Veterano de la Fuerza Aérea transforma avión de 2ª Guerra Mundial en fabulosa casa rodante

Por Louise Bevan
13 de Septiembre de 2021
Actualizado: 13 de Septiembre de 2021

Un exsargento mayor de la Fuerza Aérea de EE.UU. puso en práctica el trabajo de toda su vida en una reforma muy singular. Con la intención de construir una casa rodante para él, transformó un viejo avión de la Segunda Guerra Mundial en una vivienda móvil y funcional, y la llamó “Fabuloso Flamingo”.

Cuando era niño, Gino Lucci, de Michigan, veía cómo su padre y sus tíos construían sus propias casas rodantes. Después de convertirse en piloto y mecánico de aviones, Lucci —propietario de la empresa de recuperación de aviones Round Engine Aero— quiso construir una propia a partir de un avión.

“Tuvieron que pasar unos 40 años para que ese sueño se hiciera realidad”, dijo Lucci a The Epoch Times por correo electrónico.

El exsargento mayor de la Fuerza Aérea de EE.UU. Gino Lucci. (Cortesía de Gino Lucci)

En 2018, Lucci y su hijo de entonces 19 años, Giacinto, se asociaron para buscar las materias primas. Buscando en imágenes de satélite, Giacinto encontró el avión perfecto en un aeropuerto de Rolla, Missouri: el modelo RD-4 de 1943.

“Era parte de una operación de carga”, dijo Lucci. “Un tornado pasó por ahí hace unos 30 años y destrozó varios aviones. Éste fue uno de ellos”.

Lucci dijo que este modelo fue utilizado por la Marina estadounidense como transporte “por toda Sudamérica”, y luego se vendió a una aerolínea al final de la Segunda Guerra Mundial. Desde entonces, la Administración Federal de Aviación (FAA) lo utilizó como avión de pruebas, pero se estropeó antes de convertirlo en carguero.

(Cortesía de Gino Lucci)
(Cortesía de Gino Lucci)

“El fuselaje tiene una enorme fisura”, dijo Lucci. “Más tarde supimos que el fuselaje estaba deformado y doblado; un cazador de recuerdos había arrancado muchas piezas pequeñas, y unos animales habían entrado en él”.

Sin embargo, Lucci y Giacinto estaban seguros que era la aeronave adecuada para el trabajo. Sin embargo, el propietario tardó hasta mayo de 2019 en aceptar vender la nave.

Lucci y su hijo desmontaron las alas del avión y lo transportaron a 600 millas de distancia a su granja de 5 acres en Nashville, Michigan, para renovarlo.

(Cortesía de Gino Lucci)
(Cortesía de Gino Lucci)

Lo desmantelaron hasta dejar el metal expuesto, lo limpiaron y lo prepararon para montarlo en el chasis de un viejo camión de reparto. El proceso duró tres meses, pero padre e hijo se encargaron de la mayor parte del trabajo sin maquinaria pesada.

“Se debió cortar, medir y asegurar que se montaba y se desplazaba correctamente”, dijo Lucci a The Epoch Times.

“Se construyó una subestructura y se realizaron los tediosos procesos para que el camión y la aeronave ‘se hablaran’ y ‘trabajaran juntos'”.

Lucci dijo que éste fue uno de los mayores desafíos. También fue difícil reubicar la puerta, obtener visibilidad hacia delante y preparar el vehículo para la vida en la carretera.

(Cortesía de Gino Lucci)

“Cuando se golpea un bache, puede afectar de verdad al chasis”, dijo Lucci.

“Cuando empezamos a probarlo, el fuselaje quiso vacilar contra el viento y arrastró el chasis, así que lo aflojamos todo y mi hijo midió la distancia a la que se movía el fuselaje en relación con el chasis mientras conducía a ciertas velocidades”.

La pareja siguió ajustando hasta que el fuselaje ya no se movió, y luego construyeron monturas y soportes para asegurarlo en su sitio.

Con 38 pies de largo, la casa rodante terminada puede alcanzar velocidades de hasta 70 mph. Luego de innumerables inspecciones de seguridad, fue declarada casa rodante “Clase A” apta para circular.

Dieciocho meses después de comenzar el proyecto, Lucci llevó la Fabulosa Flamingo —llamada así por las vetas rosas que tiene en los laterales— a su primer viaje por carretera.

(Cortesía de Gino Lucci)

La autocaravana cuenta con un dormitorio principal en la parte trasera, dos camas individuales, una bañera, un baño con lavabo e inodoro con cisterna, una mesa que se puede plegar para convertirla en cama y un sofá-cama al estilo de las camas de los años 40.

El soporte de la radio del piloto se reutilizó en la cocina, los capós del motor del avión se convirtieron en los guardabarros delanteros del vehículo recreativo y los depósitos de combustible de las alas se convirtieron en los traseros. Incluso el sistema de intercomunicación original sigue funcionando.

Lucci afirma que es fácil ver cómo se han reutilizado muchas piezas originales del avión.

(Cortesía de Gino Lucci)

“Cuando miro las fotos del principio, no puedo creer que mi hijo y yo lo hayamos construido”, dijo Lucci. “Me encantó el reto mental, averiguar cómo hacer las cosas. Además, me gusta que hayamos tenido poca o ninguna ayuda en la construcción”.

Sin embargo, este veterano de la Fuerza Aérea, con 25 años de experiencia, dio crédito a la empresa Frontier Truck Parts, con sede en Michigan, por haber proporcionado el aislamiento de 23 cabinas de semicamión. También dieron rienda suelta a Lucci y a su hijo para que desmontaran las cabinas en desuso y exploraran cómo se montaban.

“En realidad, el proyecto no habría salido tan bien sin su apoyo”, dijo.

Además de usar el Flamingo para las vacaciones, Lucci dice que es “muy conmovedor” llevar a los veteranos a la cabina para “revivir su juventud”.

“En cuanto al dinero, no soy nada rico”, dijo. “Es muy divertido ver la emoción en la gente cuando subimos”.

(Cortesía de Gino Lucci)

Lucci y su hijo aún le hacen mejoras, reutilizan piezas del avión original siempre que es posible para mantener los costos bajos. Incluso llevaron la casa rodante a Baron Aviation para mostrar al propietario lo que había sido de su avión fuera de servicio.

El dueño, impresionado, les vendió dos aviones más, incluido uno que voló en el Día D.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS