‘Virginia Arcadia’ en el Museo de Bellas Artes de Virginia

Por LORRAINE FERRIER
06 de Marzo de 2021
Actualizado: 06 de Marzo de 2021

¿Qué tiene 215 pies de alto, 90 pies de largo y ha sido admirado en el arte y la literatura durante siglos, desde “Notas sobre el estado de Virginia” de Thomas Jefferson hasta “Moby-Dick” de Herman Melville y las pinturas de paisajes de Frederic Edwin Church?

Aquí hay otra pista: Jefferson lo compró, junto con 157 acres de tierra, al rey Jorge III de Inglaterra por 20 chelines en 1774. Y fue dueño hasta su muerte.

La respuesta es el Puente Natural de Virginia, un arco natural de más de 400 millones de antigüedad que, según los geólogos, fue en su día el techo de una cueva fluvial subterránea.

“Puente natural”, alrededor de 1820, por Joshua Shaw. Óleo sobre papel. Adquirido con fondos donados por el Fondo Arthur y Holly Magill; la Asociación del Museo; Sydney y Ed Taylor; Shirley Tuck; la Muestra de Antigüedades del Museo de 2008, patrocinada por Carolina First, 2006. Museo de Arte del Condado de Greenville. (Museo de Arte del Condado de Greenville)

El Puente Natural es uno de los sitios representados con más frecuencia en la pintura de paisajes estadounidense del siglo XIX, según Christopher C. Oliver, curador asistente de arte estadounidense en el Museo de Bellas Artes de Virginia. Oliver mencionó el hecho como parte de una apasionada charla de apertura en línea para la nueva exposición del museo, “Virginia Arcadia: El puente natural en el arte estadounidense, de la que él mismo fue el curador.

La exposición explora el fenómeno del Puente Natural en 60 pinturas, grabados, fotografías y objetos de arte decorativo desde 1775 hasta principios del siglo XX . Es importante tener en cuenta que el sitio es un hito cultural e histórico significativo para la nación monacana, del pueblo de Siouan oriental, que es muy anterior a las conexiones europeas y coloniales con el Puente Natural.
porque la visión arcadiana es muy importante en la pintura de paisajes estadounidense y europea de los siglos XVIII y XIX, dice.

“Natural Bridge, Rockbridge Co., Va.”, 1858, de “Álbum de Virginia”, de Edward Beyer. Litografía. Fondo Virginiana, Museo de Bellas Artes de Virginia. (Museo de Bellas Artes de Virginia)

Más allá de lo pintoresco: sublime

Thomas Jefferson describió el Puente Natural como “la obra más sublime de la naturaleza” en sus “Notas sobre el estado de Virginia”.

Añadió: “Es imposible que las emociones, que surgen de lo sublime, se sientan más allá de lo que están aquí: un arco tan hermoso, tan elevado, tan ligero, y que se eleva, por así decirlo, hacia el cielo, ¡el arrebato del espectador es realmente indescriptible!”.

En su casa de Monticello, Jefferson colgó dos pinturas del Puente Natural del artista de Virginia, David Roberts (que le había sido obsequiado cuando era presidente), junto a obras de arte que representan otro gran ícono estadounidense: las Cataratas del Niágara. “Jefferson, como exploramos en esta exposición, se convierte realmente en el primer y principal defensor no solo del Puente Natural, sino que establece su importancia al emparejarlo retóricamente con las Cataratas del Niágara”, dice Oliver.

Para mostrar cómo Jefferson colocó las obras de arte del Puente Natural y las Cataratas del Niágara juntas en Monticello, la exposición creó una copia de una ventana con frontón en la pared junto a las pinturas donde probablemente colgaban. La ventana era un elemento destacado del comedor.

También se incluye en la exposición, que ilustra aún más el amor de Jefferson por el Puente Natural, un retrato inusual de Jefferson. Es inusual porque en lugar de ser retratado en el entorno más formal que se ve en los retratos de sus compañeros, Jefferson está representado en la naturaleza con el Puente Natural de fondo, explica Oliver.

El retrato se exhibió en la Galería Shakespeare de la ciudad de Nueva York, pocos días después de la toma de posesión de Jefferson en 1801.

En el retrato, el artista autodidacta Caleb Boyle, pintó a Jefferson casi como “una figura tipo granjero caballero, erudito, aunque, en su apreciación del paisaje, aquí en el tipo de tierras del interior de la nación, en el desierto de Virginia en el Natural Puente”, dice Oliver.

Romance de la escuela del río Hudson

“El auge de los pintores paisajistas estadounidenses que con tanta frecuencia llamamos la escuela del río Hudson, que tiene una base firme en la tradición de la pintura romántica inglesa, realmente se eleva poco después de la muerte de Jefferson [en 1835]”, dice Oliver.

“Puente natural, Virginia”, hacia 1835, de Jacob Caleb Ward. Óleo sobre tabla. Adquisición, William Rockhill Nelson Trust. Museo de Arte Nelson-Atkins, Kansas City, Mo. (Jamison Miller)

En 1851, el pintor estadounidense Frederic Edwin Church representó el Puente Natural. Church fue un pintor de la escuela del río Hudson de segunda generación, conocido por su estilo detallado y romántico.

“Church estaba siguiendo el molde de su mentor Thomas Cole, en ese tipo de combinación sutil de paisaje e historia: es decir, una pintura podría ser una representación del paisaje contemporáneo pero también de la historia estadounidense”, dice Oliver.

En el cuadro del Puente Natural de Church, dos figuras están ligeramente desviadas hacia el centro-derecha: una dama sentada sobre una roca escucha atentamente a un  hombre que cuenta una historia animada.

El hombre es Patrick Henry, el primer cuidador del Puente Natural, un antiguo esclavo que compró su propia libertad y a quien Jefferson empleó. En la pintura, lanza su mano hacia el cielo, y podríamos pensar que simplemente señala el puente. Pero Oliver cree que está señalando el Camino del Oeste que se insinúa en una pequeña valla, que Church pintó en el arco. El Great Wagon Road, construido entre 1720 y 1763, llevaba a los viajeros cerca del Puente Natural.

“El Puente Natural, Virginia”, 1852, de Frederic Edwin Church. Óleo sobre lienzo. Regalo de Thomas Fortune Ryan. Museo de Arte Fralin de la Universidad de Virginia. (Mark Gulezian/QuickSilver)

Oliver relata cómo Church pintó con precisión el color del Puente Natural. El compañero de viaje y patrocinador de Church, Cyrus West Field, le ofreció a Church una selección de rocas que había recolectado del sitio del Puente Natural. Pensó que Church podría encontrarlos útiles para combinar el color del Puente Natural al pintar la escena en su estudio de Nueva York. Church declinó. Había realizado una serie de bocetos in situ, algunos de los cuales están en la exposición; había utilizado un sistema numérico para codificar con colores la escena, con entradas como “5: óxido anaranjado intenso”.

Otro artista de la escuela del río Hudson de segunda generación fue David Johnson. Su pintura del Puente Natural también aparece en la exposición. Johnson fue un luminista, se centró en pinturas detalladas con énfasis en la luz y se aseguró de que la pincelada estuviera oculta.

Dos ejemplos de la exposición se conocen como “vistas emparejadas”, en las que el artista pintaba una composición de gran angular de un paisaje y luego pintaba otra vista que se enfocaba en un detalle en particular.

“Puente natural, Virginia”, 1860, de David Johnson. Óleo sobre lienzo. Winston-Salem, N.C. Regalo de Philip Hanes Jr., en honor de Charles H. Babcock, Sr., Reynolda House Museum of
Arte Americano. Reynolda House es una filial de la Universidad de Wake Forest. (Cortesía de Reynolda House Museum of American Art)
“Puente natural, Virginia”, 1860, de David Johnson. Óleo sobre lienzo. Colección privada. (Cortesía del Museo de Bellas Artes de Virginia)

Una ballena de un icono americano

En cuanto al Puente Natural mencionado en “Moby-Dick” de Melville, Oliver, en la presentación de apertura de la exposición, da vida a la emoción de la primera caza de ballenas mientras lee las palabras de Melville:

“Pero pronto la parte delantera de él se levantó lentamente del agua; por un instante, todo su cuerpo marmóreo formó un arco alto, como el Puente Natural de Virginia”.

Oliver explica que Melville era consciente, como todos los escritores, de la “moneda visual” de las imágenes icónicas. Y en todo el mundo, en Europa y Estados Unidos, la gente habría entendido la referencia de Melville, comentó.

La exposición del Museo de Bellas Artes de Virginia ” Virginia Arcadia: El Puente Natural en el Arte Estadounidense” estará abierta hasta el 1 de agosto. Para obtener más información sobre las pinturas del Puente Natural, visite VMFA.museum 


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS