Ventas minoristas en EE.UU. aumentaron en enero, lo que sugiere fortaleza del consumidor

"Si bien el consumidor estadounidense sigue siendo fuerte, hay focos de debilidad en el gasto"
Por Tom Ozimek
14 de Febrero de 2020
Actualizado: 14 de Febrero de 2020

El gasto del consumidor, el principal impulsor de la economía de Estados Unidos, aumentó ligeramente en enero, dando un ligero impulso a la expansión económica récord de Estados Unidos.

En enero, las ventas minoristas generales, que reflejan la compra en tiendas físicas y online, aumentaron un 0,3 por ciento de mes a mes, dijo el viernes el Departamento de Comercio. Las cifras se ajustan para suavizar las fluctuaciones estacionales.

El gasto minorista de los consumidores durante el año comprendido entre enero de 2019 y enero de 2020 creció un 4,4 por ciento ajustado por estacionalidad, lo que sugiere que la economía ha seguido siendo impulsada por un público seguro.

Cambio porcentual en las ventas minoristas y de servicios de alimentos del mes anterior. (Oficina del Censo de EE.UU.)

“Estamos en un ciclo económico virtuoso donde el bajo desempleo, el crecimiento continuo del empleo y el aumento de los ingresos de los hogares son el combustible que impulsa el gasto del consumidor”, dijo Greg McBride, vicepresidente senior y analista financiero jefe de Bankrate, en un comunicado enviado por correo electrónico a The Epoch Times.

“El gasto del consumidor es el pilar sobre el que descansa la economía de Estados Unidos”, agregó McBride.

Según los datos del gasto de consumo personal (PCE) de la Reserva Federal, los consumidores estadounidenses inyectaron alrededor de USD 13.4 billones en el PBI actual de USD 21.43 billones en 2019, contribuyendo con esta medida alrededor del 63 por ciento a la producción económica de los EE.UU.

Gastos de consumo personal real (PCE), tasa anual ajustada estacionalmente, en billones de dólares. (BEA a través de FRED)

Aún así, el gasto de los consumidores en ciertos sectores de la economía experimentó una caída en enero, y las ventas en las tiendas de ropa sufrieron su mayor caída mensual desde 2009, disminuyendo en un 3,1 por ciento, según muestran los datos de Comercio.

Otro retroceso fueron los datos de diciembre que se revisaron a la baja para mostrar que las llamadas ventas minoristas centrales, que excluyen ciertos productos, aumentaron un 0.2 por ciento en lugar de un 0.5 por ciento, como se informó anteriormente.

“En general, las cifras muestran que, si bien el consumidor estadounidense sigue siendo fuerte, hay focos de debilidad en el gasto”, dijo Robert R. Johnson, profesor de finanzas en el Heider College of Business, Creighton University, en un comunicado enviado por correo electrónico a The Epoch Times.

“Si uno quita automóviles, gasolina, materiales de construcción y servicios de alimentos, las ventas minoristas no cambiaron desde diciembre”, agregó Johnson. “Los números proporcionan algo tanto para los osos económicos como para los toros económicos para construir su caso”.

Sin embargo, los factores que impulsan el gasto del consumidor estadounidense siguen siendo fuertes. El desempleo fue un bajo 3.6 por ciento en enero, y las ganancias promedio por hora registraron un aumento de 3.1 por ciento año tras año, lo que sugiere que los hogares tienen dinero para gastar.

“El consumidor estadounidense parece estar aguantando”, dijo Allen Sukholitsky, Fundador y Jefe de Estrategias Macro de Xallarap Advisory, en un comunicado enviado por correo electrónico.

“Las ventas minoristas llegaron ligeramente por debajo de nuestras expectativas, pero no estamos leyendo demasiado sobre esto porque el mes pasado salieron significativamente mejor de lo que esperábamos. Un mes no hace tendencia”, agregó.

“Cuando ese ciclo virtuoso comienza a mostrar grietas, como el aumento del desempleo que socava la capacidad y la confianza de los hogares para gastar, es cuando debemos preocuparnos de que la expansión esté llegando a su fin”, concluyó McBride.

Reuters contribuyó a este informe.

Descubre

Cómo Huawei es utilizado como herramienta de espionaje y subversión

TE RECOMENDAMOS