Vulnerabilidad de seguridad en las cámaras de vigilancia chinas genera preocupación en Europa

Por Danella Perez Schmieloz
14 de Octubre de 2021 7:59 PM Actualizado: 14 de Octubre de 2021 7:59 PM

Una vulnerabilidad crítica encontrada en las cámaras de vigilancia de la empresa china Hikvision—las cuales se utilizan ampliamente en Europa—se sumó a preocupaciones anteriores sobre las prácticas de datos de la compañía, según un informe del 6 de octubre de Politico. Hikvision está dirigida por un grupo industrial-militar chino y ha sido acusada de colaborar con el Partido Comunista Chino (PCCh) en la violación a los derechos humanos de los uigures.

Watchful IP, un investigador de seguridad anónimo, descubrió que una gran cantidad de software de cámaras Hikvision tiene una vulnerabilidad de seguridad que “permite que un atacante obtenga el control total de [un] dispositivo”, según un informe publicado el 18 de septiembre.

“Este es el nivel más alto de vulnerabilidad crítica”, se lee en el informe. “Dado el despliegue de estas cámaras en sitios sensibles, potencialmente, incluso la infraestructura esencial está en riesgo”.

IPVM, un grupo de investigación, dice que la vulnerabilidad podría afectar a 100 millones de cámaras en todo el mundo, informó Politico. Los modelos más afectados son recientes, aunque esta vulnerabilidad se remonta a al menos algunos modelos de 2016, según Watchful IP.

Hikvision ha sido el principal proveedor de sistemas de vigilancia y cámaras en Europa, según Politico. Por ejemplo, el operador aeroportuario español AENA contrató recientemente a Hikvision como proveedor de 175 cámaras distribuidas en decenas de aeropuertos, que incluyen Madrid-Barajas y El Prat en Barcelona.

Aunque Hikvision admitió la vulnerabilidad y puso a disposición un nuevo software para repararla, la preocupación sobre la privacidad de los datos no se disipó.

Según el Informe Anual 2020 de Hikvision (pdf), el “controlador real” de la compañía es un grupo militar-industrial chino llamado China Electronics Technology Group Ltd. (CETC). CETC es también “el mayor contratista de defensa electrónica de China”.

Los grupos industriales-militares chinos están obligados a cumplir con el PCCh, incluso si este solicita a las empresas que les entregue datos. Hikvision es supervisado por un comité del partido y tiene muchos representantes del PCCh dentro de la empresa. Además, el sitio web oficial de la empresa indicaba las actividades del PCCh en la empresa, las cuales tienen el propósito de “mantener y mejorar el liderazgo del PCCh”.

El PCCh puede usar datos para monitorear a la población, según Lord Alan West, exministro de seguridad británico. En un debate en la Cámara de los Comunes, él afirmó que China usa “el reconocimiento facial y usan esta información a gran escala para controlar a su población”.

“Los sistemas recopilan una gran cantidad de datos personales”, dijo Audrey Fritz, investigadora del Instituto Australiano de Política Estratégica a Politico. “La principal preocupación es que no se quede dentro del país, que no esté sujeto a las leyes y regulaciones de su país (…) Debido a las leyes y regulaciones [de China] que las empresas chinas deben cumplir con las autoridades gubernamentales, esa es la preocupación”.

Debido a estas preocupaciones, los contratos europeos con Hikvision suscitaron la oposición de algunas autoridades.

“Europa debería ser cautelosa para permitir que las potencias extranjeras tengan demasiado control sobre los sistemas, advirtiendo de las ‘posibilidades de atacarnos en lo que podría ser muy delicado'”, dijo Alex Voss, miembro del Parlamento Europeo a Politico.

Hikvision también ha sido acusada de colaborar con la persecución del PCCh a las minorías religiosas en Xinjiang.

En 2019, la administración Trump incluyó a Hikvision en la lista negra entre otras 27 entidades. Estas empresas chinas habían estado “implicadas en violaciones de derechos humanos y abusos en la implementación de la campaña de represión, detención arbitraria masiva y vigilancia de alta tecnología de China contra uigures, kazajos y otros miembros de grupos minoritarios musulmanes”, según el Departamento de Comercio.

El trato de China a los uigures ha sido calificado de “genocidio” tanto por la administración estadounidense anterior como por la actual, los parlamentos de Canadá, los Países Bajos, Lituania, Bélgica, República Checa y el Reino Unido, junto con expertos y académicos legales internacionales.

Según el Consejo Noruego de Ética (pdf), las cámaras de vigilancia de Hikvision están repartidas por Xinjiang, particularmente cerca de mezquitas y campos de trabajo, informó Politico.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.