Los colores inspiradores de Shen Yun Performing Arts

Los colores inspiradores de Shen Yun Performing Arts

Danza de las Dai, Shen Yun. (Courtesía de Shen Yun Performing Arts)

11 de Enero de 2016

Todo comenzó con el Amarillo. El Río de la Meseta Amarilla es considerado como la cuna de la nación china y se dice que la cultura china comenzó con el Emperador Amarillo (Huang Di), quien reinó entre los años 2698 – 2598 a. C. Al final de la vida del emperador, se dice que apareció un dragón amarillo que lo llevó hasta el cielo.

El color siempre ha tenido un rol fundamental en China. A través de milenios el pueblo chino ha creído que su cultura fue conferida divinamente. Han creído que los cinco elementos de agua, fuego, madera, metal y tierra, crearon todas las cosas en la naturaleza, incluyendo el color, por lo tanto el color es inseparable de las leyes celestiales.

El color era rico en simbolismos y usado sabiamente. El filósofo Confucio aplicó el color negro, rojo, cyan, blanco y amarillo a los valores tradicionales de benevolencia, rectitud, rito, sabiduría y confianza. Basados en los cinco elementos de la teoría Ying Yang, los emperadores escogieron entre estos colores simbólicos para sus respectivos reinos. La elección de los colores radicaba en los elementos, la estación y en sus significados simbólicos.

Este fue el caso hasta que el régimen comunista tomó el poder y trabajó para reemplazar esas creencias por el ateísmo, la lucha de clases y la destrucción de los valores antiguos.

El rojo, color del elemento fuego, era utilizado con moderación como un punto de pintura para representar el ojo del dragón. Ahora, China está inundada de rojo con la exclusión de todos los demás colores.

Reviviendo el color

Las faldas de azul profundo se convierten en un brillante cielo de medianoche cuando las bailarinas en esos vestuarios rememoran los giros y vueltas del fénix celestial. Con rápidos pasos de una danza popular de celebración del noreste de China, las corrientes de celadón, oro y naranja son lanzadas al aire por las artistas.

Los telones digitales recrean paisajes míticos y terrestres en todo su esplendor. Cuando los bailarines llenan el escenario, súbitamente cobran vida los templos sagrados, palacios imperiales, íntimos jardines chinos o escenas celestiales.

Los colores están vivos en el escenario de Shen Yun Performing Arts, que acaba de dar comienzo a su temporada 2016 y que está a la vanguardia del renacimiento de la verdadera cultura china a través de la danza y la música clásicas.

Desde que la compañía con sede en Nueva York comenzó sus actuaciones en 2006, los artistas y diseñadores de moda entre la audiencia, se han fascinado por el efecto único logrado al combinar la danza clásica china con un colorido vestuario, diseñado en contraste con los vívidos telones de fondo. La audiencia del mundo ha notado los elementos artísticos únicos y poderosos que combinan una experiencia que abarca todo.

Por ejemplo, no es algo cotidiano representar con verde vívido y magenta brillante un efecto de elegancia. Cuando los diseñadores de moda ven Shen Yun, comienza a girar su rueda de inspiración.

Iliana Yepez, ex modelo y diseñadora de accesorios, vio Shen Yun Performing Arts en el Teatro David H. Koch del Lincoln Center en enero de 2014, en un momento cuando preparaba los diseños para la Semana de la Moda Mercedes Benz Nueva York.

“Esos colores te dan vida. Después de ver el espectáculo, tal vez debería cambiar la paleta de colores”, comentó entonces. Las celebridades usan sus carteras que también han sido publicadas en revistas como Vogue, WWD, InStyle y Glamour, entre otras. Su colección actual presenta colores vivos tales como azafrán, esmeralda, mandarina, verde azulado y carmesí, entre colores más apagados.

Azzurra Itri, italiana, diseñadora de moda y dueña de OneSoul, vio un espectáculo en Milán. “[Shen Yun] siempre es una gran fuente de inspiración”, comentó, porque el vestuario tradicional chino mostraba la “habilidad de mezclar los colores y la fluidez de los trajes de una manera realmente innovadora para nosotros los occidentales”.

Era la segunda vez que la señorita Itri veía Shen Yun. Habiéndolo visto una vez antes, sus expectativas eran muy altas. Pero cada temporada Shen Yun presenta todo un espectáculo nuevo, lo que significa 400 nuevas piezas de vestuario; la señorita Itri argumentó que el resultado fue extraordinario. A través de la danza clásica china, el color y el movimiento ha creado “un efecto verdaderamente mágico”, agregó ella.

La aclamada diseñadora Norma Kamali, quien ella misma diseña para  danzas, señaló “He visto aquí el mejor ejemplo sobre cómo la tela, la ropa y las mangas pueden realzar el movimiento y contar la historia”.

Babbie Lovett, modelo y productora de espectáculos de moda, destacó que Shen Yun es la producción más estética que ha visto. Al ver Shen Yun en el Lincoln Center, comentó “No creo haber visto una producción más bella”. Los artistas dejan las actuaciones alabando la calidad y la singularidad de la actuación, expresando cuán inspirados y animados se sienten.

A través de los tiempos, por toda China

Donna Karan, jefa de diseño de DKNY y fundadora de la iniciativa de caridad Urban Zen, asistió a Shen Yun en 2011 y patrocinó la recepción VIP después de la actuación de la noche de apertura en el Teatro David H. Koch Theater del Lincoln Center, en Nueva York el 23 de junio.

“Lo que me encantó del espectáculo fue su autenticidad. Me transportó por muchos aspectos de China”, dijo Donna Karan, haciendo eco de un sentimiento que muchas personas de la audiencia han experimentado después de ver actuaciones de Shen Yun.

Un famoso dicho chino dice, “Cada dinastía tiene su propia corte”. Se refiere al hecho de que cada dinastía trajo consigo nuevas expresiones artísticas, entre ellas el estilo del vestuario, arquitectura, artesanía e innovaciones técnicas.

El sitio web de la compañía nos recuerda que la gente de la antigüedad creía que, durante diferentes períodos, los inmortales de paraísos celestiales se reencarnaron como humanos en la Tierra.

Uno de estos dones divinos era el atuendo celestial, representado en muchas pinturas de hadas celestiales, Budas, Bodhisattvas, Daos y otras deidades en sus respectivas vestimentas.

Las damas de la dinastía Tang se representan con faldas doradas y mangas anchas y amplias. Las princesas de Manchuria, de la dinastía Qing, llevaban tocados elaborados y zapatos altos estilo “maceta” en una danza real, sin embargo juguetona.

Los vestuarios de escena han sido adaptados para la danza, pero su estilo mantiene elementos y colores tradicionales.

Shen Yun también rinde homenaje en la danza y en el vestuario a algunas de las minorías étnicas de China, las que suman más de 50. Por ejemplo, los bailes de Mongolia de Shen Yun han exhibido el vestuario y tocados que son una fuente de orgullo en los armarios de las mujeres de Mongolia.

El Miao o Hmong, es el quinto mayor grupo étnico de China y uno de los más antiguos. Una característica prominente en las danzas étnicas Hmong, son los trajes bordados en tonos similares a joyas y la elaborada y característica joyería de plata.

Al realizar una danza Miao, el fuerte sentido del ritmo aumenta a medida que los bailarines se mueven para acompañar los toques de tambor y la abundancia de las joyas maximiza el tintineo que produce.

“Tendrá una influencia en mi próxima colección. Es tan sorprendente. El flujo y la combinación de los colores, la audacia de juntar ciertos colores, es simplemente increíble “, elaboró  Cristiane Belmonte, diseñadora de moda que vio la actuación en Milán.

“Las combinaciones no son comunes hoy en día”, señaló María Molduras, diseñadora de moda, después de ver una actuación en Toronto en 2013. “Hay contraste en los colores… los movimientos eran tan hermoso con los bailarines y la música armonizando en conjunto. Es muy elegante”.

Michael Silvia, fundador de THE SILVIA & GROUP, dijo que los colores “son tan sorprendentes y hermosos, es como si tu ojo se expandiera en términos de lo que una paleta de color pueda ser”.

Si bien las influencias de estos trajes son antiguas y variadas, para los artistas y diseñadores de hoy en día el atractivo es fresco y universal. Cada temporada Shen Yun presenta un guardarropa nuevo de 400 piezas, meticulosamente diseñado y cuidadosamente elaborado, con una nueva  fuente de colores, que también es fuente de inspiración para que la audiencia aproveche. Algunos han comentado que estos colores han comenzado a llegar a las pasarelas y, tal vez lo próximo sea que lleguen a las vidrieras en la Quinta Avenida.

Durante la temporada 2016, Shen Yun visitará más de 100 ciudades del mundo entero.

Para obtener más información acerca de Shen Yun, visite ShenYunPerformingArts.org.