Videos filmados por cámaras ocultas exponen el crimen infernal que está ocurriendo en prisiones chinas

Por Daksha Devnani - La Gran Época
22 de Julio de 2019 Actualizado: 22 de Julio de 2019

Advertencia: este artículo incluye imágenes gráficas que algunos lectores pueden considerar perturbantes.

Dos videos absolutamente impactantes han expuesto un crimen espantoso e inimaginable que ha estado ocurriendo en los campos de trabajos forzados y centros de detención de China en las últimas dos décadas. Estos segmentos gráficos de imágenes, que nunca antes se habían visto, no solo son difíciles de ver, sino que también hacen que uno se pregunte cómo es la vida de los presos políticos en la China comunista.

Los inquietantes videos destacan a prisioneros de conciencia y a otros detenidos que son torturados para realizar trabajos forzados en condiciones inimaginables, algunos de los cuales quedan demacrados, mientras que otros quedan con la piel en descomposición y con ampollas. Sin embargo, el régimen comunista chino no lo ve como una grave violación de los derechos humanos, sino que lo considera una manera de reformar a los prisioneros.

Hombre sano torturado hasta el borde de la muerte

El primer video horripilante muestra a un empleado de gerencia retirado casi muerto llamado Shi Zhimin, de la Fábrica Textil de la Provincia de Hebei, ubicada en la ciudad de Langfang, China. Fue detenido por el Centro de Detención de la Ciudad de Mengzhou y estuvo detenido durante siete meses en diciembre de 2004.

Campo de trabajo forzado
(Crédito: ©Minghui)

Al parecer, Shi se declaró en huelga de hambre para protestar por su trato injustificado y fue esposado y vigilado las 24 horas del día. Antes de la detención, Shi, que tenía 70 años en ese momento, pesaba 45 kg, pero estaba muy demacrado después de siete meses de tortura extrema, con un peso de solo 25 kg.

En el video, Shi severamente débil compartió cómo en el centro de detención, fue torturado y restringido por un método llamado “Cama de la persona muerta” en el cual las cuatro extremidades de la persona son estiradas y atadas a las cuatro esquinas de un marco de cama de metal frío. No se le permite a la persona comer, beber o usar el baño. Shi pasó por esta tortura inhumana durante tres días enteros. Durante su período de detención, Shi perdió peso, tuvo dificultades para hablar o incluso moverse, y desarrolló un extraño y enorme furúnculo cerca del hueso de su cola.

Campo de trabajo forzado
(Crédito: ©Minghui)

“Encontraron un gran abultamiento y duro dentro de mi estómago, y mis dos pies estaban muy hinchados. Pensaron que no podía vivir más de una semana, así que me quitaron el tubo de alimentación forzada”, dijo Shi.

Sin embargo, esta no era la primera vez que Shi era sometido a tortura. De hecho, desde 1999, Shi ha sido arrestado más de 10 veces por la policía y agentes del gobierno y ha sido sentenciado a campos de trabajos forzados, prisiones y centros de detención. A lo largo de los años, los guardias de la prisión le han quemado la barba y la cara con un encendedor, le han saqueado la casa, le han golpeado la cabeza con una varilla de metal y dijo Shi: “forzado a comer metiéndome un tubo en la nariz”.

Pero, ¿por qué un caballero anciano fue obligado a soportar un trato tan bárbaro? La razón es que él era un seguidor del sistema espiritual de Falun Gong, también conocido como Falun Dafa—una antigua disciplina de cultivación de mente y cuerpo basado en los principios de la Verdad, Benevolencia y Tolerancia que se practican con libertad en más de 100 países en todo el mundo.

Persecución
Los sitios de ejercicio de Falun Gong como éste en Guangzhou eran una vista común en toda China antes del 20 de julio de 1999. (Crédito: ©Minghui)

Sin embargo, en China, el exlíder del Partido Comunista Chino (PCCh) Jiang Zemin lanzó una brutal persecución para erradicar la tan aclamada práctica pacífica el 20 de julio de 1999. Con un estimado de 70 a 100 millones de seguidores de Falun Dafa solo en China, el PCCh, que mantiene su posición como un partido político oficialmente ateo, percibió la presencia de Falun Dafa cómo una amenaza a su gobierno autoritario.

Desde entonces, millones de personas han sido injustamente detenidas, sometidas a lavados de cerebro, expulsadas y torturadas. Muchos han sido sentenciados a campos de trabajos forzados, y algunos han sido sometidos a análisis de sangre para que sus órganos puedan ser sustraídos y contribuir a la multimillonaria industria de comercio de órganos de China.

Escalofriante video encubierto

Este inimaginable material de clandestinidad procedente de China ha sido noticia recientemente. La grabación encubierta fue filmada con cámaras ocultas por un exitoso empresario chino en campos de trabajo mediante el soborno a los guardias.

Ming Yu, un empresario de la ciudad de Shenyang, provincia de Liaoning, China, perdió su fábrica de ropa después que comenzó la persecución de Falun Dafa. Pasó 12 años en prisión y en campos de trabajo y arriesgó su vida para filmar y pasar de contrabando los impactantes videos. Ming huyó de China, y cruzó la frontera con Tailandia y se dirigió a California el 27 de enero. Llevó estos videos filmados en secreto al extranjero y los compartió con los medios de comunicación para exponer lo que está sucediendo en los campos de trabajo forzado de China.

Algunas imágenes filmadas en el famoso Campo de Trabajo de Masanjia en las Olimpiadas de Beijing 2008 muestran a practicantes de Falun Dafa haciendo diodos y trabajando durante muchísimas horas. Ming le dijo a Fox News que los trabajadores no tenían descanso y que algunos estaban tan exhaustos que dormían debajo de las mesas en las que hacían los productos.

Mientras tanto, otro video de un practicante de Falun Dafa del mismo campo de trabajo forzado lo muestra encadenado a una cama y con un peso muy inferior al normal. Según Ming, fue herido por los guardias del campo.

Estos horribles videos muestran de primera mano la persecución de los practicantes de Falun Dafa en China. Ming le dijo a Fox News: “Si alguna vez te pillan haciendo este tipo de cosas, grabando los detalles de lo que está pasando en estos campos, perderías la vida”.

El mundo se está despertando

A pesar de todo lo que ha sucedido, el mundo está despertando a estos crímenes contra la humanidad.  S.Res 220 “expresa solidaridad con los practicantes de Falun Dafa y sus familias por las vidas, libertades y derechos que perdieron por adherirse a sus creencias y prácticas”, y condena “la práctica no consentida de la sustracción de órganos”.

Una resolución (pdf) publicada por legisladores europeos el 18 de abril llama a China a liberar inmediatamente a los uigures, tibetanos y prisioneros de conciencia perseguidos por sus creencias. También instó a China a la “inmediata liberación de personas detenidas arbitrariamente, prisioneros de conciencia, incluyendo a los practicantes de Falun Dafa”.

El 17 de junio de 2019, un tribunal popular independiente encontró que estaba “fuera de toda duda” que en “China se ha practicado la sustracción forzada de órganos de presos de conciencia durante un período de tiempo considerable, con un número muy sustancial de víctimas”.

El Tribunal Independiente para la Sustracción Forzada de Órganos de los Presos de Conciencia en China también se conoce como el Tribunal de China.

Persecución de Falun Dafa
La foto muestra los restos del practicante de Falun Dafa Wang Bin, un ingeniero informático del Instituto Daqing de Exploración y Desarrollo Petrolero, China. Al parecer, fue golpeado hasta la muerte en el campo de trabajo de Daqing. Sus órganos, incluyendo el corazón y el cerebro, fueron extraídos, y su cuerpo fue colocado en la morgue del Hospital Popular de Daqing. (Crédito: ©Clearharmony)

El grupo de expertos internacionales concluyó en su informe final: “La recolección forzada de órganos ha sido realizada durante años en toda China a una escala significativa y que los practicantes de Falun Dafa han sido una y probablemente la principal fuente de suministro de órganos. La persecución concertada y las pruebas médicas de los uigures son más recientes y puede ser que a su debido tiempo surjan pruebas de la sustracción forzada de órganos de este grupo. El Tribunal no ha tenido evidencia de que la importante infraestructura asociada con la industria de trasplantes de China haya sido desmantelada y, a falta de una explicación satisfactoria sobre la fuente de los órganos disponibles, concluye que la sustracción forzada de órganos continúa hasta el día de hoy”.

Monje tibetano sufre las formas más brutales de tortura a manos del régimen chino. Esta es su conmovedora respuesta

Falun Dafa (también conocido como Falun Gong) es un sistema de meditación para el mejoramiento personal basado en los principios universales de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. Fue presentado al público por el Sr. Li Hongzhi en 1992 en China. Actualmente lo practican más de 100 millones de personas en más de 120 países. Sin embargo, este sistema de meditación pacífica está siendo brutalmente perseguido en China desde 1999. Para más información, por favor visite: falundafa.org y faluninfo.net.

TE RECOMENDAMOS