Con ácido, cal viva y heces entra grupo de 200 inmigrantes a Ceuta hiriendo 7 guardias españoles

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
22 de Agosto de 2018 Actualizado: 23 de Agosto de 2018

Inmigrantes africanos usaron ácido, cal, y bolas de heces agrediendo e hiriendo a los policías de la frontera de Ceuta que intentaban impedir su paso.

El grupo de unas 200 personas entraron usando la violencia contra los agentes para saltar el vallado fronterizo de Ceuta, en la parte que separa la ciudad autónoma de Marruecos por la zona de la Finca Berrocal.

“Al igual que sucedió en el último asalto, los inmigrantes han utilizado cizallas y mazos para cortar los mallazos de protección exterior e interior de la valla y, cuando los agentes de la Guardia Civil han intentado evitar el salto, han utilizado contra ellos piedras, palos, bolas de heces con cal viva, objetos punzantes de elaboración propia, lanzallamas caseros e incluso un tipo de ácido no identificado todavía, que arrojaron contra sus rostros”; informó la policía de acuerdo a Libertad Digital.

Siete agentes de la Benemérita fueron atendidos por la Cruz Roja de los alrededores del vallado, y uno de ellos fue trasladado al hospital de la ciudad autónoma.

Las siguientes imágenes muestran a los inmigrantes ilegales después de entrar a Ceuta:

No es la primera vez que usan cal viva para herir a los agentes y lograr la entrada a la fuerza. Pasaron por el mismo lugar donde lo hicieron otros 602 inmigrantes el 26 de julio. El incremento de la violencia está causando conmoción en la sociedad.

“Una vez en Ceuta, los subsaharianos en masa se dirigieron hacia el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), “que todavía sigue colapsado y con tiendas de campaña”, informó El Cofidencial.

Así celebraron su llegada según el reporte de Europa Press.

En las oficinas de CETI informaron de la llegada de 115 personas, y se esperan los restantes.

“Eran de un grupo que estaba escondido en el monte, huyendo de las batidas que hacía la policía marroquí. Han aprovechado la festividad del borrego debido a que el número de policías en marruecos era menor para poder saltar la valla”, explicó la policía a Libertad Digital.

La Guardia envió un saludo de solidaridad con los agentes heridos. “Un abrazo con nuestro deseo de pronta recuperación a los 7 guardias civiles heridos por quemaduras de ácido y cal cuando intentaban evitar un intento de entrada de personas a través del vallado del perímetro fronterizo de Ceuta”, escribió en su Twitter.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles, en cambio pidió al ministerio Interior que aumente el número de agentes, que permita el uso de material antidisturbios y arregle las cámaras de seguridad.

“Ante esta situación, y al igual que ya solicitara tras el asalto de finales de julio, la AUGC vuelve a reclamar que se permita el uso de medios para el control de masas, como escudos que puedan repeler los productos que arrojan contra ellos, y material antidisturbios que contenga estas entradas masivas. De lo contrario, desde AUGC nos tememos que esta escalada de violencia pueda llegar a poner incluso en peligro la vida de algún agente”, dice la asociación.

Un grupo de hombres aguarda afuera del Centro Temporal de Inmigrantes, luego de que más de 100 migrantes ingresaran al territorio español de Ceuta el 22 de agosto de 2018. – Los inmigrantes se dirigieron a Ceuta después de asaltar una valla de alambre de púas con Marruecos y atacar policías con cal viva cáustica, dijo un funcionario local. (JOAQUIN SANCHEZ/AFP/Getty Images)

El presidente del Partido Popular español, Pablo Casado. destacó en uno de sus mensajes en Twitter, que en los últimos meses “se ha triplicado la inmigración ilegal”.

“Exijo al Gobierno medidas inmediatas para reforzar nuestras fronteras y apoyar a la @guardiacivil frente a la inmigración irregular. Todo mi reconocimiento a los agentes que han sufrido otra violenta agresión en otro masivo salto a la valla”, escribió en una siguiente publicación.

El primer ministro español Pedro Sánchez, ante los hechos de Ceuta registrados hoy, respondió que está tratando el tema con los países de origen de los inmigrantes.

“El Gobierno trabaja por el diálogo y la cooperación con países de origen y tránsito y por una gestión común, eficiente y humanitaria de la migración”, escribió en su red social.

A continuación:

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal. Memorias de un esclavo del comunismo es el viaje de un hombre que busca revelar lo que cree que lo ha mantenido a él y a su pueblo como rehenes durante demasiado tiempo.

TE RECOMENDAMOS