Qué se siente tocar corno francés junto con instrumentos chinos

Qué se siente tocar corno francés junto con instrumentos chinos

A través de los principios verdad, compasión y tolerancia, el intérprete de corno francés Georgi Boev encontró un nuevo gusto por la música. (Samira Bouaou/La Gran Época)

12 de Enero de 2016

Georgi Boev, concertista en corno francés, estaba acostumbrado a ser el sonido más llamativo del foso de la orquesta. Eso fue hasta que se unió a la Orquesta Sinfónica de Shen Yun y oyó el “suona”.

El suona es un poderoso instrumento de viento y madera, con un sonido similar al graznido de un pájaro. Puede imitar el habla humana, la risa y varios ruidos de animales; por lo general se toca para expresar un momento festivo o cómico. También es muy, muy fuerte.

“Simplemente sigo al suona. No puedo hacer nada al respecto”, dice Boev afablemente.

Desde que se unió a la Orquesta Shen Yun en 2013, Boev ha disfrutado experiencias musicales innovadoras, tales como escuchar el sonido triunfante del corno armonizado con elegantes melodías chinas.

“Nunca  hay  un momento aburrido”, dijo.

La Orquesta Shen Yun es la orquesta en vivo que acompaña a Shen Yun Performing Arts, una compañía de danza clásica con sede en Nueva York, que se presenta en los mejores escenarios como el Kennedy Center de Washington y el London Coliseum.

Su orquesta es diferente a cualquier otra, ya que comprende tanto instrumentos orientales como occidentales.

Cuando el esplendor occidental se encuentra con la elegancia oriental

A medida que los instrumentos occidentales, tales como los timbales, trompeta y violín, ofrecen la armonía y el esplendor de una orquesta sinfónica tradicional, los instrumentos orientales tocan melodías exquisitamente chinas.

La “pipa” es un instrumento de cuerda pulsado, conocido también como el laúd chino, es uno de los instrumentos chinos que toca solos melódicos en Shen Yun Orquesta.

Según las creencias tradicionales chinas, las dimensiones de la pipa deben reflejar la estructura del universo. El cuerpo del instrumento, que es de 1 metro y 7 centímetros, representa la triada del cielo, tierra y humanos y los cinco elementos de metal, madera, agua, tierra y fuego. Sus cuatro cuerdas simbolizan las estaciones.

Al ser tocado el “qing” (también conocido como un tazón carillón) se crea un sonido de timbre sagrado que reverbera por todo del teatro.

El “erhu”, a veces también llamado el violín chino, toca melodías impresionantemente elegantes cuando es armonizado con un oboe.

La combinación de tales instrumentos occidentales y orientales, crea un sonido único que es tanto majestuoso como delicado a la vez.

Boev dice, “Nunca ha sido hecho antes, por lo tanto el teatro siempre está lleno.

Encontró su pasión por la música y la vida

Boev dice que antes de unirse a Shen Yun, en realidad él nunca trabajó duro, porque nunca tuvo que hacerlo. Siempre se inclinó por la música.

Recibió una beca completa para estudiar licenciatura en actuación como solista en el Royal Northern College of Music de Manchester, Inglaterra, y becas adicionales para su maestría en interpretación orquestal, en el mismo conservatorio.

Boev ha actuado con orquestas como Northern Ballet en Leeds, la Filarmónica de la BBC y la Orquesta Hallé de Manchester. Incluso cofundó Northern Brass, un galardonado quinteto de bronce.

Pero no era realmente feliz, ni tampoco amaba la música. “La música era algo que yo hacía bien y pagaba las cuentas”, comentó.

No fue sino hasta que se convirtió en un practicante de Falun Dafa, que encontró su pasión por el cuerno, dijo.

Falun Dafa es una práctica de meditación espiritual basada en la verdad, la compasión y la tolerancia.

Al aplicar estos principios en su vida diaria, ha sentido inspiración para soportar largas horas de práctica para alcanzar su máximo potencial musical.

También dijo que Falun Dafa le ha enseñado a ser menos egoísta, lo que a su vez lo convierte en un mejor intérprete.

“Yo solía estar muy orgulloso por ser el más fuerte, sin importar si tocaba bien o no. Me gustó el poder”, dijo y agregó que era egoísta y no era  considerado con la armonía de la orquesta o del conjunto.

Desde que comenzó a cultivar verdad, benevolencia y tolerancia en su vida, ha dejado de competir con sus colegas. “Ahora que no estoy centrado en competir, puedo concentrarme en la música… Esto me ha dado un nuevo sentido de vida. Me siento más feliz”.

Durante la temporada 2016, Shen Yun se presentará en más de 100 ciudades de todo el mundo. Para obtener más información acerca de Shen Yun, visite ShenYunPerformingArts.org.