Video: Perro con el corazón roto visita a la tumba de su dueña anterior y se niega a irse del lugar

Por Margery Dunn
14 de Julio de 2019 Actualizado: 14 de Julio de 2019

Cuando el dueño de un perro fallece, ¿realmente el perro se aflige y recuerda a su dueño? Tal vez. Los perros tienen la misma neurología y química que los humanos; por lo tanto, pueden experimentar emociones similares a las nuestras, según el Dr. Stanley Coren.

Los especialistas en comportamiento animal pueden saber si un perro está contento comprobando si su postura es relajada, si su pelo es liso y si mueve la cola. Según la Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales, un perro preocupado estaría acostado, evitando el contacto visual o volteando la cabeza con las orejas hacia atrás.

Los expertos también señalan que los perros, como los niños, no necesariamente entienden la permanencia de la muerte de una persona, según el Dr. Coren.

En un evento inusual en la ciudad de Ámsterdam, Estado de Nueva York, un conmovedor video muestra cómo un perro con el corazón roto durante una visita a la tumba de su dueño anterior se negó a abandonar el lugar.

La dueña de la perra de 86 años de edad había muerto, y la Chihuahua mestiza, Deta, de 5 años de edad, estaba bajo el cuidado de su hija, Theresa Morini, y su esposo. Deta, que significa “pequeño” en eslavo, perteneció a la madre de Morini durante los primeros cinco años y había sido una compañera constante y leal para ella, según el Metro.

( Video Screenshot | Newsflare | NTD)

Luego, en noviembre de 2017, dos meses después del fallecimiento de su madre, Morini y su esposo decidieron visitar el cementerio donde fueron enterrados su madre y el difunto esposo de esta.

“Mi esposo y yo estábamos colocando una corona de Navidad en la tumba de mi madre”, dijo Morini.

Sus nuevos dueños grabaron un vídeo del emotivo momento en que la pequeña Deta se negó a abandonar el lugar de descanso de su anterior propietario. Después de colocar la corona, Theresa y su esposo llamaron a Deta mientras se preparaban para partir. “Vamos Deta, vámonos”, se oye decir a Morini en el video, mientras animaba al perro a salir de la tumba y seguirlos de vuelta.

“Qué buena chica”, dijo Morini, mientras Deta se levantaba y comenzaba a caminar hacia el auto. Sin embargo, el perro se detuvo a mitad de camino y se sentó. Ella ladeó la cabeza a la derecha, hizo una pausa, luego se giró y volvió a la tumba.

“Deta, tienes que salir del cementerio, vamos”, dijo el marido de Morini, tratando de persuadir a Deta para que volviera al auto. Pero Deta yacía allí inmóvil, acurrucada y desamparada, mirándolos en silencio.

“Esa lápida junto a la que Deta está tendida pertenece a mi padre y a mi madre”, dijo Morini según The Mirror. “Todavía puedes ver la tierra fresca en la tumba de mi madre”. Al ver a Deta yaciendo cerca de la tumba de su madre y negándose a ceder, Morini se puso a llorar.

Al final, el marido de Morini tuvo que recoger directamente a Deta y llevarla de vuelta a su coche.

Realmente no sabemos lo que Deta sintió o vio en el cementerio, pero por su comportamiento y postura corporal, Deta todavía parece recordar a su dueña y sabe que fue enterrada allí. ¿Será posible que los perros tengan un sexto sentido y sean capaces de conectarse con cosas que no se ven? ¿Era la renuencia de Deta a abandonar la tumba de su dueño anterior porque estaba de luto o porque esperaba en vano que su dueña regresara?

De acuerdo con la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales, los perros pueden mostrar signos de estar molestos o angustiados cuando se separan repentinamente de las personas a las que están apegados, lo que se denomina ansiedad por separación. Enumera varias maneras en que la ansiedad por separación puede manifestarse y recomienda aumentar la estimulación mental y física para que estén completamente comprometidos y ocupados.

El comportamiento de Deta nos sirve como un conmovedor recordatorio de que los perros también tienen sentimientos, que recuerdan y tal vez lloran como nosotros los humanos.

Pastor alemán rescatado no confía en las personas. Con amor y cariño le demuestran el otro lado del ser humano.

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS