Xi Jinping pretende exportar al mundo su nuevo concepto de gobernanza, según analistas

Por Nicole Hao
31 de Octubre de 2019 Actualizado: 31 de Octubre de 2019

El líder chino Xi Jinping inauguró la cuarta sesión plenaria del 19º Comité Central del Partido Comunista Chino (PCCh) con un discurso sobre la necesidad de que Beijing “modernice su gobernanza estatal”, que según los observadores, podría ser parte de la estrategia del PCCh para exportar el sistema del socialismo chino al mundo.

La conferencia política de cuatro días, en la que los altos funcionarios suelen discutir sobre los cambios en los cargos y las reformas políticas, comenzó en el hotel Jingxi de Beijing el 28 de octubre. Unos 372 miembros de la élite del Partido tienen derecho a asistir, como miembros titulares y suplentes del Comité Central del PCCh.

Pero Beijing y los medios de comunicación estatales por lo general no revelan cuántos de esos funcionarios calificados asisten.

Nuevo concepto de Xi

El medio de comunicación estatal chino Xinhua informó el 28 de octubre que Xi habló sobre cómo “perfeccionar el socialismo con características chinas, promover la modernización del sistema de gobierno estatal y la capacidad de gobierno”.

El artículo utilizó la frase “estilo de gobierno de China” para describir el sistema que Xi promovió en su discurso, señalando que Xi estableció el objetivo de tenerlo “generalmente implementado” para 2035 y “totalmente implementado” para 2049.

Xinhua no elaboró el concepto, simplemente citó a Xi usando la jerga del Partido para enfatizar que el Partido buscará “la estabilidad de la sociedad, y la paz y estabilidad a largo plazo del país”.

Xi también repitió sus objetivos de los “Dos Centenarios”, una idea expuesta en octubre de 2017: con el  centenario de la fundación del PCCh, esperaba convertir al país en una “sociedad xiaokang” para 2021, lo que significaría duplicar la renta per cápita de 2010; y con el centenario de la toma de China por el PCCh en 2049, convertir al país asiático en un “país socialista moderno”.

Propósito

“La llamada ‘modernización del sistema de gobierno estatal y de la capacidad de gobierno’ es en realidad el sistema totalitario digital del PCCh”, dijo en una entrevista Tang Jingyuan, un analista establecido en EE. UU. “Es un anuncio de que el PCCh no adoptará la democracia, las libertades u otros valores universales en China”.

Tang explicó que el Partido utilizó palabras similares para describir su vigilancia y monitoreo de alta tecnología a los musulmanes uigures en Xinjiang. También utilizó palabras parecidas en 2014 para introducir el sistema de crédito social, bajo el cual todos los ciudadanos tendrán sus actividades públicas rastreadas, registradas y a las cuales se les asignará una puntuación de “confiabilidad” por parte de las autoridades chinas.

“El sistema monitorea a la sociedad china desde todos los ángulos, incluso a través del sistema de crédito social para las personas y las empresas“, dijo Tang. “Perfeccionará el sistema con las tecnologías más avanzadas, incluyendo inteligencia artificial, big data, reconocimiento facial, etc”.

Añadió que el Partido está usando frases como “el estilo de gobierno de China” para legitimar su vigilancia orwelliana.

Los países occidentales han expresado su preocupación por los riesgos de seguridad que implican los productos y las empresas tecnológicas chinas. Pero el Partido quiere demostrar que la vigilancia de alta tecnología puede ayudarlo a mantener su autoridad y el desarrollo económico de China, y eventualmente “expandir el sistema a otros países”, como por ejemplo a través de la iniciativa de La Franja y la Ruta (OBOR).

Dichos proyectos de infraestructura en toda Asia, Europa y África a menudo implican contratos para utilizar la infraestructura de tecnología de la información china, como los equipos suministrados por el gigante tecnológico Huawei.

Tang agregó que el Partido introdujo otro concepto llamado “comunidad de un futuro compartido para la humanidad”, que según él, tiene connotaciones similares a las de un sistema global basado en el modelo del régimen chino.

Cambios 

El 26 de octubre, justo antes de la apertura de la sesión plenaria, la legislatura al servicio del Partido anunció inesperadamente que dos generales militares de alto rango fueron despedidos de sus cargos y de su membresía en el congreso. Se trata del teniente general, Rao Kaixun, que fue comandante adjunto y jefe de estado mayor de la Fuerza de Apoyo Estratégico del Ejército Popular de Liberación (EPL), y el general de división, Xu Xianghua, que fue comandante adjunto del Comando del Teatro de Operaciones Occidental.

El 25 de octubre, el medio de comunicación estatal chino Xinhua informó que se estaban reorganizando varias posiciones jerárquicas del Partido: Li Jiheng será cambiado del cargo que ocupaba como secretario del Partido de la región de Mongolia Interior y se convertirá en ministro de asuntos civiles tras la jubilación del anterior funcionario, mientras que Shi Taifeng asumirá el cargo en Mongolia Interior y dejará la posición de jefe del Partido en la provincia de Ningxia. Dado que Mongolia Interior es una región más rica, la medida se considera un ascenso. Chen Run’er reemplaza a Shi, dejando su cargo como gobernador de la provincia de Henan.

El secretario del partido es un cargo más poderoso que el de gobernador. Se cree que los cambios implican movimientos de poder de las facciones antes del plenario.

A continuación

Cómo el régimen comunista negó la responsabilidad de todas sus masacres

TE RECOMENDAMOS