Viajó a 55 países por más de 30 años y finalmente encontró lo que buscaba: un camino al corazón

Por La Gran Época
06 de Marzo de 2019 Actualizado: 24 de Junio de 2019

Una inquieta mujer quería conocer el mundo y dejó su país para recorrer lugares remotos en una búsqueda interior. Su viaje por el mundo duró varios años, hasta que encontró lo que tanto buscó a lo largo de su vida.

Ahora dedica su tiempo a difundir el regalo que la hizo mejorar y que cambió su existencia. Esta es su historia.

Christiane Teich nació en Alemania y su esposo es de la India, donde se radicó desde hace años.

En su búsqueda interior viajó por Europa, también a África, América y Asia. A través de sus viajes, experimentó diferentes prácticas espirituales, pero seguía sintiendo que había algo más por conocer.

En cada lugar que visitó, siempre ayudó a personas necesitadas, haciendo trabajo social como voluntaria. Inclusive cuando no tenía recursos, hacía todo lo posible por ayudar a otros.

Hasta que en un momento de su búsqueda, de regreso a la India, se encontró con una mujer que hacía unos ejercicios que llamaron su atención.

Eran los ejercicios de Falun Dafa, unos movimientos suaves y lentos que mejoran la vida de quienes buscan vivir siguiendo los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

Falun Dafa incluye una meditación y se practica libremente en plazas, parques y jardines. Fue presentada al público en la década de los 90 en China, y desde entonces se difundió rápidamente.

Chris viaja cada año a una región remota de la India en su misión de vida. (Crédito: La Gran Época)
Chris viaja cada año a una región remota de la India en su misión de vida. (Crédito: La Gran Época)

Fue en un sitio público de Ladakh, en las montañas de la India, donde Chris, como le dicen quienes la conocen, encontró lo que por décadas buscó en sus viajes por el mundo.

También consiguió en una tienda local el único ejemplar disponible del libro principal de la disciplina, Zhuan Falun, que contiene las enseñanzas de la disciplina de Falun Dafa.

Cuando Chris aprendió Falun Dafa, viajó a la ciudad de Ladakh cada verano para difundirla con carteles en sitios públicos.

Ladakh es un área remota en el Himalaya, en el extremo norte de la India. Cada verano, Chris y otros practicantes de Falun Dafa visitan la zona para dar a conocer a los habitantes y turistas los ejercicios y les informan acerca de la persecución. (Crédito: Minghui.org)
Ladakh es un área remota en el Himalaya, en el extremo norte de la India. Cada verano, Chris y otros practicantes de Falun Dafa visitan la zona para dar a conocer a los habitantes y turistas los ejercicios y les informan acerca de la persecución. (Crédito: Minghui.org)

Al conocer su entusiasmo, fue invitada por las escuelas locales para enseñar a los niños los ejercicios y principios de Falun Dafa.

Desde 2007 Chris visita Ladakh varios meses cada año para enseñar a los niños de las escuelas cómo hacer los ejercicios y seguir los principios de Verdad-Benevolencia y Tolerancia en su vida diaria.

En 2010, Chris demostró los ejercicios en otra escuela donde la disciplina de Falun Dafa fue muy bien recibida tanto por los estudiantes como por los directivos, profesores y personal de apoyo.

La mayoría de niños y maestros del área son ladakhis y tibetanos. Muchos provienen de familias nómadas con diferentes creencias. Algunos son budistas, otros musulmanes, otros más hindúes, también cristianos y sikhs, informa un reporte de Chris en el sitio Minghui.

En una de sus visitas a Ladakh, aunque el clima fue especialmente caluroso, los niños hicieron los cinco ejercicios de Falun Dafa. Las incomodidades que tenían por el intenso calor, a menudo desaparecían durante la meditación. Los niños meditaban en plena tranquilidad.

Los estudiantes de una escuela en una región remota de la India aprenden el segundo ejercicio de Falun Dafa. (Crédito: Mingui.org)
Los estudiantes de una escuela en una región remota de la India aprenden el segundo ejercicio de Falun Dafa. (Crédito: Minghui.org)

En muchas de las escuelas donde ella ha difundido la disciplina, a los niños les encanta cantar “Falun Dafa Hao” (Falun Dafa es Bueno), y algunos la cantan a sus familiares y amigos, indica el reporte.

En algunas escuelas colocan en los salones a la vista de los niños coloridas flores de loto de papel y calcomanías. Muchos maestros han dicho que así recodarían los niños la importancia de practicar Verdad, Benevolencia y Tolerancia en la escuela y en sus casas.

Los niños también miran con gran interés fotos y videos de la Banda de la Tierra Divina (de practicantes de Falun Dafa), como también videos que muestran a los practicantes haciendo los ejercicios.

Niñas de una escuela en una remota área de India aprenden la meditación de Falun Dafa.(Crédito: Minghui.org)
Niños de una escuela en una remota área de India conocen sobre Falun Dafa. (Crédito: Minghui.org)

El director de una escuela con dependencias en áreas remotas de Ladakh, decidió distribuir materiales informativos de Falun Dafa en aquellas alejadas escuelas, para que más gente pudiera conocer Dafa.

Los niños y adultos que han aprendido la disciplina dicen que les ayuda a estar más tranquilos y concentrados.

También le han dicho que su salud ha mejorado y que las relaciones con sus familiares son más armoniosas.

“Además de poder ver el impacto en los niños y los maestros, reconocí la maravillosa oportunidad de ir a otros pueblos y escuelas”, dijo Chris sobre las actividades de difusión en la zona.

Para ella, este peregrinación, que comenzó hace 30 años, se ha convertido en una misión. Una misión para enseñar los principios de Verdad-Benevolencia, Tolerancia en las escuelas remotas de la India.

Niños hacen el quinto ejercicio de Falun Dafa en regiones remotas de la India. )Crédito: Minghui.org)
Niños hacen el quinto ejercicio de Falun Dafa en regiones remotas de la India. (Crédito: Minghui.org)

Al mismo tiempo, Chris comenzó a exponer la persecución que sufren los practicantes de Falun Dafa en China, donde la disciplina tradicional está prohibida por el régimen comunista desde 1999.

Organiza puestos de información y distribuye folletos que informan los beneficios de la disciplina y los hechos de la persecución ilegal, que continúa hasta el día de hoy.

En una escuela tibetana local, el director y los maestros reciben regularmente los materiales de la disciplina y de la persecución que les lleva Chris, y están disponibles en la biblioteca de la escuela.

Año tras año, muchos niños han recibido folletos de Falun Dafa y de la persecución. “Han estado bien informados”, dice Chris.

En una ocasión, cuando regresó a Ladakh un poco más tarde de lo normal, se enteró cuánto la extrañaban. Chris recordó que a su llegada, la gente del lugar le preguntaba con lágrimas de alegría: “¿Dónde has estado? ¿Por qué no viniste?”.

Al salir de un evento budista en la región montañosa de la India, muchos asistentes se detienen en una presentación de información sobre la persecución a Falun Dafa en China. (Crédito: Minghui.org)
Al salir de un evento budista en la región montañosa de la India, muchos asistentes se detienen en una presentación sobre la persecución a Falun Dafa en China. (Crédito: Minghui.org)

Cada verano, Chris regresa a Ladakh. Antes de llegar, envía carteles y folletos a los residentes, quienes están felices de recibirlos y con entusiasmo ayudan a difundirlos entre sus conocidos.

Incluso en las regiones más remotas de la India, se difunde la información que envía Chris.

Hace poco, Chris envió más de 100 kilos de estos materiales a Ladakh. Como en cada viaje, este último verano presentó desafíos para Chris,

“El viaje fue todo un reto, porque tuve que mudarme once veces, y tenía que moverme con las muchas bolsas que contenían folletos sobre Falun Dafa y la persecución de la práctica en China, el calor era intenso y también hubo lluvias inesperadas”, relató a Minghui.

No obstante, siguió adelante con su misión: “A pesar de las esperadas e inesperadas tribulaciones, el viaje fue muy exitoso. Pude dar a conocer Falun Dafa en muchas más escuelas de las que había planeado originalmente”, añadió esta comprometida mujer.

Una monja budista saluda a Chris en un puesto de Falun Dafa durante una de sus visitas anuales a un pueblo remoto de la India. (Crédito: Minghui.org)
Una monja budista saluda a Chris en un puesto de Falun Dafa durante una de sus visitas anuales a un pueblo remoto de la India. (Crédito: Minghui.org)

“Cuando conocí estas personas, sentí una profunda conexión, como si estuviera visitando buenos amigos. El sentimiento a suele parecer mutuo”, asegura Chris.

Agregó que el director de una escuela le dio una carta que decía: “Esto es para expresar mi más profunda gratitud y mi más sincero agradecimiento a ustedes por compartir los cinco ejercicios de la práctica de Falun Dafa con el personal y los estudiantes de nuestra escuela”.

Otra directora escribió: “Le debemos mucho aprecio y admiración por su trabajo en la promoción de estos mensajes de paz y bienestar”.

Los tibetanos que llegaron exiliados a esta región de la India hace 60 años por la persecución del régimen comunista chino, se sienten muy identificados con la persecución a los practicantes de Falun Dafa en China, por lo que la directora agregó que están “en la misma línea de la persecución a los tibetanos en el Tíbet”.

Muchos niños huérfanos o separados de sus familias durante la ardua huida de su patria llevó a la creación de escuelas para los tibetanos en la India. En estas escuelas los niños tibetanos preservan su idioma y la cultura tibetana, y buscan poner en práctica el lema de sus escuelas: “otros antes que uno mismo”.

Otro director de escuela escribió en una carta de agradecimiento el mensaje que difunde Chris, haciéndole saber que el personal y los estudiantes “adoptan los principios de Falun Dafa de Verdad, Benevolencia y Tolerancia como nuestras normas éticas que nos guían”.

“Expresamos sinceramente nuestra solidaridad con los practicantes de Falun Dafa y oramos por el renacimiento y el florecimiento de su antigua práctica espiritual. Que la paz prevalezca en la Tierra. Le agradecemos profundamente”, decía la carta.

Niños de un pueblo remoto de la India practican el quinto ejercicio de Falun Dafa: la meditación. (Crédito: Falun Dafa)
Niños de un pueblo remoto de la India practican el quinto ejercicio de Falun Dafa: la meditación. (Crédito: Minghui.org)

El agradecimiento de otro director dice: “Estos ejercicios para el cuerpo y la mente que ustedes demostraron hoy ciertamente ayudarán a largo plazo a promover una sociedad mejor y un mundo más armonioso, ya que los estudiantes son la semilla y nuestro futuro depende únicamente de cómo los criemos y qué valores les enseñemos”.

Y agregó: “También me gustaría expresarle mi gratitud por oponerse a la persecución de un pueblo inocente por parte del gobierno comunista chino. Aprecio la valiosa lección que transmitió a los estudiantes de que debemos ser racionales y hacer una distinción entre lo qué es bueno y lo qué es malo”.

La directora de otra escuela escribió: “Este es definitivamente un servicio puro e incondicional a la humanidad. Aprecio su amable servicio por una buena causa para la humanidad”.

El viaje que Chris que comenzó hace más de 30 años con 55 países visitas, ha culminado en una duradera misión para difundir las enseñanzas de Verdad, Benevolencia y Tolerancia a niños y adultos en las escuelas y entre la población remota de la India.

Todos los que la conocen están muy agradecidos por recibir la belleza y beneficios de Dafa, y a su vez Chris está agradecida por haber encontrado las respuestas a su búsqueda interior, en sus palabras, “un camino hacia el corazón”.

¿Quieres saber más sobre Falun Dafa? 

Nota del editor:

Falun Dafa (también conocido como Falun Gong) es un sistema de meditación de mejora personal basado en los principios universales de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. Fue presentado al público por el Sr. Li Hongzhi en 1992 en China. Actualmente es practicado por más de 100 millones de personas en 114 países. Pero este pacífico sistema de meditación está siendo brutalmente perseguido en China desde 1999. Para obtener más información, visita: falundafa.org y faluninfo.net.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS