Veterano de guerra que cumplió 110 años recibe merecido homenaje con una exclusiva serenata

Por Richard Szabo
16 de Septiembre de 2019 Actualizado: 16 de Septiembre de 2019

Uno de los veteranos sobrevivientes de la Segunda Guerra Mundial más antiguos del país recibió una serenata y una lluvia de besos en las celebraciones de su 110º cumpleaños en Luisiana el 12 de septiembre.

Lawrence Brooks, de 110 años, sirvió en Nueva Orleans al 91º Batallón de Ingenieros, predominantemente afroamericano, estacionado en Nueva Guinea y luego en Filipinas, donde se convirtió en soldado de primera clase.

Durante este tiempo sirvió a tres oficiales blancos y su rutina diaria incluía limpiar sus sábanas, uniformes, lustrar sus zapatos y realizar otras tareas según lo solicitado.

“Lo he logrado, y estoy contento de estar aquí”, dijo Lawrence a The Associated Press (AP).

Nacido el 12 de septiembre de 1909, se cree que es el veterano de la Segunda Guerra Mundial más viejo de Estados Unidos.

“Pasan tantas cosas, algunas de ellas las recuerdo, otras no”, dijo Lawrence, según AP. “Algunas de ellas quiero recordar y otras no quiero recordar”.

Celebró este hito en el Museo Nacional de la Segunda Guerra Mundial, que celebró una ceremonia en la que se reconoció el servicio de Lawrence con una placa de identificación honorífica que colgaba de su cuello.

El coronel Justin Swanson, de la Reserva del Ejército de Estados Unidos, elogió la perseverancia de Lawrence en el campo de batalla mortal donde tenía poco o ningún contacto con su esposa, la difunta Leona B. Brooks, y sus cinco hijos y cinco hijastros.

“No vieron ni hablaron con sus familias durante, en algunos casos, años”, dijo Justin a AP. “Nuestros soldados ahora mismo en combate en la mayor parte del mundo tienen la capacidad de hablar con sus familias casi todos los días si así lo desean”.

Lawrence también recibió una moneda de despliegue del Ejército de los Estados Unidos que incluía un toro en un lado e información de despliegue en el otro.

“En realidad, esa fue la última moneda que tuve para el despliegue que les dimos a todos nuestros soldados que estaban en el teatro con nosotros”, dijo Justin. “Esa fue la última que tuve, y cuando vine hoy a hablar en este evento, supe que tenía que dársela, no fue nada difícil de decidir para mí”.

El trío de cantantes de Victory Belles más tarde le dio una serenata a Lawrence con canciones sobre el ejército y le deseó un feliz cumpleaños antes de darle un beso en la mejilla.

Stephen Watson, presidente y director ejecutivo del Museo Nacional de la Segunda Guerra Mundial, invitó a Lawrence al museo para que ayudara a compartir las historias de los “valientes hombres y mujeres de la generación de la Segunda Guerra Mundial”.

“Creo que es apropiado que el veterano de la Segunda Guerra Mundial más antiguo de Estados Unidos que aún vive esté aquí en Nueva Orleans”, dijo Stephen a AP.

La ceguera en el ojo derecho de Lawrence y la falta de visión en el izquierdo no han afectado su voluntad de vivir.

“Bueno, cuando mi papá tenía 100 años, le pregunté: ‘Papi, ¿cuánto tiempo crees que vas a vivir?’ Dijo que sería un bebé de 112 años”, le dijo a AP su hija Vanessa Brooks. “Le quedan dos años más, así que le haré cumplir esa promesa: 112”.

The Associated Press contribuyó a la elaboración de este informe.

Conmovedores momentos cuando los soldados regresan de sorpresa a casa

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS