Los padres de Julen, el niño que cayó a un pozo en Málaga, perdieron un hijo hace 1 año atrás

Por Jesús de León – La Gran Época
14 de Enero de 2019 Actualizado: 14 de Enero de 2019

Los padres de Julen, el menor que cayó ayer en un pozo en Totalán, Málaga, ya perdieron un hijo, el mayor de los dos, a finales de 2017.

José y Victoria, los padres del niño que ayer cayó en un pozo en Málaga, hace unos años perdieron a otro hijo.

Su hijo mayor, Oliver, murió a finales de 2017 de un infarto. Entonces, Julen acababa de nacer.

Según informaron al medio SUR diferentes vecinos y amigos cercanos de la familia, el menor -de tres años de edad- sufrió un infarto mientras paseaba por la playa de El Palo, barrio en el que residen.

“El episodio fue muy sonado en el pasaje de la zona conocida como las Protegidas y, según relatan, afectó gravemente a la madre”.

Ahora, la desgracia regresa a esa familia.

Julen es uno de los niños más pequeños del barrio: «Juega con todos y le queremos mucho, es amigo de todos los niños», relató entre lágrimas una íntima amiga de la madre y la abuela, que vive en la misma calle.

En este momento un equipo de 100 personas trabaja desde hace casi 24 horas para rescatar a Julen, de 2 años, que cayó a una prospección de agua de 100 metros de profundidad y 25 centímetros de ancho en el campo de Totalán, Málaga, a donde habían ido a pasar el día en una finca familiar.

Se piensa que la profundidad del pozo es de entre 100 y 110 metros, aunque no lo saben con seguridad.

Tras introducir en varias ocasiones unas pequeñas cámaras en el pozo, el equipo de rescate tocó anoche tierra a 73 metros. “No sabemos dónde está la base porque aún no hemos llegado”, informaron fuentes de la Guardia Civil, según El País.

La estrechez del pozo impide que por él bajen los rescatistas.

La Guardia Civil trabaja en 3 alternativas para rescatar al pequeño.

El portavoz de la Guardia Civil en Málaga, Bernardo Moltó, explicó las 3 opciones con las que el operativo de rescate va a trabajar para encontrar al niño de dos años. El menor cayó accidentalmente ayer domingo en un pozo de más de 100 metros de profundidad situado en la localidad malagueña de Totalán, concretamente, en el dolmen del Cerro de la Corona de Málaga, según La Vanguardia.

Moltó indicó que se seguirá extrayendo la tierra que se ha encontrado en la cavidad a 73 metros de profundidad, pero utilizando un sistema más especializado, para lo que se utilizarán vehículos. También se contempla hacer un segundo pozo paralelo, para lo que antes es preciso entubar el primero “para protegerlo”; y, por último, probar a hacer una excavación a cielo abierto desde el lateral de la montaña hasta el lugar donde está el menor.

Mira a continuación:

Anciano camina 2000 kilómetros y usa 9 pares de zapatos para entregar este poderoso mensaje

TE RECOMENDAMOS