Votarán en Suiza si dejan a las vacas con cuernos o se los cortan: al parecer con ellos son felices

Por La Gran Época
21 de Noviembre de 2018 Actualizado: 21 de Noviembre de 2018

Suiza vota este domingo sobre un tema de importancia nacional que ha dividido al país alpino. Deciden si se debe subvencionar a los agricultores que dejan que los cuernos de sus vacas y cabras crezcan de forma natural, o si, por el contrario, no se apoyará la iniciativa.

El referéndum sobre la preservación de la “dignidad del ganado” fue llevado adelante por el agricultor Armin Capaul de 66 años.

El dijo que “escuchar” a sus vacas inspiró su campaña de nueve años para conseguir dinero en efectivo para financiar las necesidades adicionales de los animales con cuernos que pastan en el espacio, y también espera reducir el descornado, según Reuters.

El agricultor suizo Armin Capaul posa con una de sus vacas antes de la votación nacional a su iniciativa sobre los cuernos de vaca, el 16 de octubre de 2018 cerca de Perrefitte, al norte de Suiza. (Foto de FABRICE COFFRINI/AFP/Getty Images)

¿Debería una vaca mantener sus cuernos para mantener su dignidad? Es la pregunta que se hacen todos.

La mayoría de las vacas en Suiza no tienen cuernos – ya sea que fueron removidos por el granjero o porque genéticamente nacieron sin cuernos.

Pero la vaca suiza es un símbolo nacional y una atracción turística.

“Las vacas nos dan comida, debemos respetar a las vacas tal como son, tal como fueron creadas. Déjales sus cuernos. Cuando las miras, siempre mantienen la cabeza alta y están orgullosas. Cuando les quitas los cuernos, están tristes”, dijo el agricultor Armin Capaul, iniciador del referéndum.

Capaul recogió más de 100.000 firmas para la iniciativa destinada a ofrecer asistencia monetaria a los propietarios que no deshonran su ganado.

Capaul explicó que los cuernos ayudan a las vacas a comunicarse y regular su temperatura corporal.

El agricultor suizo Armin Capaul sostiene un póster de votación antes de la votación nacional a su iniciativa sobre los cuernos de las vacas, el 16 de octubre de 2018, cerca de Perrefitte, en el norte de Suiza. (Crédito de FABRICE COFFRINI/AFP/Getty Images)

Un voto a favor daría a los granjeros algo menos de 200 dólares por vaca al año.

Pero Armin también espera reducir la práctica de sacarle los cuernos.

Los críticos dicen que es doloroso y antinatural, pero los partidarios lo comparan con la castración de gatos o perros y argumentan que es una cuestión de seguridad.

El proceso de quitárselos se hace con el  ternero sedado y con una plancha al rojo vivo. Es considerado inofensivo por algunos veterinarios, y muchos agricultores lo defienden.

“Estoy en contra de la iniciativa”, dijo Stefan Gilgen, administrador de la granja Dairy Family, y añadió que “teniendo las vacas con cuernos, el peligro de lesiones a los animales y a los humanos es mayor”.

Un toro y una vaca pastan en la Desalpe cerca de Charmey, el 29 de septiembre de 2012. Desalpe es una fiesta anual suiza tradicional que marca el descenso de los rebaños desde sus pastos alpinos de verano hasta los valles a principios del otoño. (Crédito de FABRICE COFFRINI/AFP/Getty Images)

“En Suiza, nunca se ha hablado tanto de las vacas como ahora”, dijo Capaul, una figura llamativa con una larga barba gris y un sombrero rojo tejido a mano, cuyo enfoque alternativo lo ha convertido en una estrella de los medios de comunicación y en un nombre muy conocido.

Mientras tanto, el gobierno está en contra de la campaña. Dice que drenaría millones de francos de su presupuesto agrícola.

TE RECOMENDAMOS