Falla vuelo experimental de la NASA sin tripulación y astronautas de la ISS no recibirán sus regalos

La Prueba de vuelo orbital de Boeing Starliner perdió su ruta
Por Anastasia Gubin
20 de Diciembre de 2019 Actualizado: 20 de Diciembre de 2019

La Prueba de vuelo orbital de Boeing Starliner que debía servir para certificar los próximos vuelos tripulados de la NASA a la Estación Espacial Internacional (ISS) no resultó como estaba planeada y se espera que la nave regrese a Tierra después de realizar al menos algunos registros programados.

En su viaje inaugural la nave sin pasajeros llevaba un falso piloto llamado Rosie con 15 sensores que registran valiosos datos para los próximos vuelos, además de un perro de peluche, Snoopy,  y una carga al ISS, incluyendo los regalos de navidad.

“Tenemos proyectado el regreso a White Sands en 48 horas. Si podemos quedarnos más tiempo y obtener más objetivos de prueba, lo haremos”, señaló Boeing en su cuenta de Twitter.

La nave “está en una órbita no planeada, pero segura”, añadió en otro mensaje.

Starliner había sido programada sin pasajeros. Los datos que recolectaría en el vuelo debían utilizarse como parte del proceso de la NASA de certificar el sistema de transporte de la tripulación de Boeing para llevar a los astronautas a y desde la estación espacial, destacó la NASA antes del lanzamiento.

Debía proporcionar “datos valiosos sobre el desempeño de punta a punta del cohete Atlas V, la nave espacial Starliner y los sistemas de tierra, así como las operaciones en órbita, de acoplamiento y de aterrizaje”, indicó.

Boeing Starliner llevaba unas 600 libras de carga a la estación espacial, incluyendo algunos regalos de Navidad para los astronautas. La última carga fue introducida el sábado 14 de diciembre, dijo John Mulholland, vicepresidente del programa de Tripulación Comercial de Boeing, en una sesión informativa luego de la preparación del vuelo el 12 de diciembre, informó Space.

El lanzamiento es parte del Programa de Tripulación Comercial de la NASA.

El cohete Atlas V de United Launch Alliance, coronado por una nave Boeing CST-100 Starliner, deja una estela cuando se dirige al espacio después de despegar de la plataforma 41 del Complejo de Lanzamiento Espacial el 20 de diciembre de 2019 en Cabo Cañaveral, Florida. (Foto de Joe Raedle/Getty Images)

El primer informe indicó que Boeing Starliner “despegó a bordo de un cohete ULA Atlas V a las 6:36 a.m. EST, del 20 de diciembre desde el Complejo de Lanzamiento Espacial 41 en la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida, en un vuelo de prueba a la Estación Espacial Internacional”.

Sin embargo luego se comunicó que “el Starliner está en una órbita no planeada, pero estable”.

Nicole Mann, astronauta de la NASA, Jim Bridenstine, Administrador de la NASA, Tory Bruno, Presidente y CEO, United Launch Alliance,Jim Chilton, Vicepresidente Senior de Boeing, División de Espacio y Lanzamiento, habla con los medios después de que el cohete Atlas V de United Launch Alliance, coronado por una nave espacial Boeing CST-100 Starliner, tuvo un incidente después de despegar de la plataforma 41 del Complejo de Lanzamiento Espacial el 20 de diciembre de 2019 en Cabo Cañaveral, Florida. (Joe Raedle/Getty Images)

El equipo dijo que “está evaluando qué objetivos de prueba pueden lograrse antes de que la nave espacial regrese a tierra en White Sands, Nuevo México”.

“A pesar de haber sido lanzado exitosamente a las 6:36 a.m. EST del viernes en el cohete Atlas V de la United Launch Alliance (…) el CST-100 Starliner de Boeing no está en su órbita planeada. La nave espacial se encuentra actualmente en una configuración estable mientras que los controladores de vuelo están en la fase de resolución de problemas”, comunicó el Programa de Tripulación Comercial de la NASA.

El cohete Atlas V de United Launch Alliance, coronado por una nave Boeing CST-100 Starliner, despega de la plataforma 41 del Complejo de Lanzamiento Espacial el 20 de diciembre de 2019 en Cabo Cañaveral, Florida. (Joe Raedle/Getty Images)

Estamos preparando una conferencia de prensa para discutir el estado de la prueba de vuelo orbital sin tripulación de Boeing. Visite www.nasa.gov/live para obtener la información más reciente y el programa de la conferencia de prensa.

Boeing señaló en otro comunicado que “la nave espacial se encuentra actualmente en una configuración segura y estable”.

“El equipo de operaciones está haciendo un excelente trabajo poniendo a Starliner en posición para todas las opciones”, según el astronauta Christofer Ferguson en su Twitter.

Una maqueta de la nave espacial Boeing Starliner se ve dentro de la Instalación de Maquetas de Vehículos Espaciales durante un avance para los medios de comunicación de una próxima casa abierta al público en el Centro Espacial Johnson de la NASA el 24 de octubre de 2018 en Houston, Texas. (Loren Elliott/Getty Images)

El Programa de Tripulación Comercial de la NASA anunció que después de trabajar desde 2010 con varias empresas de la industria aeroespacial estadounidense para facilitar el desarrollo de los sistemas de vuelos espaciales tripulados. En septiembre de 2014, seleccionó a Boeing y SpaceX para transportar a la tripulación a la Estación Espacial Internacional desde Estados Unidos.

Estas naves espaciales integradas, cohetes y sistemas asociados llevarán hasta cuatro astronautas en sus misiones. El programa planea mantener una tripulación de siete personas en la estación espacial “para maximizar el tiempo dedicado a la investigación científica en el laboratorio en órbita”.

Actualmente la tarea de enviar los astronautas estadounidenses que han ido al ISS la realiza la nave Soyuz, de la Agencia Espacial Rusa, despegando desde Kazakhstan.

Cada despegue tiene un costo para la NASA de unos 86 millones de dólares.

***

Descubra

Una carta de SOS revela el lado oscuro de los ‘Made in China’

TE RECOMENDAMOS