La ‘joya’ brasileña Vinicius Júnior con solo 18 años entra en el Real Madrid

Por EFE – La Gran Época
20 de Julio de 2018 Actualizado: 20 de Julio de 2018

El delantero brasileño Vinicius Junior, que fue presentado este viernes en el estadio Santiago Bernabéu como nuevo futbolista del Real Madrid, aseguró que espera mostrar al entrenador, Julen Lopetegui, que está “listo para jugar.

“Enseñaré al entrenador y a mis compañeros que estoy listo para jugar. Trataré de asimilar los aspectos tácticos lo más rápidamente posible. Sé que la adaptación no va a ser fácil pero estoy listo para hacer todo lo necesario”, dijo Vinicius, de 18 años, en el acto en el que estuvo acompañado por su familia, por el presidente Florentino Pérez y por el exfutbolista Ronaldo Nazario, entre otros.

Vinicius, que llega procedente del Flamengo de su país natal, durante el discurso pronunciado en el palco de honor del Bernabéu, agradeció por la oportunidad que se le ha dado de vestir la camiseta blanca: “Esta es la oportunidad más grande que un jugador de fútbol puede tener. Me voy a sacrificar mucho para demostrar que merezco esta oportunidad”.

“El sacrificio no es algo nuevo en mi vida, vengo de una familia muy sencilla de la cual estoy muy orgulloso por todo lo que ha hecho por mí y por los valores que me ha trasmitido. Ahora tengo el honor de llegar a la cima del mundo del fútbol que es el Real Madrid con solamente dieciocho años”, comentó.

Vinicius Junior estuvo acompañado por Ronaldo Nazario en el importante día de su presentación. El joven que acaba de cumplir 18 años fue comprado por el Madrid cuando aún tenía 17. Pagó 45 millones de euros al Flamengo. El exjugador del Real Madrid ejerció de padrino durante la presentación de Vinicius, según As.com.

El delantero afirmó que pudo “escoger entre varios de los equipos más grandes del mundo” y eligió “el mejor de todos”. “Espero estar aquí muchos y muchos años. Somos el Real Madrid y siempre queremos más”, añadió antes de saltar al verde con una camiseta con su nombre, pero sin dorsal.

En la grada le esperaban unos tres mil quinientos aficionados de todas las edades, quienes lo recibieron entre aplausos nada más asomar por el túnel de vestuarios para posar ante los medios gráficos junto a un cartel que decía ‘bienvenido’.

Ya con el balón en los pies, el delantero realizó algunos toques y filigranas ante el beneplácito de los seguidores. Posteriormente les lanzó algunos balones y besó el escudo del club en varias ocasiones antes de inmortalizarse haciéndose fotos junto a sus allegados sobre el mismo césped.

TE RECOMENDAMOS