Yang Zhen: ‘El cielo sabe, la tierra sabe, usted sabe y yo sé’

16 de Noviembre de 2016 Actualizado: 16 de Noviembre de 2016

Yang Zhen era del condado de Huayin (actual provincial Shanxi) en la Dinastía Han Oriental (24-220). Fue conocido por su conocimiento y sabiduría, pero lo que lo hizo destacarse como una figura respetable en la historia fue su honestidad y rectitud.

La cita de Yang “El cielo sabe, la tierra sabe, usted sabe, y yo sé” se convirtió en un famoso dicho entre la gente china para denotar la naturaleza confidencial de un asunto. No obstante, sirve más como recordatorio de que nada pasa inadvertido: en realidad no hay secretos. Esto puede disuadir a las personas de la tendencia a hacer cosas malas cuando son realizadas en cámaras oscuras, sin que el público u otros sepan.

Antes de tener funciones oficiales, Yang dedicó sus esfuerzos a la enseñanza, insistiendo en lograr iguales oportunidades para todos en la educación, sin importar su origen. Se hizo famoso por alimentar talentos para la nación. Lo apodaron el Confucio de su región.

Cuando era el gobernador de la jurisdicción de Jingzhou, vio el talento del erudito Wang Mi y lo ascendió al puesto de gobernador del Condado Changyi. (actual Condado Jinxiang de la Provincia Shandong)

Luego, cuando Yang pasó por el Condado Changyi, Wang fue a encontrarse con Yang y le ofreció diez medidas (alrededor de 2500 gramos) de plata para expresar su gratitud por la ayuda de Yang al ascenderlo al puesto.

Yang rechazó el regalo. Wang dijo, “Es muy tarde en la noche, y nadie sabrá sobre este asunto. Por favor acéptalo”.

Yang respondió, “El cielo sabe, la tierra sabe, usted sabe, y yo sé. ¿Cómo puedes decir que nadie sabrá?” Wang se marchó avergonzado.

La familia de Yang vivió como gente promedio, con una alimentación simple y un humilde estilo de vida. Cuando amigos y superiores quisieron dotar a su familia con propiedades, Yang se rehusó, diciendo, “Dejen que la gente reconozca que son descendientes de un funcionario limpio. Les dejo este legado; ¿no son lo suficientemente ricos?”.

Las cuatro generaciones subsiguientes de los descendientes de Yang tuvieron puestos importantes en el gobierno y estuvieron orgullosos de salvaguardar la moralidad de su ancestro.

TE RECOMENDAMOS