Xi pide imagen más “amigable” de Beijing, lo cual posiblemente impulse participación de expertos y prensa

Por Daniel Y. Teng
07 de Junio de 2021
Actualizado: 07 de Junio de 2021

Las peticiones del líder chino Xi Jinping para dar una imágen más “amigable” del PCCh en el escenario mundial resultarían en una ofensiva más diplomática de Beijing, pero no frenarán su agresión en el Indo-Pacífico, de acuerdo con expertos.

A finales de mayo, Xi dijo en una “sesión de estudio” dirigida por el Comité Central del Partido Comunista Chino (PCCh) —el órgano ejecutivo del régimen— que los funcionarios y los medios de comunicación estatales de China debían remodelar la opinión del mundo sobre Beijing, la cual se ha desmoronado en los últimos años.

La opinión pública sobre Beijing y del líder Xi cayó en 14 de los principales países desarrollados, debido al mal manejo del brote de COVID-19 en Wuhan por parte de Beijing y su toma del poder de Hong Kong, según una encuesta del Centro de Investigación Pew de 2020.

Durante la sesión de estudio, Xi pidió a los órganos del partido “contar bien la historia de China” y difundir la “voz de China”, añadió que esto era necesario para mejorar el “atractivo cultural de China, su imagen, la capacidad  de persuasión del discurso chino y guiar la opinión pública internacional”, de acuerdo con la agencia estatal de noticias Xinhua.

“Es necesario reforzar la propaganda y la interpretación del PCCh, para ayudar a los extrajeros a darse cuenta de que el PCCh realmente lucha por la felicidad del pueblo chino, a entender por qué el PCCh es capaz, por qué se practica el marxismo y por qué el socialismo con características chinas es bueno”, añadió.

El presidente de China, Xi Jinping, en el centro, y los legisladores aplauden después de votar a favor de una resolución para revisar el sistema electoral de Hong Kong, durante la sesión de clausura de la Asamblea Popular Nacional en el Gran Salón del Pueblo el 11 de marzo de 2021 en Beijing, China. (Kevin Frayer/Getty Images)

“Debemos de usar plenamente a los expertos de alto nivel, hablar en las principales conferencia y foros internacionales, los medios de comunicación principales extranjeros, etc.”, dijo, añadió que Beijing debe ser visto en todo el mundo como “fiable, amigable y respetable”.

Se espera una mayor participación de los expertos chinos

Joseph Siracusa, profesor adjunto de historia de la diplomacia internacional en la Universidad de Curtin, espera un esfuerzo de toda la sociedad china para cambiar la opinión pública, y no solo un mayor impulso a través de los canales de comunicación controlados por Beijing

“Lo que Xi está diciendo realmente es que está diciendo a las universidades chinas que consigan ser invitadas a las principales conferencias de todo el mundo”, dijo a The Epoch Times, afirmando que el enfoque no sería “vender la política sino involucrarse”.

“Les está diciendo que se involucren no solo con los medios de comunicación extranjeros, sino a la comunidad académica, a la comunidad médica y a la comunidad científica, que tiene toneladas de reuniones cada año en diferentes lugares”, añadió.

“No se trata solo de propaganda. Salir al aire y contarle a la gente una historia basura no la va a hacer menos basura. Si se oprime a los uigures, se pisotea el territorio indio, se golpea a los manifestantes en Hong Kong, es bastante difícil cambiar la percepción de eso”.

Epoch Times Photo
Personal del ejército indio mantiene la vigilancia en el paso de Bumla, en la frontera entre India y China, en Arunachal Pradesh, el 21 de octubre de 2012. Según informan los medios de comunicación indios, los chinos han construido 1010 casas, 2.5 millas dentro del territorio indio en una zona dentro de Arunachal Pradesh. (Biju Boro/AFP vía Getty Images)

Michael Shoebridge, director de defensa del Instituto Australiano de Política Estratégica, afirmó que había “pocas posibilidades” de que Beijing diera marcha atrás en su agresión en la región del Indo-Pacífico. Aún más, el régimen chino estaría motivado para “educar” a los gobiernos y audiencias occidentales en lugar de admitir que sus propias acciones fueron erróneas.

“Lejos de que el gobierno chino o el PCCh se vuelvan más amigables, podemos esperar más sermones sobre nuestros propios fallos en la comprensión de esto, sin que los dirigentes de Beijing reconozcan en absoluto que el problema son sus actos”, dijo a The Epoch Times.

“Sí espero que el PCCh haga más de lo que ya intenta —que es emplear a defensores de Beijing y a personas bastante ingenuas— para transmitir las narrativas del Partido, porque ‘tomar prestada la boca de otros para hablar’ es algo que el Partido considera efectivo”, añadió.

Anders Corr, director de Corr Analytics Inc. y editor del Journal of Political Risk, ya ha señalado cómo Beijing fomenta que los líderes de las principales instituciones hablen en su nombre.

Corr señaló como ejemplo los 600,000 millones de dólares de comercio bidireccional entre Estados Unidos y China, y dijo: “Cada dólar comerciado con China beneficia a algunos estadounidenses, muchos de los cuales tratan de influir en la política del gobierno de Estados Unidos para apaciguar a China en lugar de enfrentarse a ella”.

“Las corporaciones y los multimillonarios más grandes y más influyentes políticamente son los que más ganan con China”, escribió en The Epoch Times. “Por lo tanto, las grandes empresas y los grupos de reflexión, académicos y organizaciones sin fines de lucro que las grandes empresas apoyan, en su mayoría, tienden a favorecer un mayor comercio libre con China”.

Mayor influencia en los medios de comunicación occidentales

En respuesta a las peticiones del líder chino Xi de utilizar “medios de comunicación extranjeros”, Alex Wake, presidenta de la Asociación de Educación e Investigación Periodística de Australia, dijo: “Es interesante ver que China es ahora mucho más directa en este ámbito. Antes no parecía importarles realmente lo que pensaban otros países, pero ahora sí”.

“Todos los periodistas deben ser diligentes para asegurarse de que no están bajo ninguna influencia indebida de ningún organismo extranjero, pero no veo que las acciones de China en este caso sean diferentes a las de muchos países del mundo”, declaró a The Epoch Times.

Una pantalla publicitaria electrónica alquilada por Xinhua, la agencia de noticias operada por el régimen chino, hace su debut en Times Square de Nueva York el 1 de agosto de 2011. (Stan Honda/AFP vía Getty Images)

Joshua Philipps, periodista de investigación de The Epoch Times, ha advertido sin embargo que Beijing ejerce fácilmente su influencia sobre los medios de comunicación occidentales a través de la oferta de historias o contenidos exclusivos.

“Es muy fácil manipular los medios de comunicación, extremadamente fácil. Si eres un país como China, todo lo que necesitas hacer(…) es que tus antiguos o actuales funcionarios vayan a un gran medio de comunicación y les digan: ‘Tengo una historia exclusiva para ti, te contaré la verdadera historia de lo que está sucediendo en China’. Van a publicar todo lo que esa persona diga”, dijo a Valuetainment.

Chin Jin, presidente de la Federación para una China Democrática, afirmó que es poco probable que los medios de comunicación occidentales sigan siendo críticos con Beijing debido a sus grandes intereses en el mercado chino.

“Los medios de comunicación occidentales todavía están en medio del movimiento pro-liberalismo y corrección política”, dijo a The Epoch Times. “Aunque los medios de comunicación occidentales son ahora un poco más rígidos en su información sobre el PCCh, no se descarta que se retomen los viejos hábitos”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS