Departamento de Justicia insinúa estar dispuesto a actuar en casos de tinte político

El fiscal general presuntamente asignó a un fiscal de EE.UU. para revisar la información de Ucrania sobre Biden; el Departamento de Justicia discute la recomendación de sentencia de Stone
Por Jeff Carlson
12 de Febrero de 2020 Actualizado: 12 de Febrero de 2020

El 9 de febrero, el Senador Lindsey Graham (R-S.C.) dijo durante una entrevista en el programa de noticias de CBS “Face the Nation” que tiene la intención de llamar a testigos relacionados con los problemas que envuelven los abusos de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA) que se destacaron en el informe del Inspector General del Departamento de Justicia.

Graham le dijo a la presentadora del programa, Margaret Brennan, “Llegaré al fondo de por qué falló el sistema de órdenes de FISA y me aseguraré que se reforme, que no vuelva a suceder”.

Luego pasó al tema de Hunter Biden, hijo del exvicepresidente Joe Biden, y Ucrania, y le dijo a Brennan: “Creo que hay que hacer preguntas sobre el conflicto de intereses en relación con Hunter Biden en Ucrania”. El Departamento de Estado tuvo advertencias e ignoró el conflicto de intereses”.

Graham señaló que si Rudy Giuliani, el abogado personal del presidente Donald Trump, “tiene alguna información procedente de Ucrania, tiene que entregarla al Departamento de Justicia, porque podría ser propaganda rusa”.

“Voy a llegar al fondo del proceso de trabajo de la FISA porque fue un abuso de poder del FBI del Departamento de Justicia. Y nos vamos a asegurar que se explore el conflicto de intereses de Hunter Biden porque es real. ¿Cómo podría Joe Biden luchar realmente contra la corrupción cuando su hijo está sentado en la junta directiva de Burisma?” dijo Graham a Brennan.

Graham también dijo que contactó al Fiscal General William Barr sobre el asunto.

En respuesta a la pregunta de Brennan sobre si “¿se le ordenó al Departamento de Justicia que investigue a los Bidens?” Graham dijo: “No. El Departamento de Justicia está recibiendo información desde Ucrania de Rudy para ver. Me dijo que han creado un proceso para que Rudy pueda dar información y ver si está validada.

“Así que veamos el conflicto de Hunter Biden. Vamos a ver a Joe Biden. Vicepresidente Biden, ¿qué hizo cuando le dijeron que su hijo estaba en la junta directiva de Burisma? Eso debilita su capacidad para luchar contra la corrupción”, dijo Graham.

En la entrevista, Graham describió a Giuliani, como un “luchador contra el crimen”, “leal al presidente” y “un buen abogado”, pero señaló que “los rusos todavía están por encima” y que “cuando se trata de documentos que salen de Ucrania”, tanto republicanos como demócratas deben “ser muy cautelosos al entregar cualquier cosa que tengan a la comunidad de inteligencia”.

Esta no es la primera vez que un senador pide una investigación sobre Hunter Biden.

El 5 de febrero, el Senador Chuck Grassley (R-Iowa) y Ron Johnson (R-Minn.) enviaron una carta a James Murray, el director del Servicio Secreto de los Estados Unidos. En la carta, los senadores señalan que los comités de Finanzas y de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales están “examinando los posibles conflictos de intereses que suponen las actividades comerciales de Hunter Biden y sus asociados durante la administración Obama, en particular con respecto a sus actividades comerciales en Ucrania y China”.

Al día siguiente de la entrevista de Graham en “Face the Nation”, y durante una conferencia de prensa en la que Barr anunció los cargos contra cuatro miembros del ejército chino, se le preguntó sobre los comentarios de Graham y reconoció que había hablado con Graham sobre el asunto.

Barr también dijo que se estableció un “proceso de admisión” para recibir toda la información que ha recibido el Departamento de Justicia sobre Ucrania.

“El Departamento de Justicia tiene la obligación de establecer una puerta abierta a cualquiera que desee proporcionarnos información que considere relevante”, dijo Barr.

“Pero como le dije al Senador Graham, tenemos que ser muy cuidadosos en esto, con respecto a cualquier información que venga de Ucrania. Hay muchas cuestiones Ucrania. Hay muchas corrientes cruzadas, y no podemos tomar nada de lo que recibimos de Ucrania al pie de la letra”, dijo.

“Y por esa razón, hemos establecido un proceso de recepción en el ámbito para que cualquier información que llegue sobre Ucrania se pueda examinar cuidadosamente por el departamento y sus socios de la comunidad de inteligencia para que podamos evaluar su procedencia y su credibilidad”.

El subdirector del FBI David Bowdich, cuando se le preguntó en la misma conferencia de prensa sobre cómo manejaba el FBI la información proporcionada por Giuliani, respondió: “estamos tomando la información como lo haríamos en cualquier caso. La
vamos a evaluar apropiadamente”.

También se le preguntó a Bowdich si el FBI estaba investigando a Joe o a Hunter Biden, a lo que respondió: “No voy a hablar de ninguna investigación como nunca lo he hecho. No hablamos de investigaciones abiertas”.

Según un informe del 10 de febrero del The Washington Post, un funcionario del Departamento de Justicia confirmó que Giuliani había “compartido recientemente información con los agentes federales de la ley a través del proceso descrito por Barr”.

Washington Post reportó que, según un funcionario del Departamento de Justicia, “la información se está enviando a la oficina del fiscal de EE.UU. en Pittsburgh”.

Además, CBS News informó el 11 de febrero de 2020, que los funcionarios del Departamento de Justicia “han estado revisando ‘silenciosamente’ los registros y documentos de Ucrania durante ‘varias semanas'”.

Scott Brady, fiscal del Distrito Oeste de Pensilvania, lidera este esfuerzo según los informes de los medios. The Epoch Times no ha podido confirmar el informe de forma independiente. Brady fue nombrado por el presidente Trump el 18 de septiembre de 2017, y fue aprobado por el Senado dos meses después.

El supuesto trabajo de Brady sobre la información relacionada con Ucrania es independiente de la investigación que está llevando a cabo el fiscal John Durham, que está examinando los orígenes de la investigación del FBI sobre la campaña de Trump.

Nueva directriz del Departamento de Justicia sobre la investigación de las campañas presidenciales

La semana pasada, el mismo día que Trump fue absuelto por el Senado, Barr emitió un memorándum exigiendo al FBI “y a todas las demás divisiones bajo el ámbito del departamento” que deben obtener un permiso directo de Barr antes de investigar a cualquiera de los candidatos presidenciales del 2020.

“En ciertos casos, la existencia de una investigación federal criminal o de contrainteligencia, si llega a ser de conocimiento público, puede tener efectos no deseados en nuestras elecciones”, señaló Barr en el memorando, que según se informa fue adquirido por The New York Times.

Barr señaló que el Departamento de Justicia tiene la responsabilidad de asegurar que las elecciones estén “libres de actividades o influencias impropias”. También exigió que los jefes de departamento de alto nivel sean notificados antes de la investigación de los candidatos al Senado o a la Cámara. Estos nuevos requisitos seguirán vigentes durante todo el ciclo electoral de 2020, momento en el que se volverán a evaluar y se determinará si deben seguir vigentes.

El anuncio del nuevo requisito se produce después de que el Departamento de Justicia presuntamente haya estado investigando los asuntos de Ucrania relacionados con Hunter y Joe Biden, lo que sugiere que el permiso debió haber sido concedido directamente por Barr para que la oficina de Brady y el FBI procedieran.

Cuando se le preguntó a Joe Biden durante una aparición en “CBS This Morning” si estaba preocupado por el potencial lanzamiento de una investigación federal, al principio pareció displicente al reírse de la pregunta, y luego se enojó. Se refirió a Giuliani como un “matón” al final de su respuesta.

“No creo que nuestros hijos sean un juego justo en absoluto. Nadie ha dicho que haya hecho algo malo excepto un matón, Rudy Giuliani,” dijo Biden en la entrevista.

Caso de Roger Stone

En un caso electoral que se remonta a las campañas presidenciales de 2016, los fiscales federales anunciaron el 10 de febrero que buscaban una sentencia más severa de lo esperado de siete a nueve años de prisión para Roger Stone, quien fue condenado en noviembre de 2019 por mentir al Congreso y manipular a un testigo.

Sin embargo, al día siguiente se informó que el Departamento de Justicia se estaba “preparando para cambiar su recomendación de sentencia” para Stone debido al “excesivo” tiempo de prisión que buscaban los fiscales. Un funcionario del Departamento de Justicia dijo a Fox News que “El departamento se sorprendió al ver la recomendación de sentencia en la presentación del caso Stone anoche”.

El oficial le dijo a Fox que “la recomendación de sentencia no era lo que se le había informado al Departamento”.

El mismo día, los cuatro fiscales que habían llevado el caso Stone renunciaron abruptamente al caso. Tres de los cuatro, Aaron Zelinsky, Adam Jed y Michael Marando, siguen empleados por el Departamento de Justicia en otros puestos, pero el cuarto, Jonathan Kravis, dejó el Departamento de Justicia por completo.

La más notable de estas renuncias fue la de Zelinsky, quien fue miembro del equipo del abogado especial Robert Mueller. Zelinsky renunció a su “asignación especial a la Oficina del Fiscal de EE.UU. de D.C.” pero sigue empleado como asistente del fiscal de EE.UU. para el Distrito de Maryland.

Ninguno de los cuatro proporcionó una razón pública para sus renuncias.

Mientras estas renuncias se llevaban a cabo, el Departamento de Justicia anunció su intención de “reducir su recomendación de sentencia” para Stone, dando crédito a los informes de que la “recomendación de sentencia no era lo que se había informado” a los altos funcionarios del Departamento de Justicia.

En un memorando complementario de la sentencia, el Departamento de Justicia señaló que “el intervalo de 87 a 108 meses presentado como intervalo de las Directrices de asesoramiento aplicables no sería apropiado ni serviría a los intereses de la justicia en este caso”, pero también señaló que “el gobierno difiere al tribunal en cuanto a qué sentencia específica es apropiada según los hechos y las circunstancias de este caso”.

***

A continuación

La igualdad

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS