Los latidos irreguales del corazón pueden provocar la muerte súbita, descubre cómo puedes evitarlos

Por La Gran Época
19 de Marzo de 2019 Actualizado: 20 de Marzo de 2019

El magnesio es posiblemente el mineral más importante, aunque subestimado, en el cuerpo humano. Desempeña varios papeles importantes en el mantenimiento de la salud de los huesos y los músculos, incluyendo el corazón y el cerebro. También ayuda a mantener bajo control los niveles del azúcar en la sangre y la presión arterial.

Desafortunadamente, no todo el mundo es consciente de ello y muchos de nosotros sufrimos diariamente de deficiencia de magnesio sin siquiera saberlo.

Cuando no estás recibiendo suficiente magnesio, muchos aspectos de tu cuerpo y mente se desviarán del curso. Aquí hay 10 señales que hay que tener en cuenta que podrían indicar si sufres de una deficiencia de este mineral:

1. Antojos de chocolate

(Sebastian Duda/Shutterstock)

Mientras que el cacao en el chocolate es de hecho una excelente fuente natural de magnesio, el contenido de azúcar en el chocolate podría contribuir a otros problemas de salud graves. En lugar de barras de chocolate, es posible que desees buscar alimentos ricos en magnesio que contengan poca o ninguna azúcar, como: nueces, semillas y frijoles.

2. Tics y calambres musculares

(Prostock-studio/Shutterstock)

Si sufres de calambres musculares regularmente, los bajos niveles de magnesio pueden ser la causa. Uno de los muchos beneficios para la salud del mineral es ayudar a su músculo a relajarse moviendo el azúcar en la sangre dentro de tus músculos y eliminando el ácido láctico, que puede acumularse en los músculos y causar dolor. Así que cuando careces de magnesio, tus músculos pueden latir o contraerse y simplemente no pueden relajarse, causando espasmos leves o extremadamente dolorosos.

Ten en cuenta que las contracciones musculares involuntarias pueden tener muchas otras causas, por ejemplo, pueden ser causados por estrés o demasiada cafeína.

3. Huesos débiles

(Andrey_Popov/Shutterstock)

Aproximadamente, el 60 por ciento del magnesio en tu cuerpo se encuentra en los huesos. La ingesta suficiente de este mineral ayuda a tus huesos a mantener su fuerza y firmeza. Esto se debe a que el magnesio juega un papel clave en la absorción y el metabolismo del calcio, el principal componente de los huesos y los dientes. La deficiencia de este mineral reduce los niveles de calcio en la sangre, lo que hace que los huesos sean más propensos a las fracturas.

4. Acidez estomacal

(Tero Vesalainen/Shutterstock)

La acidez estomacal ocurre cuando el líquido gástrico ácido fluye hacia atrás en el esófago, el tubo que conecta la garganta con el estómago. Puedes experimentar un sabor agrio en la boca, una sensación de ardor en el pecho o la sensación de que la comida está regresando por la garganta.

La deficiencia de magnesio es una de las causas de la acidez estomacal, porque el magnesio ayuda al esfínter en la parte inferior del estómago a relajarse, permitiendo que el contenido baje en lugar de subir.

5. Latidos irregulares del corazón

(Africa Studio/Shutterstock)

Se necesita suficiente magnesio para mantener un ritmo cardíaco constante y una presión arterial normal. Está implicado en el transporte de electrolitos, como el calcio y el potasio, a las células. Estos electrolitos ayudan a desencadenar y conducir los impulsos eléctricos en tu corazón.

Los niveles de electrolitos, que son demasiado altos o demasiado bajos causan arritmia cardíaca o latidos irregulares. Los síntomas de la arritmia suelen ser leves. Sin embargo, en algunas personas, puede causar palpitaciones cardíacas, que son pausas aterradoras entre latidos cardíacos. En los casos más graves, la arritmia puede aumentar el riesgo de accidente cerebrovascular o insuficiencia cardíaca, lo que podría significar la muerte instantánea.

6. Dificultad para dormir

(Tero Vesalainen/Shutterstock)

Como se mencionó anteriormente, los bajos niveles de magnesio pueden provocar calambres musculares. Esto causa el síndrome de las piernas intranquilas (restless leg syndrome, RLS por sus siglas en inglés). Un trastorno del sistema nervioso que causa el impulso abrumador de mover las piernas. A menudo va acompañado de dolor y palpitaciones que pueden disminuir gravemente la calidad de tu sueño.

Un calambre en la pierna puede suceder, cuando estás dormido, pero también puede ocurrir mientras estás acostado despierto en la cama sin hacer nada. Aunque el músculo puede relajarse por sí solo en menos de 10 minutos, tu pierna puede sentirse adolorida o sensible durante todo un día después.

7. Dificultad para respirar

(wavebreakmedia/Shutterstock)

Algunas personas con bajo contenido de magnesio, pueden encontrarse sintiendo falta de aliento todo el tiempo. La falta de magnesio puede causar la acumulación de calcio en los músculos que recubren las vías respiratorias de los pulmones. Esto hace que las vías respiratorias se estrechen, haciendo que sea más difícil respirar. Esto podría explicar por qué los niveles de magnesio tienden a ser más bajos en las personas con asma que en las personas sanas. Interesantemente, a veces se administra un inhalador con sulfato de magnesio a personas con asma severa para ayudar a relajar y expandir las vías respiratorias.

8. Fatiga y debilidad muscular

(Orawan Pattarawimonchai/Shutterstock)

Todos nos fatigamos de vez en cuando. Simplemente significa que necesitas descansar. Sin embargo, la fatiga severa o persistente puede ser un signo de un problema de salud. En particular, la falta de magnesio puede causar agotamiento físico y mental, ya que el magnesio es responsable de la activación del trifosfato de adenosina (ATP), que es la unidad fundamental de energía dentro de las células. Los bajos niveles de magnesio perjudican la producción de energía de tu cuerpo.

Un signo más específico de deficiencia de magnesio, es la debilidad muscular. Los científicos creen que la debilidad es causada por la pérdida de potasio en las células musculares, una condición asociada con la falta de magnesio.

9. Estreñimiento

(cliplab.pro/Shutterstock)

El magnesio tiene un efecto relajante en muchas partes del cuerpo, incluyendo el tracto digestivo. Cuando el cuerpo está bajo en magnesio, los intestinos tienden a contraerse más. Como resultado, es más difícil que los desechos pasen, lo que a su vez puede llevar al estreñimiento. Además, el magnesio también actúa para atraer agua a los intestinos. Esta agua se combina con las heces secas, lo que facilita su evacuación.

10. Ansiedad

(AVAVA/Shutterstock)

Los bajos niveles de magnesio, también se han relacionado con la ansiedad y la depresión. De hecho, un estudio entre más de 8800 personas encontró que entre los adultos de 65 años o menos, los que consumían menos magnesio tenían un riesgo del 22 por ciento mayor de esta afección. Una razón para esto es que el magnesio ayuda a regular la función cerebral y el estado de ánimo.

El magnesio, juega un papel importante en la transmisión de señales entre el cerebro y el cuerpo. Actúa cómo el guardián de lo que se conoce como receptores NMDA, previniendo que sean activados por señales débiles, que pueden estimular tus células nerviosas innecesariamente. Cuando sus niveles de magnesio son bajos, los receptores NMDA son más propensos a ser desencadenados, haciéndolo sentir más “nervioso”, impaciente o irritado.

Descargo de responsabilidad: Este artículo es sólo para fines informativos y no es un sustituto del consejo médico profesional.

Masaje estos 5 puntos de presión para aliviar el dolor de cabeza

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS