una empresa australiana de ciberseguridad, Internet 2.0, rastreó las ventas de varios años de pruebas PCR (test de reacción en cadena de la polimerasa), revelando un aumento de casi el 50 por ciento entre 2018 y 2019 —el año anterior a la pandemia de COVID-19 que se extendió por todo el mundo.

Las ventas de las pruebas PCR, utilizadas para detectar virus específicos, fueron de 19.1 millones de yuanes (USD 3 millones) en 2016, seguidas de 29.1 millones (USD 4.5 millones) en 2017, 36.7 millones (USD 5.69 millones) en 2018, y luego 67.4 millones (USD 10.5 millones) en 2019.

“Estos resultados desafían las suposiciones existentes en torno a cuándo comenzó la pandemia y apoyan una mayor investigación. El estudio concluye que un aumento significativo del gasto en equipos de PCR se correlaciona con la propagación de COVID-19”, según el informe titulado Procuring for a Pandemic: An Assessment of Hubei Province (China) PCR Procurement Assessments.

“Nosotros evaluamos con una confianza media que el aumento significativo entre 2018 y 2019 en la provincia de Hubei (67.4 millones de yuanes del total de equipos de PCR en 2019) se debe a un evento como la aparición de COVID-19”, añaden los autores.

“Finalmente, evaluamos con alta confianza que la pandemia comenzó mucho antes de que China informase a la Organización Mundial de la Salud sobre el COVID-19”.

El estudio se llevó a cabo mediante un análisis de 1716 contratos de compra desde 2007 hasta fines de 2019.

También identificó una cantidad “notable, significativa y anormal” de compras de equipos de PCR en 2019, de instituciones con sede en Wuhan como el Hospital del Ejército Aéreo del Ejército de Liberación Popular (en mayo de 2019), el Instituto de Virología de Wuhan (en noviembre de 2019), la Universidad de Ciencia y Tecnología de Wuhan (en octubre de 2019) y los Centros de Distritos de Control y Prevención de Enfermedades de la provincia de Hubei (entre mayo y diciembre de 2019)

El brote epidémico se notificó oficialmente el 31 de diciembre de 2019, sin embargo se mantienen los interrogantes sobre los orígenes del brote luego de una investigación muy publicitada respaldada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuyos resultados están cuestionados.

Los copresentadores de Truth Over News en Epoch TV, Jeff Carlson y Hans Mahncke, intentaron rastrear los orígenes del virus y encontraron que los científicos del Instituto de Virología de Wuhan comenzaron los estudios identificatorios de los primeros virus relacionados con el coronavirus de COVID-19 entre 2012 y 2013.

Michael Shoebridge, director de defensa del Instituto Australiano de Política Estratégica, dijo que el informe de Internet 2.0 proporcionaba datos adicionales para ayudar en los esfuerzos por descubrir la verdad del origen de la pandemia de COVID.

“Los equipos de pruebas de PCR ahora se asocian ampliamente con las pruebas de detección de coronavirus pero tienen usos mucho más amplios en la investigación genética y biotecnológica por lo que un aumento en la adquisición de estos equipos no significa necesariamente que se haya producido un brote de la enfermedad. Otra explicación podría ser una aceleración de diferentes líneas de investigación”, dijo Shoebridge a The Epoch Times en un correo electrónico.

Sin embargo, no descarta la conclusión de Internet 2.0 de que el régimen chino podría haber estado tratando de hacer frente a un posible brote.

Si se obtuviera información sobre los motivos de las compras masivas de PCR, esto podría arrojar más luz sobre las actividades del Partido Comunista Chino (PCC), añadió.

“Por supuesto, esto es exactamente lo que las autoridades chinas no quieren que ocurra, por lo que la reconstrucción y el descubrimiento de datos como lo realizado por Internet 2.0 seguirá siendo un medio para seguir investigando”, dijo Shoebridge. “Yo no descartaría que saliera a la luz otra información procedente de revelaciones desde dentro de China, ya que ha habido precedentes en otros ámbitos de actividad, como las filtraciones de documentos gubernamentales sobre Xinjiang”.

“El simple hecho de que la revelación de lo ocurrido sea obviamente en el interés de cualquiera que quiera prevenir futuras pandemias significa que el comportamiento del PCCh para frustrar este conocimiento abre una brecha entre los intereses del régimen que gobierna China y los de la población de ese país y del resto del mundo. Es probable que esa brecha solo se amplíe con el paso del tiempo”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.