A los 12 años se enfermó del corazón, 30 años después un camino milagroso lo lleva a su recuperación

Por La Gran Época
17 de Julio de 2019 Actualizado: 02 de Agosto de 2019

Esta es la historia de Nguyen Doan Cong, un vietnamita que nació en 1970. Nguyen es un caballero con una sonrisa muy amigable. Al verlo te será difícil creer que ha sufrido decenas de años de inmenso dolor y penalidades. Pero él mismo te explicará cómo hizo para recuperar su sonrisa.

A la edad de 12 años descubrí que tenía una enfermedad cardíaca y fue un período de tiempo muy difícil. Cada vez que hacía ejercicios mi corazón latía tan fuerte que las personas incluso a una distancia de 3 a 4 metros podían oírlo.

Era una persona muy entusiasta. Me encantaba hacer ejercicios, pero debido a mi condición no me permitían participar en deportes intensos. Cuando veía a mis amigos jugar al fútbol americano o al salto de altura, me sentía muy triste porque no podía hacerlo.

Cuando tenía 24 años mi enfermedad cardíaca se agravó. Sufría regurgitación de la válvula mitral, valvulopatía aórtica calcificada, insuficiencia cardíaca (estadio 3) y tumores mediastínicos. Toda una serie de enfermedades agobiaban mi vida.

Imagen ilustrativa. (Crédito: PrinceOfLove/Shutterstock)

Estaba en una situación muy difícil. Una persona como yo que estaba tan llena de vida tuvo que someterse a su primera cirugía de corazón a la edad de 25 años. A las tres semanas de la operación salí del hospital.

Esta fue la primera vez que me sentí tan cansado de la vida. De repente muchas cosas me hacían sentir incómodo. Comencé a comportarme groseramente con las personas que no estaban de acuerdo conmigo, como si fueran la causa de mis sufrimientos. Llegué a entender que la enfermedad y los sufrimientos pueden volver loca a una persona.

La pregunta que siempre me venía a mi cabeza era: “¿se ha cerrado la puerta de la vida?”. Siendo un hombre joven con tantas ambiciones, solo podía ver sus oscuras sombras.

Aunque mi salud no era tan buena como la de los demás, tuve la suerte de ser admitido como estudiante en la Universidad Marítima de la ciudad de Ho Chi Minh. Pero durante los 4 años en la universidad, mi libro de registros médicos seguía acumulando más y más páginas

Ya sufría espondilosis cervical y artritis reumatoide y visitar el hospital se había convertido en algo habitual. A la edad de 40 años la enfermedad del corazón reapareció y tuve que someterme a la segunda cirugía de corazón. Parecía la peor fase de mi vida.

En este momento, mi presión arterial era de 60/40 y surgieron nuevas enfermedades: colitis ulcerosa, sinusitis, apendicitis y la hemorragia nasal eran algunas. Tuve que visitar el quirófano nuevamente.

Con este amargo sufrimiento, solo quería morir. Después de quitarme el apéndice infectado, casi todos los capilares en el abdomen estallaron y esto produjo la hemorragia. No podía moverme para nada y siempre dependía de mi esposa.

Pero el giro inesperado en mi vida vino cuando mi amigo me presentó a Falun Dafa.

Los practicante de Falun Dafa gozan de grandes beneficios para su salud y su bienestar personal gracias a los ejercicios de la disciplina y a la aplicación de los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. (Créditos: NTDTV)

Mi amigo sabía que estaba interesado en la espiritualidad y me sugirió visitar un parque cercano para practicar los ejercicios de Falun Dafa.

Después de tan solo unos días de practicar, pude sentir mi cuerpo muy ligero. Muchas enfermedades como el dolor espinal, la espondilosis cervical, el dolor de cuello, dolores de cabeza y los dolores en las articulaciones comenzaron a desaparecer.

Como mi cuerpo estaba tan agotado, solía beber y fumar, y también apostar. Después de comenzar a ver las videoconferencias de 9 días de Falun Dafa, en medio año abandoné el alcohol, los cigarrillos y el juego.

Pronto renuncié a todo lo que me hacía daño. Dejé de preocuparme y mi personalidad se reformó por completo.

También dejé de visitar el hospital con tanta frecuencia. Mi familia y mis familiares se sintieron tan felices de que no me tuvieran que cuidar como antes. Era como si Falun Dafa me hubiera dado una nueva vida

Mi ánimo se volvió más optimista. Una nueva vitalidad sustituyó a mi viejo y exhausto cuerpo.

Como integrante del grupo de tambores de Thanh Vinh, creo firmemente que los sonidos no solo los impulsan mis dedos sino también mi corazón, y cada latido resuena con Falun Dafa.

Con la nueva felicidad que he obtenido, solo quiero anunciar al mundo que “soy una persona feliz”.

Este artículo está basado en una historia de DKN.tv.

Nota del editor:

Falun Dafa (también conocido como Falun Gong) es un sistema de autocultivación para la mejora personal basado en los principios universales de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. Fue presentado al público por el Sr. Li Hongzhi en 1992 en China. Actualmente es practicado por más de 100 millones de personas en 114 países. Pero este pacífico sistema de meditación está siendo brutalmente perseguido en China desde 1999. Para obtener más información, visita: falundafa.org y faluninfo.org.

Estos abuelos le dan un regalo inesperado a su nieta

TE RECOMENDAMOS