Xi Jinping gana control y designa aliados para ser altos funcionarios en China

26 de Octubre de 2017 Actualizado: 26 de Octubre de 2017

El 19.º Congreso Nacional de China, la reorganización quinquenal de la dirección del Partido Comunista Chino (CCP), concluyó con el equilibrio del poder inclinándose a favor del actual líder Xi Jinping.

El número de aliados que Xi pudo nombrar en el principal órgano decisorio de China, el Comité Permanente del Politburó, de siete miembros, es una señal de su influencia sobre el Partido.

Después de una semana de negociaciones, Xi logró alinear a sus aliados en posiciones de liderazgo: en el Comité Permanente, que incluye a Xi, cinco miembros están firmemente de su lado, mientras que uno tiene estrechos vínculos con el ex líder del Partido Jiang Zemin.

Anteriormente, tres miembros del comité formaban parte de la facción política de Jiang.

En particular, Xi no designó a un protegido para que le suceda, lo que indica su deseo de permanecer en el poder más allá del próximo Congreso Nacional en 2022. La costumbre del Partido es nombrar algunos miembros más jóvenes para el Comité Permanente, uno de los cuales ascenderá a la posición de líder del PCCh en el próximo congreso. Pero como todos los miembros del Comité Permanente, incluido Xi, ahora están en sus 60 años, no hay ningún sucesor evidente; la edad oficial de retiro es de 68 años.

Xi también consolidó su autoridad dentro del partido cuando el congreso el 24 de octubre decidió incorporar la doctrina política de Xi -conocida como “Pensamiento Xi Jinping sobre el socialismo con características chinas para una nueva era” – en la constitución del partido.

En las últimas décadas, los ex líderes del PCCh tuvieron sus ideologías incluidas en la constitución, pero sin sus nombres adjuntos. La inclusión del nombre de Xi lo coloca junto con el fundador comunista de China, Mao Zedong, como el único otro líder cuyo nombre está vinculado a su pensamiento. El nombre de Deng Xiaoping está ligado sólo a una “teoría”.

Quién está dentro

Justo antes del mediodía del 25 de octubre, los miembros recién nombrados del Comité Permanente fueron dados a conocer en una conferencia de prensa en Beijing. Los hombres de confianza de Xi alcanzaron las posiciones más poderosas a su lado.

En las pocas semanas previas, abundaron las especulaciones sobre si Xi rompería la convención para permitir que Wang Qishan, la punta de lanza de la campaña anticorrupción de Xi, permanezca como miembro del comité, ya que superó la edad oficial de retiro (Wang cumplió 69 en julio).

Wang era el jefe de la Comisión Central de Inspección Disciplinaria (CCDI), una agencia interna anticorrupción que se convirtió en la fuerza impulsora de Xi para librar al Partido de los enemigos políticos, es decir, los funcionarios de la facción de Jiang Zemin.

Wang fue descartado de la lista de miembros del Comité Central (un cuerpo de más de 200 altos funcionarios), confirmando que se retira de su asiento de poder en el Comité Permanente del Politburó.

Xi no pudo retener a Wang, pero logró colocar con éxito a otros aliados en el Comité Permanente. Aparte de él mismo y del actual primer ministro Li Keqiang, los otros cinco miembros del comité fueron designados recientemente, incluyendo a Zhao Leji, quien también fue nombrado secretario del CCDI, sucediendo a Wang para convertirse en el jefe de la agencia anticorrupción. Zhao, como jefe del Departamento de Organización, estuvo a cargo de hacer los nombramientos para puestos directivos. Ayudó a promover a muchos de los aliados de Xi, según el Instituto Brookings.

En 2015, Zhao también escribió un artículo de 4.000 palabras en Qiushi, un periódico político del PCCh, expresando públicamente su apoyo a Xi.

Xi también promovió a su subordinado, Li Zhanshu, quien sirvió como jefe de gabinete desde que Xi tomó el poder en 2012. Li comenzó su temprana carrera profesional trabajando estrechamente con Xi. Él y Xi, ambos ocuparon puestos como secretarios del partido en los distritos locales de la provincia de Hebei.

Wang Huning, el principal asesor de Xi en política exterior, también es un aliado de confianza. Se ganó el apodo de “la riqueza del conocimiento de Zhongnanhai”, que se refiere al complejo de edificios del liderazgo en Beijing.

Wang Yang, el actual vice-primer ministro conocido por sus anteriores iniciativas de reforma cuando dirigió la provincia de Guangdong, también llegó al comité.

Li Zhanshu, Wang Huning y Wang Yang (sin parentesco) forman un círculo cerrado que a menudo acompaña a Xi en sus viajes nacionales e internacionales.

El único funcionario con vínculos con Jiang es Han Zheng, actual jefe del partido de Shanghai. Desde que Jiang mismo sirvió como jefe del Partido de la ciudad en la década de 1980, Shanghai se convirtió en un caldo de cultivo para los aliados de Jiang. Sin embargo, en los últimos años, Han comenzó a expresar lealtad a Xi.

Mientras tanto, el actual secretario del partido de Pekín, Cai Qi, el viceministro del departamento de propaganda Huang Kunming, y el secretario del partido de la provincia de Jiangsu, Li Qiang, todos los cuales trabajaron bajo el mando de Xi durante su estancia en la provincia de Zhejiang, fueron nombrados recientemente para el Politburó de 25 miembros.

Quién está fuera

Como evidencia la decreciente influencia de Jiang, otros aliados clave de Jiang no estaban presentes en los puestos principales. Meng Jianzhu, ex jefe del aparato de seguridad y miembro de la banda de Shanghai, un grupo de funcionarios que debe sus carreras al patrocinio político de Jiang, fue destituido del Comité Central.

Frank Fang, Gu Qing’ er, y Zhang Dun contribuyeron con reportajes.

TE RECOMENDAMOS