Volver al pasado y al futuro: enseñando historia en casa

Por JEFF MINICK
12 de Mayo de 2020
Actualizado: 12 de Mayo de 2020

En su artículo en línea “Boletín de calificaciones de la nación: solo el 15 por ciento de los estudiantes de octavo grado saben mucho sobre la historia de Estados Unidos”, Susan Berry analiza la Evaluación Nacional del Progreso Educativo (NAEP) recientemente publicada sobre temas de historia, geografía y educación cívica. Conocido como el boletín de calificaciones de la nación, estas evaluaciones NAEP revelan que entre 2014 y 2018 los puntajes de los exámenes de octavo grado en historia y geografía una vez más disminuyeron, y en el caso de educación cívica permanecieron estancados. La gran mayoría de los estudiantes no lograron alcanzar los niveles de competencia en estas tres materias.

Como informa Berry, la secretaria del Departamento de Educación de EE. UU., Betsy DeVos, declaró estos resultados “inexcusables”, afirmando que “el enfoque anticuado de la educación en Estados Unidos está creando una generación de futuros líderes que no tendrán una comprensión fundamental de lo que hace que este país sea excepcional”.

Deprimente, ¿sí? Pero como muchas nubes oscuras, esto tiene un revestimiento plateado.

Historia cibernética

Con nuestras escuelas cerradas al menos hasta el otoño, los padres y los abuelos tenemos la oportunidad esta primavera y verano de presentarles a nuestros jóvenes los tiempos pasados. Nuestras bibliotecas pueden estar cerradas, pero tenemos a nuestro alcance los medios para viajar en el tiempo al pasado estadounidense.

Si buscamos “Historia de América” en YouTube y Google en nuestras computadoras, decenas de sitios aparecen en espera de exploración. El que me llamó la atención fue “La historia de América“, una producción de Reader’s Digest adecuada para estudiantes de escuela primaria hasta la secundaria y más allá. Esta narrativa incluye cientos de videos de películas, fotografías y pinturas, adopta un enfoque equilibrado y con frecuencia trae fuentes originales a la historia. Fue particularmente conmovedor leer los “Comentarios” en esta publicación de los inmigrantes de hoy que expresan su amor por Estados Unidos.

Para los más pequeños, busque en Google “Historia Americana para Niños”, y una vez más encontrará docenas de sitios atractivos. Mis nietos realmente disfrutan “Los Niños de la Libertad“, una serie de películas animadas centradas en la revolución americana. La “Historia de Estados Unidos para educadores en el hogar” presenta una variedad de herramientas de aprendizaje, sobre todo, desde los padres peregrinos hasta los presidentes.

Para estudiantes mayores, busque en Google “Conferencias del Instituto Hillsdale” y encontrará decenas de charlas sobre temas que van desde la constitución hasta las series de Victor Davis Hanson sobre la Segunda Guerra Mundial.

Aula de mesa de cocina

Componga una lista de temas para niños. ¿Cuál fue la batalla de Okinawa y por qué fue importante? ¿Por qué el norte tenía más fábricas que el sur en 1860? ¿Quién fue Sequoia? ¿Cuál fue el significado de la expedición de Lewis y Clark? Los más jóvenes pueden abordar temas más simples: ¿qué pasó en el Álamo? ¿Quién fue Thomas Edison? ¿Clara Barton? ¿Por qué Patrick Henry todavía se recuerda hoy?

“Lewis y Clark en el bajo Columbia”, 1905, de Charles Marion Russell. Acuarela opaca y transparente sobre dibujo de grafito de papel. (PD-US)

Haga que sus alumnos tomen algunas notas de esta investigación y ofrezcan mini conferencias una o dos veces por semana después de la cena. Al investigar, escribir e informar en voz alta lo que han descubierto, esa información se quedará con ellos mucho mejor que simplemente haberla visto un video. Los hermanos también pueden aprender de estas breves presentaciones.

También puede usar esta aula de mesa de cocina para enseñar pensamiento crítico. Lea en voz alta, por ejemplo, el discurso de Gettysburg de Lincoln y luego diseccione sus palabras. ¿Qué significa “Cuatro y siete años atrás”? ¿A qué evento se refiere Lincoln? ¿Qué es la “gran guerra civil”? ¿Con qué propósito se reunieron él y su audiencia en esa pequeña ciudad de Pennsylvania? ¿Qué quiere decir con “gobierno del pueblo, por el pueblo, para el pueblo”?

“Monumento al discurso de Lincoln”, diseñado por Louis Henrick, con el busto de Lincoln por Henry Kirke Bush-Brown, erigido en el cementerio nacional de Gettysburg en 1912. (Dominio público)

Palomitas de maíz y el pasado

Hollywood ha realizado cientos de películas centradas en eventos históricos, muchas de las cuales pueden ser vistas por toda la familia.

Aquí hay algunas películas para su consideración: la excelente serie de televisión “John Adams”; “Gettysburg”, una película sólida basada en la novela de Michael Shaara “Los ángeles asesinos”; “El día más largo”, que nos muestra la invasión de Normandía sin la sangre y las obscenidades de otra buena película, “Rescatando al soldado Ryan”; el viejo clásico de Disney, “Johnny Tremain”, sobre Boston y los inicios de la revolución americana; “El sr. Smith va a Washington”, con Jimmy Stewart impartiendo una lección de educación cívica; las dificultades de la vida de los inmigrantes en “Un árbol crece en Brooklyn”; la película de la guerra civil “Shenandoah”, con otra excelente actuación de Stewart; el clásico “Tambores a lo largo de Mohawk”, que habla de la vida fronteriza durante la revolución; “Apolo 13”, que podría dar inicio a una discusión sobre el programa espacial de Estados Unidos; y “Lo que el viento se llevó”.

Y estas discusiones son vitales si queremos transmitir la historia detrás de la película. Si, por ejemplo, usted y la pandilla miran “Gettysburg”, lean una o dos críticas de la película antes de encender la televisión. Por lo general, estas revisiones ofrecen información y antecedentes sobre los eventos históricos representados en la película, y esta vista previa mejorará su comprensión de lo que está sucediendo en la pantalla. Después, vuelva a internet, lean juntos la historia de esta batalla y discutan su importancia.

James Stewart en “Sr. Smith va a Washington. (Columbia Pictures / MPTVImages.com)

Vacaciones en el sofá

Internet ofrece una brillante variedad de recorridos virtuales de museos, casas famosas y campos de batalla. Comience con los “10 museos y experiencias virtuales de historia de Missy Sullivan para explorar desde casa“, que incluye visitas a lugares como el Museo Smithsonian de Historia Americana, el Museo Nacional de Historia y Cultura Afroamericana y el Museo Memorial del Holocausto de Estados Unidos.

Desde allí, puede pasar a recorridos por el Monte Vernon, Colonial Williamsburg y una gran cantidad de otros sitios históricos.

Nuestro futuro depende de nuestro pasado

Cuando exploramos el pasado, entramos en un gran y emocionante laboratorio del corazón y la mente humana. Después de todo, ¿qué es la historia si no es la historia de personas y eventos, coraje e ingenio, sabiduría e insensatez, triunfo y desastre? Mediante tales expediciones, nuestros hijos no solo ampliarán su conocimiento del pasado de Estados Unidos, sino que también se convertirán en ciudadanos capaces de utilizar ese pasado como regla para medir el presente y como una brújula para guiarlos hacia el futuro.

El escritor de ciencia ficción Robert Heinlein dijo una vez: “Una generación que ignora la historia no tiene pasado ni futuro”.

Al mostrarles a nuestros jóvenes el pasado, les estamos dando un futuro.

Jeff Minick tiene cuatro hijos y un pelotón creciente de nietos. Durante 20 años, enseñó historia, literatura y latín en seminarios de estudiantes de educación en el hogar en Asheville, Carolina del Norte. Hoy vive y escribe en Front Royal, Virginia. Vea JeffMinick.com para seguir su blog.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Le puede interesar:

Se filtra un audio sobre la situación en Wuhan según una secretaria del PCCh

TE RECOMENDAMOS