Xi Jinping invadirá Taiwán para lograr un estatus histórico: Experto

Por Yi Ru y Haizhong Ning
11 de Noviembre de 2021
Actualizado: 11 de Noviembre de 2021

Análisis de noticias

Mientras el Partido Comunista Chino (PCCh) celebra en Beijing la sexta sesión plenaria, se dice que la tercera “resolución histórica”, una agenda fundamental en la reunión, determinará el estatus histórico de Xi Jinping dentro del Partido.

Los expertos comparten sus opiniones sobre la agenda de la reunión y la lucha política en curso del líder del PCCh, Xi Jinping.

Analista financiero: La lucha es el defecto innato del partido

Edward Huang, un analista financiero en Taiwán, dijo que cree que es probable que Xi tenga éxito en su tercer mandato, pero los recientes incidentes internos muestran que se ha enfrentado a muchos desafíos de sus opositores políticos.

Antes de la reunión, la campaña del régimen contra la corrupción se intensificó con la purga de altos funcionarios, junto con la exposición de escándalos políticos. Según Huang, estos son signos de una lucha interna entre las facciones políticas y su rechazo general a la autoridad de Xi.

El 2 de noviembre, la famosa tenista china Peng Shuai acusó de agresión sexual a Zhang Gaoli, antiguo viceprimer ministro chino. Zhang era un poderoso funcionario de la facción de Jiang Zemin.

También el 2 de noviembre, la comisión anticorrupción del régimen dio a conocer los detalles de un caso de corrupción que involucra al magnate de Shanghai Gu Guoming, expresidente del Shanghai ICBC (Banco Industrial y Comercial de China). Gu fue condenado a cadena perpetua el 12 de agosto.

Shanghái fue el lugar en el que la rica y poderosa facción de Jiang adquirió protagonismo político.

Huang también dijo que, para mantener su poder, Xi arrestó a muchos de sus oponentes políticos. Él está controlando el Partido, el estado y el ejército, pero sus oponentes también están ansiosos por sacudir su base de poder si se les da la oportunidad.

Dijo: “Lo único que puede hacer Xi Jinping es apretar aún más su control sobre el poder a medida que avanza. Esta lucha por el poder es un patrón consistente con cualquier dictadura o sistema comunista del pasado. Al final, parece ser la única consecuencia. Es el defecto innato del propio sistema”.

“China puede imponer el mayor riesgo económico al mundo en los próximos años”, agregó Huang.

Periodista senior: Xi está llegando a un callejón sin salida como sus predecesores

Yaita Akio, director de la sucursal de Taipei del periódico japonés Sankei Shimbun, explicó a The Epoch Times que es una ruta política impopular la que está tomando Xi.

Akio se refería a un reciente informe del medio estatal, Xinhua, que calificaba la nueva ronda de reformas de Xi en la próxima sexta reunión plenaria como “la herencia de las reformas de Deng Xiaoping”.

La “nueva ronda de reformas” se refiere a cómo el régimen está recolectando capital privado a través de un proceso de compra y fusión de empresas estatales con masivas empresas privadas en quiebra. Un ejemplo reciente es el de una serie de empresas estatales que intervinieron en la crisis de la deuda del gigante inmobiliario Evergrande, comprando sus activos y una de ellas se convirtió en su mayor accionista. Además, dentro de las reformas se presentó una purga de industrias privadas, como el gigante tecnológico Alibaba, bajo la ley “antimonopolio”. A todo esto se agrega el uso de la política de “doble reducción”, para reducir la presión relacionada con la educación sobre los padres y los niños en edad escolar, en la que se prohibió la industria de la educación extracurricular.

Los medios de comunicación estatales afirmaron que estos actos son “reformas profundas” que se están llevando a cabo en China.

Aunque las reformas de Xi se consideran a menudo un retorno a la era de Mao, Hu Ping, académico y redactor jefe honorario de la revista Beijing Spring, declaró anteriormente a la edición china de The Epoch Times que Xi Jinping no está volviendo a la era de Mao ni eliminando la economía privada. No puede, según él, permitirse el lujo de moverse fundamentalmente hacia la izquierda. Sin embargo, seguir la ideología izquierdista de Mao mantendrá la legitimidad de su gobierno.

Akio dijo: “Como primer Partido satélite de la Unión Soviética, la primera resolución histórica del PCCh en 1945 abordó la lucha política de Mao Zedong contra Wang Ming, director de la facción soviética; Mao rechazó la dirección soviética de Wang Ming y adoptó su propia línea de revolución, pero Mao no pudo prosperar después de décadas de liderar el PCCh”.

“Deng Xiaoping rechazó la línea de Mao Zedong y siguió la línea pro estadounidense; ahora, más de 30 años después de la reforma, Xi Jinping tiene su propia línea. Pero vale la pena observar cuánta originalidad hay en la línea de Xi Jinping”.

Akio explicó que Deng negó por completo la Revolución Cultural de Mao, que se conoció como la catástrofe de una década; pero, Xi le restó importancia y dijo que solo fue una exploración difícil.

Un pequeño grupo de residentes de Beijing pasa junto a un enorme cartel que muestra al jefe del PCCh, Mao Zedong, durante la “Gran Revolución Cultural Proletaria” que dice (a la derecha): “Tenemos que ser buenos soldados de Mao Zedong, tenemos que escuchar sus palabras, tenemos que seguir sus instrucciones y leer sus libros”, en el centro de Beijing, en febrero de 1967. (Jean Vincent/AFP a través de Getty Images)

Dijo que el camino que está tomando Xi comenzó con un tema muy impopular y es poco probable que dure.

Analista político: Xi atacará a Taiwán para consolidar su estatus histórico en el partido

Yeau-tarn Lee, un académico en estudios de desarrollo nacional, cree que Xi está tomando la tercera resolución histórica como una estrategia rectora para lograr un estatus político histórico.

Dijo: “Xi está buscando su propia posición histórica… y quiere superar la de Deng Xiaoping”.

Lee explicó que desde Mao, pasando por Deng, hasta Xi, el PCCh nunca admitiría ningún error, “Pero, Deng negó totalmente la Revolución Cultural de Mao, diciendo que era un error de Mao en su vejez; Xi reconoció la contribución tanto de Mao como de los dictámenes de Deng, pero enfatizó más sus propias contribuciones”.

Según Lee, desde Mao hasta Xi, toda la historia del PCCh se basa en el culto a la personalidad.

El analista cree que Xi obtendrá su tercer mandato el próximo año, y su esfuerzo por superar a Mao Zedong en la historia del Partido dominará el resto de su gobierno. Como resultado, cree que la invasión de China a Taiwán será la única manera en que Xi podría consolidar su estatus político histórico.

En Taiwán, algunos expertos en asuntos de China también opinan que para que Xi alcance un estatus histórico a la par con el de Mao, tendrá que confiar en el acto de lanzar una guerra contra Taiwán.

Según el informe de la CNA de Taiwán, Chun-Shan Chao, profesor de política china, expresó que la unificación China-Taiwán figurará oficialmente en la “agenda de Taiwán” del Partido con la sucesión de Xi en el tercer mandato.

El profesor de estudios de China, Chien-wen Kou, también cree que la tercera resolución indica que Beijing intensificará su coerción militar y diplomática sobre Taiwán, informó la CNA.

Nanyang Li, la hija del secretario personal de Mao Zedong, miembro visitante de la Institución Hoover, indicó que es muy probable que Xi Jinping ataque a Taiwán; hacer lo que Mao no hizo agregará puntos a su desempeño mediocre, según un informe de la VOA.

Yuan Hongbing, exdirector de la Facultad de Derecho Procesal Penal de la Universidad de Beijing, también expresó varias veces a The Epoch Times su preocupación de que la guerra en el Estrecho de Taiwán sea inminente.

“Una vez que Xi sea confirmado, como Mao, en la sexta sesión plenaria, considerará que tiene el derecho a lanzar la guerra a través del Estrecho de Taiwán”, dijo Yuan.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS