Xi presiona a líderes del G20 a reconocer vacunas chinas y se queja del rastreo del origen del virus

Por Eva Fu
31 de Octubre de 2021
Actualizado: 31 de Octubre de 2021

Durante un discurso virtual en la cumbre del Grupo de los 20 en Roma, el líder chino Xi Jinping presionó a los líderes mundiales para que acepten las vacunas fabricadas en China y se quejó de la investigación occidental sobre el origen del virus COVID-19.

En su intervención del 30 de octubre a través de una videoconferencia, Xi se jactó del alcance de las vacunas del país, diciendo que ya ha distribuido 1600 millones de dosis de vacunas chinas en todo el mundo, e indicó que Beijing está trabajando con 16 países para fabricar conjuntamente las vacunas contra el COVID-19.

A su vez pidió que los países “traten por igual a las distintas vacunas y avancen en el reconocimiento mutuo de las mismas” basándose en la lista de uso de emergencia de la Organización Mundial de la Salud, que incluye dos de ellas desarrolladas en China.

La ampliación en términos de vacunas permitiría que las fabricadas por Sinovac Biotech y la empresa estatal china Sinopharm —aparentemente menos eficaces que sus homólogas occidentales— se utilizaran más.

Xi, quien optó por saltarse la primera reunión del G20 en persona en dos años, no ha salido del país en 21 meses, desde mediados de enero de 2020, el período más largo de todos los líderes del G20.

Su discurso se produjo un día antes de la 26ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) que se celebrará en Glasgow (Escocia), un tema que abordó con el primer ministro británico Boris Johnson durante una llamada telefónica el viernes.

La cumbre de Roma también reunió a legisladores de todo el mundo, así como a exiliados políticos de Hong Kong, Tíbet y Xinjiang, que instaron a los miembros del G20 a exigir responsabilidades a China por sus abusos de los derechos humanos.

La activista de derechos humanos uigur Rahima Mahmut (C) y el activista y político de Hong Kong, presidente del partido político Demosisto, Nathan Law, junto a una réplica de la “Columna de la Vergüenza” (Iz), una estatua que conmemora la Masacre de la Plaza de Tiananmen de 1989, durante una manifestación frente a la embajada china en Roma, contra el “desmantelamiento de la democracia y la autonomía de Hong Kong por parte del gobierno chino” antes de la Cumbre de Líderes Mundiales del G20 en Roma, el 27 de octubre de 2021. (Andreas Solaro/AFP vía Getty Images)

“El único tema que no parecen discutir en el G20 es realmente el elefante en la sala, que es (…) el terrible mal comportamiento de posiblemente una de las naciones más importantes de todas, que es China”, dijo el exlíder del Partido Conservador británico, Iain Duncan Smith, un día antes de la cumbre del G20.

Mientras siguen aumentando los intereses sobre los orígenes de la pandemia, Beijing rechazó el plan de la OMS de realizar una segunda investigación sobre el origen del virus, que incluiría el examen de la posibilidad de que el virus hubiera surgido de un laboratorio chino.

“La estigmatización del virus y la politización del rastreo de los orígenes van en contra del espíritu de solidaridad contra la pandemia”, dijo Xi el sábado, justo un día después de que las agencias de inteligencia estadounidenses dijeran que siguen divididas sobre el origen más probable del virus.

“Todas las agencias evalúan que dos hipótesis son plausibles: la exposición natural a un animal infectado y un incidente asociado a un laboratorio”, indica el informe.

China, a pesar de haber vacunado a más de tres cuartas partes de su población, ha tenido que hacer frente a una variante Delta altamente contagiosa que ahora está provocando un nuevo aumento de los brotes.

Un niño se somete a una prueba de ácido nucleico para la COVID-19 en Xiamen, provincia de Fujian, en el sur de China, el 18 de septiembre de 2021. (STR/AFP vía Getty Images)

En los últimos 14 días, al menos 14 provincias han informado de infecciones locales. Mi Feng, un portavoz de la Comisión Nacional de Salud de China, dijo el sábado que el brote se sigue “desarrollándo rápidamente y la situación de control del brote es grave y complicada”.

En la última semana, Beijing también comenzó a decir que los niños de tan solo 3 años debían vacunarse, lo que provocó la preocupación de algunos padres chinos que no están tan seguros de la seguridad de las vacunas.

“Tengo mucho miedo de que mi hijo se convierta en un conejillo de indias”, dijo una madre de apellido Zhao, de la provincia sureña de Guangdong, a The Epoch Times, añadiendo que estaba alarmada por los escándalos de las vacunas nacionales, que se han convertido en una fuente de indignación nacional en los últimos años.

“Esos niños eran capaces de caminar y correr, pero quedaron discapacitados después de una dosis contaminada”, dijo Zhao a continuación. Algunos padres le dijeron que “es mejor inyectar agua mineral, porque al menos es más seguro”.

Con información de Zhang Zhongyuan


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS