Veterano de Vietnam pierde la medalla del Corazón Púrpura y la recupera 38 años después

Por Michael Wing
06 de Noviembre de 2021 9:06 AM Actualizado: 06 de Noviembre de 2021 9:06 AM

Para Gus Allbritton, un residente de Georgia de 71 años, sobrevivir a la guerra de Vietnam fue una especie de milagro, ya que resultó gravemente herido en combate en tres ocasiones distintas. Y aunque recibió la medalla del Corazón Púrpura por su sacrificio, esa muestra de honor se perdió posteriormente en un robo.

Pero en un giro del destino, casi cuatro décadas después, otro milagro le devolvió esa preciada medalla.

En 1968, Allbritton se graduó del instituto un viernes. Había recibido su aviso de reclutamiento el sábado. Y el lunes ya se encontraba en Fort Benning, en el ejército. Durante su servicio en Vietnam, de 1969 a 1970, Allbritton fue mutilado tres veces en combate, por lo que recibió tres medallas del Corazón Púrpura.

 (Cortesía de James W.Huckfeldt Jr./Dublin VA)
(Cortesía de James W.Huckfeldt Jr./Dublin VA)

“La primera vez me hirieron en el hombro derecho con un AK-47, un disparo de francotirador en el hombro”, dijo a WGXA News. “La segunda vez, me hirieron por los pies, las piernas, las rodillas, la ingle, por aquí”.

La tercera vez fue “por la espalda, un impacto de RPG justo al lado de un búnker”, recordó Allbritton. “Recibí impactos en la espalda, uno aquí en el tórax, no sé cómo llegó hasta ahí, y otro me atravesó todo el pecho”.

El joven soldado tuvo suerte de seguir vivo. “Y sigo caminando”, dijo medio siglo después de los hechos. “Dios ha sido bueno conmigo”.

Al regresar a Estados Unidos, recibió su tercer Corazón Púrpura por su sacrificio.

 (Cortesía de James W.Huckfeldt Jr./Dublin VA)
(Cortesía de James W.Huckfeldt Jr./Dublin VA)

Entonces, Allbritton hizo carrera en las fuerzas armadas y guardó su medalla en una jarra de cristal que contenía monedas sueltas y otras pertenencias. Pero cuando su casa fue asaltada en 1983, el ladrón robó la jarra junto con armas de fuego y otros objetos. Como agente de seguridad, Allbritton sabía que era casi imposible volver a ver los objetos robados.

Hasta que 38 años más tarde, en un giro del destino, un buen hombre, Jamie Bath, se topó a mediados de septiembre con el Corazón Púrpura mientras curioseaba en un mercadillo, y vio el nombre “Gus A. Allbritton” grabado en el reverso. Intrigado, Bath localizó con sorprendente facilidad la medalla hasta su propietario a través de la huella digital de Allbritton que trabajaba con la Administración de Veteranos.

Unos días más tarde, la medalla había sido enviada por correo y había llegado hasta el veterano.

Recibirla fue una experiencia imposible de creer para Allbritton.

 (Cortesía de James W.Huckfeldt Jr./Dublin VA)
(Cortesía de James W.Huckfeldt Jr./Dublin VA)

“No podía creer que, después de todo este tiempo, mi Corazón Púrpura volviera a estar donde debe estar”, dijo Allbritton. “Le di los otros dos a mis hijos, uno a mi hija y el otro a mi hijo. Creo que me lo quedaré para mí, ya que Dios me ha dado otra oportunidad de cuidarlo”.

El exsoldado de 71 años, que ha pasado 25 años como voluntario en el VA de Dublín, explicó lo que significa el Corazón Púrpura para quien se sacrifica para servir lealmente a su país.

“Tienes que derramar sangre por tu país para recibir un Corazón Púrpura”, dijo a la emisora. “Y yo he derramado parte de mi sangre por mi país”.

“La mayoría de los miembros del servicio y los veteranos nunca quieren un Corazón Púrpura, ya que se concede por ser herido en acción o a título póstumo”, dijo la VA a The Epoch Times. “Allbritton, sin embargo, no podría estar más contento de recibir su tercer Corazón Púrpura por segunda vez”.

Comparta sus historias con nosotros en emg.inspired@epochtimes.com,, y siga recibiendo su dosis diaria de inspiración suscribiéndose al boletín Epoch Inspired en  TheEpochTimes.com/newsletter


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.