Vox denuncia ante Fiscalía a Open Arms por presunta colaboración con organización criminal para el tráfico de personas

Por Jesús de León
21 de Agosto de 2019 Actualizado: 21 de Agosto de 2019

El presidente del partido Vox, Santiago Abascal, presentó esta mañana ante la Fiscalía española una denuncia contra la organización Open Arms por presuntos delitos de infracción de la Ley Marítima y colaboración con organización criminal para el tráfico de personas.

Según VOX, estos delitos, tipificados en el artículo 570 del Código Penal, afectan a la seguridad pública y han provocado una grave crisis humanitaria.

“Open Arms ha puesto en peligro la vida de los inmigrantes al negarse a su desembarco en el puerto más cercano en Túnez, que es considerado como un puerto seguro por las autoridades europeas, o a Malta, también más próximo al lugar que fijó como objetivo que era el puerto de Lampedusa”, dice Vox en un comunicado.

Estas decisiones de Open Arms, según explicó Vox, suponen una actuación temeraria y negligente que ha puesto en peligro la vida de las 147 personas a las que había recogido, por lo que “deberán ser investigada porque no obedece a fines humanitarios, sino que deben existir otros intereses”.

El barco Open Arms con los 83 migrantes que quedaban a bordo a su llegada anoche al puerto de Lampedusa. EFE/Francisco Gentico

También se acusó a la organización, cuyo barco desembarcó esta madrugada en Lampedusa, con varias decenas migrantes, de haber cometido presuntos delitos de infracción de la Ley Marítima.

La denuncia explica que la vulneración de las normas de Derecho Marítimo está dada por realizar búsquedas activas de inmigrantes como realiza Open Arms, para las que no está certificado y que no pueden ser consideradas dentro de la obligación de prestar ayuda a náufragos o personas en peligro en el mar.

Vox recordó que las autoridades españolas tienen prohibida la búsqueda activa de inmigrantes en el mar desde enero de 2019.

“Alegar esta circunstancia es un uso fraudulento de esa norma puesto que este fin humanitario queda descartado con una monitorización de todos los trayectos del buque desde el 2017, que prueban el conocimiento exacto del lugar de situación para acudir al mal denominado ‘rescate’”, comunicó Vox.

La falta de certificación de Open Arms también fue mencionada por la vicepresidenta del Gobierno español en funciones, Carmen Calvo, quién dijo que el capitán del Open Arms no tiene permiso para hacer rescate de inmigrantes y que “nadie está a salvo” del cumplimento de la ley.

En declaraciones a la cadena Ser, según EFE, Calvo afirmó que el barco, “tiene licencia para ayuda humanitaria, para transporte de víveres”. “Esa es la licencia que tiene desde el punto de vista de la concesión administrativa y la legalidad española, y ese es su cometido”, apostilló.

Algunos de los 83 migrantes que quedaban a bordo del barco de la ONG española Open Arms momentos antes de desembarcar anoche en la isla italiana de Lampedusa (sur). EFE/Francisco Gentico

Colaboración con organizaciones criminales

En la denuncia presentada por Santiago Abascal esta mañana se denuncia que Open Arms obtiene la localización de los supuestos náufragos a través de delincuentes y miembros de organizaciones criminales de los países de origen.

El barco humanitario español ‘Open Arms’, con migrantes a bordo, llega a la isla de Lampedusa, sur de Italia, el 20 de agosto de 2019. EFE / EPA / ALFREDO PECORARO MEJOR CALIDAD DISPONIBLE

Mencionó que este punto fue demostrado por investigaciones realizados por diversos medios de comunicación, que revelaron que los traficantes Mohamed Arhoma y Ramzi Alí dieron detalles precisos al capitán del Open Arms sobre el lugar en el que debían de ser recogidos los siguientes contingentes de inmigrantes que intentarían entrar de manera ilegal en Europa.

“De este modo la organización OPEN ARMS se asegura su modus vivendi y financiación, para lo que no duda en prestarse a ser un vehículo (nunca mejor dicho) de las mafias locales que organizan los traslados de migrantes a costa de estos. Sin que les importen ni a estos ni a OPEN ARMS que las personas que pretenden abandonar un país lo hagan ilegalmente y exponiendo su vida en el trayecto sin seguridad de que puedan conseguir su meta”, expresa la denuncia.

Luego, continúa diciendo: “Y por tanto, consideramos que COLABORAN con ellos, de forma necesaria, para obtener que las personas – que han tenido que pagar a estas mafias-, sean rescatadas y llevadas, no a un puerto seguro, como sería un rescate en alta mar conforme las normas de Derecho marítimo, sino a países europeos”.

A tenor de la ley española esta conducta tipifica como delito al violar el artículo 570 bis del Código Penal porque entre Open Arms y estos grupos criminales se da el hecho de una colaboración necesaria en la autoría del hecho delictivo.

Un miembro de la ONG española Open Arms mira hacia el barco Astral mientras navega por el Mediterráneo, a unos 90 kilómetros de la costa española, el 17 de julio de 2018. Foto de PAU BARRENA/AFP/Getty Images.

En este artículo se contemplan penas por cooperación con organización criminal de dos a cinco años si se trata de delitos graves, y de uno a tres años en los demás casos.

Vox solicitó como medidas cautelares ordenar la inmovilización inmediata del buque en cuanto llegue a puerto español y proceder a su incautación, así como detener a su capitán por presunto tráfico ilícito en el mar, y abrir una investigación a la ONG.

(Izq. a der.) El italiano Nicola Fratoianni, jefe de misión de la ONG española Open Arms, Riccardo Gatti, coordinador de operaciones de Open Arms, Gerard Canals y capitán de la embarcación de la ONG Astral, y Marc Reig, dan una rueda de prensa tras su llegada al puerto de Algeciras, en el sur de España, en San Roque, con 87 inmigrantes a bordo, el 9 de agosto de 2018. Foto de JORGE GUERRERO/AFP/Getty Images.

El propio Abascal anunció esta mañana, a través de varios mensajes en su cuenta de Twitter, que iba a presentar la denuncia, y enfatizó que la labor de esta ONG la hace “cómplice de las mafias internacionales” del tráfico de personas aunque está “disfrazando sus actos como ’rescates’”.

En el texto presentado ante la Fiscalía se denuncia que la ONG es “un vehículo de las mafias locales” que organizan los traslados de migrantes y que no les importa que estos estén “exponiendo su vida en el trayecto sin seguridad”.

Según Abascal Open Arms “no rescata náufragos”, sino que los utiliza “como herramienta de extorsión contra los países que optan por la defensa de su soberanía” y forma parte de las “falsas asociaciones humanitarias que, en nombre de la solidaridad, explotan los buenos sentimientos de muchas personas”.

“Open Arms no es una ONG, es una base operativa de la extrema izquierda, en connivencia con las grandes multinacionales y bancos. Cuando atacan a Italia atacan, en realidad, la soberanía, la identidad y la convivencia en Europa. Los inmigrantes son su mercancía política. Nada más”, escribió Santiago Abascal en Twitter.

Desembarco de migrantes e incautación del barco

La fiscalía italiana ordenó este martes la incautación temporal del barco humanitario español “Open Arms” y el desembarco en el puerto de Lampedusa (Italia) de los 83 migrantes que seguían a bordo.

El barco atracó en el puerto de Lampedusa en torno a las 23.50 horas locales.

El Open Arms tendrá ahora que quedar dos semanas en Italia en el marco de esta investigación.

En los últimos 19 días, el “Open Arms” fue reduciendo su pasaje de migrantes rescatados con un goteo de evacuaciones parciales por motivos médicos y lanzamientos al mar.

El buque llegó a tener a bordo cerca de 160 migrantes, rescatados en el Mediterráneo entre el 1 y el 10 de agosto en tres operaciones, pero tras las últimas evacuaciones y los que se han tirado al agua para llegar a nado a la costa tenía a bordo a algo más de la mitad.

Además, en los tres días que el barco ha estado fondeado a solo 800 metros del puerto de Lampedusa, sin poder desembarcar a los migrantes, casi una veintena de ellos se han lanzado por la borda para tratar de llegar a nado y han sido rescatados por socorristas o la Guardia Costera y la mayoría de ellos trasladados a tierra.

Por su parte, Open Arms enfrenta en España sanciones de entre 300.000 y 901.000 euros de multa, después de que la Marina Mercante española, dependiente del ministerio de Fomento, le advirtiera de que si seguía haciendo rescate de inmigrantes se enfrentaba a sanciones.

***

Video relacionado:

Por qué los progresistas quieren más inmigración ilegal

TE RECOMENDAMOS