Xi Jinping enfatiza el régimen del partido y unificar a Taiwán y Hong Kong durante desfile militar

Por Nicole Hao
02 de Octubre de 2019 Actualizado: 02 de Octubre de 2019

Siguiendo la tradición del Partido Comunista Chino (PCCh) cada 1 de octubre, cuando celebra el aniversario de la fundación del régimen comunista, el líder del Partido Xi Jinping, pronunció un discurso en la torre de la puerta de la Plaza Tiananmen mientras observaba la procesión del desfile militar junto a otros altos funcionarios.

Como este año fue el 70 aniversario, el partido ha organizado festividades especialmente grandiosas.

Xi eligió hacer un discurso relativamente corto que duró aproximadamente tres minutos, y pasó una parte sustancial de él pidiendo una “China completamente unificada” con Taiwán, Hong Kong y Macao bajo el pliegue de Beijing.

Tanto los partidos políticos gobernantes como los opositores en Taiwán condenaron la amenaza de Xi. Mientras tanto, los hongkoneses salieron a protestar en toda la ciudad contra el gobierno de Beijing.

Desfile militar y discurso de Xi

En la ciudad de Beijing, las tiendas, clubes y restaurantes cerca de la ruta del desfile militar fueron cerradas por las autoridades con semanas de anticipación, para garantizar que las festividades se llevaran a cabo sin problemas.

Las autoridades también cerraron fábricas en Beijing y las provincias vecinas cerraron durante todo el día, en un intento por garantizar una menor contaminación del aire.

Pero la calidad del aire no pareció mejorar; la embajada de los Estados Unidos en Beijing informó que el aire no era saludable para grupos sensibles durante todo el día, mientras que los internautas chinos y los residentes cercanos entrevistados por medios de comunicación extranjeros dijeron que el smog era tan pesado que no podían ver la procesión del desfile desde los techos de sus edificios.

Un soldado chino saluda delante de un avión no tripulado durante un desfile para celebrar el 70 aniversario de la fundación de la República Popular de China en la Plaza Tiananmen en 1949 en Beijing, China, el 1 de octubre de 2019. (Kevin Frayer/Getty Images)

Según los medios estatales Xinhua, unos 15.000 soldados participaron en el desfile, con más de 160 combatientes, bombarderos y otros aviones militares, así como 580 tanques y vehículos blindados.

El ejército chino dio a conocer por primera vez su misil balístico intercontinental móvil de carretera de combustible sólido Dongfeng-41 (DF-41 o CSS-X-10). El DF-4 tiene un alcance operativo de 12.000 a 15.000 kilómetros, lo que lo convierte en el misil de mayor alcance del mundo y puede cubrir casi todos los objetivos en la tierra desde China, según Xinhua.

Los soldados chinos se sientan encima de los tanques mientras conducen en un desfile para celebrar el 70 aniversario de la fundación de la República Popular de China en 1949, en la Plaza Tiananmen en Beijing, China, el 1 de octubre de 2019. (Kevin Frayer/Getty Images)

El bombardero Xi’an H-6N, otra arma de debut, tiene un radio de combate de 3.000 kilómetros con reabastecimiento aéreo. También puede transportar varios misiles balísticos de lanzamiento aéreo AKD-20, que tienen un alcance operativo de 1.500 kilómetros.

El discurso de Xi enfatizó la regla del partido. “Hoy, el socialismo se encuentra en el lado este del mundo. Ninguna fuerza puede sacudir la posición de nuestro país [en el mundo], y ninguna fuerza puede detener al pueblo chino y los pasos de la nación china”, dijo Xi. “Persistiremos en la regla del PCCh (…) y en el camino del socialismo con características chinas”, agregó.

También pidió que se use el marco “un país, dos sistemas” para unir Hong Kong, Macao y Taiwán con el continente. “En el futuro, persistiremos en unificar a China pacíficamente por la política de ‘un país, dos sistemas'”, dijo. Hong Kong y Macao, ambas antiguas colonias europeas, fueron devueltas al dominio chino bajo ese marco. Taiwán es una isla autónoma con su propio gobierno, ejército y moneda elegidos democráticamente.

Respuestas

Pero los habitantes de Hong Kong han dirigido su ira hacia Beijing por entrometerse cada vez más en los asuntos de la ciudad, diciendo que ha violado las promesas bajo la política de “un país, dos sistemas” para mantener la autonomía de la ciudad.

“El gobierno del PCCh y la policía de Hong Kong llaman a los hongkoneses como cucarachas, que es como la Alemania nazi llamó ratas a los judíos. El PCCh quiere destruir Hong Kong”, dijo a La Gran Época el 1 de octubre un manifestante que solo se identificó con su apellido Tsang. Los medios estatales chinos han llamado a los manifestantes “cucarachas”, mientras que la policía de Hong Kong ha sido captada en cámara haciendo lo mismo durante las manifestaciones.

La policía arresta a un manifestante durante los enfrentamientos en Wan Chai en Hong Kong, China, el 1 de octubre de 2019. (Laurel Chor/Getty Images)

Mientras tanto, la presidente de Taiwán, Tsai Ing-wen, respondió al discurso de Xi diciendo que Taiwán nunca aceptará “un país, dos sistemas”, ni el “Consenso de 1992”, que se negoció entre el actual partido de oposición en Taiwán, el Kuomintang (KMT), y Beijing.

El Consenso de 1992 establece que ambas partes reconocen que hay una China, con diferentes interpretaciones de lo que es esa “China”. El PCCh lo considera la República Popular de China en el continente, mientras que el KMT afirma que es la República de China en Taiwán.

Tsai también respondió a las preguntas de los periodistas sobre las protestas de Hong Kong el 1 de octubre: “Taiwán es un país democrático y libre, y apoya a todas las personas que buscan la democracia y la libertad en el mundo”, y agregó que Xi debería “escuchar atentamente a las personas”.

Después del discurso de Xi, el KMT publicó una declaración en la que afirmaba que el KMT no aceptaría “un país, dos sistemas”, pero acordó promover la comunicación entre China continental y Taiwán en base al “Consenso de 1992”.

Análisis

Robert Spalding, miembro principal del grupo de expertos Hudson Institute, con sede en Washington, analizó lo que las palabras de Xi podrían sugerir para la respuesta del liderazgo de Beijing a las protestas de Hong Kong: “Al reiterar el apoyo a la política de ‘un país, dos sistemas’, lo más probable es que Xi esté tratando de tranquilizar a los líderes del Partido Comunista de que sus activos en Hong Kong están a salvo. Sin embargo, esto no debería ser una señal de que ninguna medida forzada [hacia los manifestantes] está fuera de la mesa. Unir al país y todo su territorio sigue siendo su objetivo primordial”, dijo a La Gran Época por correo electrónico el 1 de octubre.

Mientras tanto, el comentarista chino con sede en Estados Unidos Tang Jingyuan dijo en una entrevista telefónica que Xi probablemente “quiere convencer a Taiwán de que ‘un país, dos sistemas’ es efectivo” al mostrar que traerá beneficios a los taiwaneses.

Para convencer a Taiwán de creer en la política, Tang dijo que Xi tiene que demostrar que el marco es pacífico; por lo tanto, es poco probable que envíe tropas a Hong Kong para reprimir las protestas.

Video relacionado

¿Terminará Hong Kong como la Plaza Tiananmen?

TE RECOMENDAMOS