Vía negativa: enfocarse en lo que no hay que hacer

A veces la forma de ganar en la vida es perdiendo algo
Por Mike Donghia
21 de Septiembre de 2021
Actualizado: 21 de Septiembre de 2021

Cuando se piensa en cómo mejorar algo, la mayoría de la gente se centra instintivamente en lo que se puede agregar o cambiar.

Quiere mejorar su vida, así que se pregunta: “¿Qué nuevos hábitos puedo sumar?”.

Quiere mejorar su negocio, así que se pregunta: “¿Qué procesos hay que cambiar o adoptar?”.

Quiere ser más inteligente, así que se pregunta: “¿Qué nuevos conocimientos puedo adquirir?”.

Quiere crecer en su fe, entonces se pregunta: “¿Qué buenas acciones o rutinas debo realizar?”.

Quiere mejorar su salud, así que se pregunta: “¿Qué nueva dieta o rutina de ejercicios puedo probar?”.

Pero una regla importante en la que suelo confiar es que la mayoría de los problemas complejos son más fáciles de resolver haciendo lo contrario. En lugar de preguntar qué se puede agregar o cambiar para mejorar, hay que empezar por ver qué se puede eliminar o evitar.

En teología y filosofía, ese enfoque suele llamarse “vía negativa” o “por la vía de la eliminación”.

A mí me gusta considerarlo como el estudio de lo que no hay que hacer.

El camino de la resta

La vía negativa tiene varias ventajas:

A menudo es mucho más fácil ver lo que está mal que lo que está bien.

En un entorno complejo (prácticamente toda la vida), incluso las adiciones aparentemente “buenas” pueden tener consecuencias imprevistas. A menudo es más fácil predecir lo que va a ocurrir por la vía de la eliminación.

La mayoría de las personas dedican mucho tiempo a pensar en qué añadir, así que es muy probable que puedan encontrar alguna posibilidad al alcance de la mano simplemente preguntando qué se puede eliminar. Por ejemplo, puede mejorar su salud eliminando los refrescos diarios de su dieta, o puede hacer que su casa sea más acogedora sin gastar un céntimo eliminando el desorden.

Gran parte de lo que llamamos “tener éxito” es simplemente aparecer y evitar los grandes errores que incluso la gente inteligente comete. Hay una enorme ventaja en el hecho de no gastar en exceso sus ingresos o de no convertirse en una persona poco fiable debido a su perfeccionismo o a su postergación.

Eliminar cosas de su vida le permite centrarse en lo más importante.

Eliminar cosas de su vida también le brinda opciones libres. Por ejemplo, puede aprovechar la oferta de último minuto para cenar simplemente dejando más margen en sus días y semanas. Tener opciones es una alternativa, pero no el requisito para aprovechar las cosas buenas que surgen en el camino.

Adiciones por sustracción

A continuación se presentan algunas áreas prácticas de su vida que podrían mejorar simplemente eliminando o reduciendo lo que ya existe.

Perfeccionismo. En lugar de dejar que la falsa necesidad de un resultado perfecto le frene, pruebe un experimento en el que se dé a sí mismo un cierto tiempo para tomar una decisión y seguirla.

Desorden. En lugar de organizar su casa y sus cosas, intente reducir la cantidad que posee.

Distracción. En lugar de buscar nuevos consejos de productividad, empiece por eliminar las principales fuentes de distracción de su vida. Si no puede eliminarlas, hágalas mucho menos accesibles.

Nuevos conocimientos. En lugar de leer otro libro o blog de autoayuda (éste incluido), intente escribir cinco cosas que haya aprendido en el último año y pase el próximo año simplemente tratando de dominarlas.

Dilación. En lugar de buscar más tiempo en su día o algún secreto de la vida que otras personas parecen poseer, encuentre una manera de eliminar la fuente de su postergación y haga lo que realmente importa.

Hábitos. En lugar de buscar nuevos hábitos que añadir a su vida, empiece por eliminar primero los malos.

Dieta. En lugar de probar una nueva dieta de moda, simplemente coma menos de las cosas que sabe que le perjudican. Otro enfoque podría ser ayunar ocasionalmente de ciertas golosinas durante un periodo de tiempo. A veces es más fácil estar totalmente activado o totalmente desactivado.

Trabajo. En lugar de añadir otra reunión, proyecto o idea, busque las ineficiencias del sistema actual que puedan eliminarse o abordarse.

Finanzas. En lugar de elaborar un presupuesto complicado de seguir, comience con sus gastos actuales y busque algunas áreas en las que pueda reducir sus gastos. Repita esta operación tantas veces como desee.

Ayuno. En lugar de añadir nuevos placeres y entretenimientos a su vida como defensa contra el aburrimiento, pruebe con un ayuno temporal de algo que le guste para renovar su estima.

Productos químicos. En lugar de añadir nuevos productos a su vida con el objetivo de ser más saludable, considere lo que simplemente puede eliminar sin ningún inconveniente.

La práctica de la simplicidad

En pocas palabras, la vía negativa no es más que otra aplicación de la práctica de la vida sencilla, de muchas formas de simplificar su vida y de beneficiarte de esa forma intemporal e infalible de ayudarse a sí mismo y a los que le rodean.

Analizar qué no hacer es, en sí mismo, una práctica de la vía negativa. Es sencillo observar lo que ya está haciendo y preguntar qué se puede eliminar. Es mucho más difícil considerar todas las soluciones potenciales (normalmente con algún costo) que la sociedad ofrece para sus problemas. Ese camino suele llevar a pensar demasiado y a hacer demasiadas cosas.

Lo mejor de todo es que la práctica de la vida sencilla le obliga a reducir y decidir qué es lo más importante para usted. Lo empuja a vivir más intencionalmente a través de la serie de elecciones que termina haciendo. Esperamos que le resulte tan beneficioso como lo fue para nosotros.

Este artículo se publicó originalmente en This Evergreen Home.

Mike (y su esposa, Mollie) escriben un blog en This Evergreen Home, donde comparten su experiencia de vivir de manera simple, intencional y relacional en este mundo moderno. Puede seguirlos suscribiéndose a su boletín de noticias, que se publica dos veces por semana.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS